menu
search
Desde el sofá | Desde el sofá | Robin William |

"Desde el sofá" recomienda cinco películas espectaculares de Robin William

Desde el sofá te trae un análisis exhaustivo de películas y series. El podcast te invita a que te sumerjas en el mundo de las series y películas desde la comodidad de tu hogar, o donde te encuentres. Es un camino de ida, están advertidos. ¡A disfrutar!

La primera película es "La sociedad de los poetas muertos"

Dead Poets Society (1989) La Sociedad de los Poetas Muertos - Trailer HD -

Cuando esperan la presentación del nuevo profesor, este les pide que salgan del salón y en el pasillo les cita un poema que Walt Whitman le dedicó al presidente Abraham Lincoln: Oh capitán, mi capitán. De repente, les señala una orla de la primera generación de estudiantes del colegio y les dice que ellos no entendieron el concepto del carpe diem y que ahora, desde el más allá, piden a los nuevos estudiantes que no pierdan lo que no podrán volver a recuperar: el tiempo. En clase, el profesor les pide que observen el gráfico de coordenadas que la introducción del libro utiliza para definir la poesía, y él lo califica como «basura» y les dice que arranquen esa página, pues su concepción de poesía es que no tiene estructura, ni normas. Solo crea y piensa en algo, dale el énfasis que necesitas y rompe esquemas.

Con esta presentación, los cuatro amigos se interesan por saber quién es su extraño profesor y descubren, mediante el anuario de su promoción, que formó parte de la sociedad de los poetas muertos. Cuando le preguntan directamente en el patio del colegio, él les explica que el grupo se reunía en la cueva a la que llamaban India y escribían poesía, pensaban libremente y expresaban sus emociones a través de «una verborrea que fluía como la savia de un árbol herido». Los chicos deciden crear un nuevo Club de los poetas muertos y, encabezados por Neil Perry, una noche se escapan a la cueva y comienzan un ritual: el que se ve reflejado en que la cueva está libre de los prejuicios de la sociedad y no hay nadie que pueda oprimirlos. Les empieza a gustar la poesía y continúan reuniéndose en la cueva. Neil Perry (Robert Sean Leonard), que siempre ha querido ser actor y siempre ha permanecido bajo el yugo de su padre, pero a sus espaldas consigue el rol de protagonista en una obra de Shakespeare. Todd Anderson (Ethan Hawke) consigue perder la timidez con la poesía. Knox Overstreet (Josh Charles) se declarará a una joven sin importarle lo que pudiera suceder. Y Charles Dalton (Gale Hansen) invita a dos chicas a la cueva y firma un artículo «rebelde» en la revista de la academia planteando la entrada de mujeres en el colegio con «el club de los poetas muertos». Después de todo ello, surge su seudónimo: Nuwanda.

Pero Neil no se anima a hablar con su padre, en lugar de ello, miente al profesor diciendo que su padre parece aceptar que protagonice El sueño de una noche de verano y que aproveche la oportunidad de ser actor. Pero, cuando llega el día del estreno, su padre aparece en el teatro y después de la obra no solo no lo felicita sino que además le dice que va a sacarlo de la academia y lo enviará a una institución militar para que luego estudie medicina y que recién entonces podrá elegir sobre su destino. Por ello, decide colocar en la ventana la corona que había utilizado en la obra de teatro y se suicida con el revólver de su padre. Tras la muerte del joven todos sus compañeros menos uno culpan a su padre, pero la institución decide inculpar al profesor «rebelde» de literatura John Keating (Robin Williams). Cuando el profesor se marcha, más de la mitad de sus alumnos se suben encima de sus bancos y le dicen "Oh capitán, mi capitán". Conmovido, el profesor responde con un «gracias, chicos, gracias».

La segunda película es "Jumanji"

Jumanji (1995) - Trailer en español HD

La película empieza en 1869, cuando dos chicos entierran un cofre cerca de Keene, Nueva Hampshire, preocupados de deshacerse de su contenido y de que este nunca sea hallado por nadie, pero si alguien lo encuentra le piden a Dios que se apiade de su alma.

Un siglo después, en 1969, un niño de 12 años, Alan Parrish (Adam Hann-Byrd), huye de un grupo de chicos y entra en la fábrica de calzados de su padre, Sam Parrish y se encuentra con su amigo Carl Bentley, un empleado de su padre quien le muestra un nuevo diseño de zapato deportivo suyo. Alan daña accidentalmente una máquina con el prototipo de zapatilla de deporte que Carl esperaba presentar a Sam. Cuando Carl descubre lo sucedido se echa la culpa y hace que el Sr. Parrish lo despida.

Fuera de la fábrica, Alan se encuentra con la pandilla de chicos que lo seguía, los cuales lo golpean y le roban su bicicleta. Alan empieza a escuchar sonidos de tambores tribales en una obra de construcción cercana y encuentra el cofre enterrado, que contiene un juego de mesa, que en realidad es mágico, llamado Jumanji.

