menu
search
Economía dólar | dólar blue | mercado

El dólar blue superó los $380 y es récord: 5 claves para entender por qué sube el billete

El billete que se vende en el mercado paralelo pegó un salto de $35 en lo que va de enero y arrancó el año con una renovada tendencia alcista, anotando nuevos máximos históricos. La marcha del dólar será una variable clave para el rumbo económico. ¿Por qué sube de precio?

El dólar blue consolida su tendencia alcista en el comienzo del 2023. Con un salto de $5, superó por primera vez la barrera de los $380 y cerró el martes en $381 para la venta, marcando un nuevo récord histórico en su cotización. ¿Cuáles son los factores que impulsan al billete?

Con una disparada de $35 en lo que va del mes de enero, el dólar informal borró la estabilidad de las últimas semanas del 2022 y ya se vende arriba de los $380 anotando nuevos máximos nominales.

La evolución de la divisa será clave para la economía en un año electoral, que históricamente suelen coincidir con períodos de tensión cambiaria en la plaza marginal. A esto se suma la estacionalidad de un enero dónde también están acudiendo quienes necesitan cambiar sus pesos por moneda extranjera para emprender viajes. Por eso, los operadores prevén que se mantenga la tendencia por coberturas de inversores en las primeras semanas del 2023. Algo que también se observó en los segmentos formales.

En el mercado minorista, de acuerdo con los valores informados por el Central -en base a un promedio de lo exhibido en los bancos-, el billete concluyó el día en $183,511 comprador y $192,083 vendedor.

Si a ese valor se le agrega la carga impositiva del 30% del impuesto Pais, más el 35% a cuenta de Ganancias, cada ahorrista debe desembolsar $316,94 por cada dólar.

En tanto, el dólar turista (para viajes y gastos en el exterior menores a US$ 300 por mes), que cuenta con un recargo impositivo del 75%, (45% a cuenta del Impuesto a las Ganancias), se ofrece a $336,14 y el nuevo dólar Qatar -para gastos fuera del país superiores a los US$ 300 mensuales- opera a $384,16 posicionándose cómo el más caro entre todas las cotizaciones.

En el mercado mayorista, la divisa norteamericana subió a $184,69 y acumuló un salto de 32 centavos, por arriba del lunes.

Según estimaron fuentes privadas del mercado, el Banco Central (BCRA) terminó la jornada con compras netas por US$ 2 millones en su intervención diaria y superan los US$ 84 millones en enero.

Con esto, la brecha cambiaria respecto del dólar mayorista se posiciona en 106% y profundiza las distorsiones sobre el resto de los precios de la economía.

dólar atado grande 2.jpg
Durante el 2022, la divisa libre acumuló una suba de $138 o un 66,3% anual, quedando casi 30 puntos por debajo de la inflación del año pasado.

Durante el 2022, la divisa libre acumuló una suba de $138 o un 66,3% anual, quedando casi 30 puntos por debajo de la inflación del año pasado.

En un contexto en dónde se reactivaron las expectativas de devaluación, el dólar blue se torna una variable clave para seguir en el mercado.

Esta velocidad hace que algunos que querían vender, esperen para ofrecerlo más caro, ( recortando oferta) y otros que no estaban apurados, dicen salgamos a comprar ahora porque está subiendo demasiado, ( aumentando la demanda).

Por su parte, las cotizaciones financieras acusaron recibo y operaron mixtos, junto con la suba del dólar paralelo.

El dólar Bolsa o MEP, subió +0,5% y cotizó en $353,85, con lo que la brecha con el oficial mayorista se ubicó en el 91,6%.

El dólar "contado con liqui" (CCL) cayó -0,9% a $360, una diferencia de 95% frente al oficial mayorista.

Dólar en la mira: ¿por qué se disparó la divisa?

dólar 384 grande.jpg
¿Por qué sube el dólar blue?: las claves para entender el fenómeno.

¿Por qué sube el dólar blue?: las claves para entender el fenómeno.

Según los expertos, son cinco las variables que metieron presión en las últimas semanas a los distintos tipos de cambio que existen en el mercado:

1) La inflación local que no cede y la cobertura electoral. El 2022 terminó con uno de los niveles de inflación más altos de los últimos 30 años, quedando muy cerca del 100% y dejó un arrastre muy negativo para el 2023, que le pone presión al billete.

Parte de los pesos se están yendo al dólar como cobertura ante la incertidumbre en un año electoral y esto impactó en las cotizaciones que estamos viendo.

2) Mayor demanda de dólares para turismo en el exterior. Tras los últimos recargos para gastos con tarjeta, esta cotización se encuentra por encima de la de los paralelos ($ 384), por lo que muchos argentinos que están por viajar al exterior, prefieren comprar la divisa en el mercado informal.

3) Una pausa al “carry trade”. Con el desarme de posiciones desde las inversiones en pesos atadas a la deuda CER, que ponen presión a las cotizaciones financieras y un Banco Central que por ahora decidió no subir las tasas de interés para los rendimientos de plazo fijo.

4) El flojo desempeño del Banco Central. En la compra de divisas para fortalecer las reservas y el menor ingreso estimado de exportaciones del agro por el impacto de la sequía.

Aún con el precio de las materias primas récords, el Central tuvo muchos problemas para acumular reservas en los últimos meses, que le hubiese dado mayor poder de fuego para sostener las cotizaciones.

5) La expectativa de un dólar más fuerte en el mundo. Producto de la suba de tasas en Estados Unidos.

Todo esto genera una presión muy fuerte sobre el dólar y que se traslada a las distintas cotizaciones, en un mercado donde la oferta no abunda.

Con final abierto, la pelota ahora está del lado del equipo económico que deberá demostrar si cuenta con margen de acción para frenar la escalada del billete, que se encamina a transitar un verano caliente.