Esa misma noche, Alan se encuentra cenando en su casa y tiene una discusión con su padre por quererlo enviar a una escuela de internos y decide huir. Cuando Alan trata de escapar se encuentra con su amiga Sarah que le devuelve la bicicleta que le habían robado, sin embargo Sarah también escucha los tambores del juego y Alan se lo enseña, luego de leer las instrucciones del mismo Alan y la invita a jugar una partida, pero Sarah se niega porque le dejaron de interesar los juegos de mesa y antes de irse Sarah tira los dados sobre el juego, lo que ocasiona que el mismo juego crea que ella tiró los dados y es cuando aparece un mensaje siniestro en la bola de cristal en el centro del tablero del juego. Sarah empieza a tener miedo y le dice a Alan que lo guarde pero en ese momento Alan tira accidentalmente los dados sobre el juego y aparece otro mensaje, que le dice: «En la jungla esperarás hasta que los dados digan 5 u 8», y de repente es absorbido por el juego y Sarah es perseguida hasta la calle por unos murciélagos que salen de la chimenea por el juego.

26 años después en 1995, 2 chicos huérfanos, Judy de 13 años y Peter, de 12 años (Kirsten Dunst y Bradley Pierce), se mudan con su tía Nora a la casa vacante de los Parrish (que ha estado abandonada por 26 años) después de perder a sus padres en un accidente de auto en las Montañas Rocosas Canadienses. Luego de un tiempo Judy y Peter oyen los sonidos de los tambores de Jumanji y encuentran el juego en el ático. Al tirar los dados la casa es atacada por mosquitos y monos que destruyen su cocina dándose cuenta que salieron del juego, al principio no quieren seguir jugando pero tras leer las indicaciones del juego descubren que cada tirada de dados trae consigo una catástrofe sin embargo si uno de ellos llega al final y dice la palabra "Jumanji" el juego se termina y todas las consecuencias causadas por este habrán desaparecido por lo que deciden continuar hasta finalizar el juego.

Luego de esto Peter tira en los dados un 5, lo que termina liberando a Alan, quien ahora es adulto de 38 años (Robin Williams) y a un león. Al salir, Alan les da las gracias por haber tirado el 5 y haberlo liberado sin embargo descubre que todos los años que estuvo atrapado en el juego muchos lo habían dado por muerto y sale a la fábrica de zapatos de su padre a buscarlo y encuentra la fábrica en la ruina total debido a que su padre había gastado toda su fortuna en buscarlo incansablemente todos los años que estuvo desaparecido y sus padres habían muerto.

Alan regresa a la casa y al principio no quiere seguir jugando pero después cuando Judy y Peter quieren seguir solos Alan les dice que no imaginan los peligros que saldrán del juego y pondrán en riesgo sus vidas y lo convencen de continuar la partida. Judy tira los dados pero tras ver que su figura no avanza, Alan se da cuenta que están jugando el juego que él empezó en 1969 y recuerda que es el turno de Sarah Whittle (Bonnie Hunt) quien inició la partida con él, veintiséis años atrás y los tres van a buscarla a su casa y la encuentran. Sarah al comienzo tampoco quiere jugar por miedo a ser absorbida como ocurrió con Alan la última vez, luego que Alan la engaña para que tire los dados por primera vez en 26 años, la convencen de continuar afirmando que nadie dejará de jugar pase lo que pase.

Conforme avanza el juego, las sucesivas tiradas de dados van originando distintas catástrofes: entre ellas la ciudad es atacada por mosquitos venenosos, estampida de animales y monos muy traviesos. También Alan es perseguido por el malvado cazador Van Pelt (Jonathan Hyde), un hombre que quiere su cuerpo muerto porque él apareció en su turno. Peter fue convertido en un mono por hacer trampa en el juego por tratar de forzar los dados a sacar 12 ya que es lo que se necesitaba para ganar. Paralelamente todos los sucesos causados por cada jugada generan caos por toda la ciudad. Alan también se reencuentra con Carl Bentley (que ahora es un policía) y le revela que fue despedido injustamente por su padre por lo sucedido en 1969 y también nace un enamoramiento entre Sarah y Alan.

Al final, Alan aprende su lección de que cuando él fue un niño tenía miedo de sus acciones; pero ahora ya no lo tiene. Él llega al final del juego al sacar un 3 con los dados, y Jumanji los envía al momento antes de empezarlo (en 1969) donde Alan y Sarah vuelven a ser niños. En ese momento aparece su padre, Alan lo abraza feliz de verlo nuevamente y le dice la verdad lo ocurrido en la fábrica con Carl Bentley. Alan recuerda a Judy y Peter pero él y Sarah se dan cuenta que están en 1969 y ellos no han nacido en ese año. Ambos encadenan el juego a unos ladrillos y lo lanzan al río.

Veintiséis años después, todo cambió y en plena celebración de Navidad, Alan y Sarah (ahora casados y ella embarazada) ven otra vez a Peter y Judy y a los padres de estos a los que advierten no ir a las Montañas Rocosas Canadienses sabiendo que ahí ocurrirán sus muertes. La película termina cuando dos personas que hablan en francés, oyen los sonidos de tambores del juego que está en la arena en la playa muy cerca de ellos.

La tercera película es "Patch Adams"

Patch Adams Official Trailer #1 - Robin Williams Movie (1998) HD

En 1969, Hunter Adams (Archie) ingresa voluntariamente en una institución mental. Una vez allí, Adams se da cuenta de que la ayuda a sus compañeros le da un propósito en la vida, para mejorar la salud de los pacientes. Adams anima a los estudiantes de medicina para cultivar relaciones con las enfermeras y aprender sus habilidades de entrevista iniciales, y argumenta que la muerte debe ser tratada con dignidad, y hasta con humor.

Adams comienza una amistad con su compañera de estudios, Carin Fisher (Monica Potter), y desarrolla su idea de una clínica médica en torno a su filosofía de tratar a los pacientes a través del humor y la compasión. Con la ayuda de Arthur Mendelson (Harold Gould), un hombre rico que era un paciente que Patch conoció mientras estaba en la institución mental, él adquiere 105 acres (425,000 m2) en Virginia Occidental para construir el futuro Instituto Gesundheit!. Junto con Carin, el estudiante de medicina Truman Schiff (Daniel London), y algunos viejos amigos, Patch renueva una vieja casa de campo. Cuando consiguen el funcionamiento de la clínica, ellos tratan a pacientes sin cita previa y sin seguro médico, y realizan bromas para ellos.

Leer más►"Normal people", la miniserie romántica inspirada en la novela Sally Rooney

La amistad entre Patch y Carin pronto se convierte en romance. Ella le revela que había sido abusada sexualmente cuando era niña, distanciándose de los hombres y soñando con ser una mariposa para escapar de su tormento, pero Patch le asegura que puede superar su dolor para ayudar a otros. Con ánimos, ella desea ayudar a un paciente perturbado, Lawrence "Larry" Silver (Douglas Roberts), visitándolo en su casa. Larry resulta ser alguien mucho más perturbado de lo que se esperaba, y asesina a Carin, además de que se suicida poco después. Patch está destrozado y se culpabiliza de la muerte de Carin. Reconsidera su punto de vista, y cuestiona la bondad de la humanidad. Considera el suicidio y le cuestiona a Dios sobre lo que pasó. Entonces se da la vuelta para ver a una mariposa que le recuerda a Carin y la esperanza, y así, decide continuar su trabajo en su honor. Sin embargo, él es expulsado de la escuela por segunda vez, debido a que dirigía una clínica y practicaba la medicina sin licencia. Adams presenta una queja formal ante el consejo médico estatal, por consejo de su antiguo compañero de habitación, Mitch Roman (Philip Seymour Hoffman), y debe asistir a una audiencia en la que se decide si se debe graduar o no.

Patch es capaz de convencer a la junta en un discurso final que hizo todo lo posible para ayudar a la gente que vino a él, y como médico tiene la responsabilidad de tratar la enfermedad del cuerpo, así como el espíritu de una persona sin importar el resultado. El jurado acepta los métodos científicos de Patch y lo deja graduarse. Él recibe una ovación por parte de la sala de audiencias. Incluso en la graduación, Patch no puede dejar de ser un no-conformista. Después de entregarle su diploma a Patch, Walcott aprueba la conformidad de Patch, a lo cual Patch contesta a los profesores y al público, mostrando su trasero desnudo bajo su traje.

La cuarta película es "Hook"

Hook (1991) Trailer #1 | Movieclips Classic Trailers

Después de los acontecimientos de Peter Pan y Wendy, Peter (Robin Williams) abandona El país de Nunca Jamás cuando conoce a la nieta de Wendy, Moira, y se enamora de ella, y es dado en adopción por Wendy a la familia Banning. Ya de adulto, y habiendo olvidado sus recuerdos de la infancia, trabaja como abogado, está casado y tiene dos hijos. Sin embargo, su atareada actividad laboral no le permite pasar más tiempo con su familia. En un viaje a Londres que realiza para visitar a Wendy, esta le revela su verdadera identidad pero Peter se muestra escéptico al respecto.

Durante la noche en la que el Great Ormond Street Hospital pretende reconocer públicamente la labor de Wendy con niños huérfanos, el capitán James Garfio (Dustin Hoffman) secuestra a sus hijos y los lleva consigo al País de Nunca Jamás. Peter abandona el evento para tratar de salvar a sus hijos pero no logra llegar a tiempo. Para viajar al País de Nunca Jamás es asistido por Tinkerbell. Una vez ahí, Garfio se decepciona de la apariencia adulta de Peter y manda ejecutarlo junto con sus hijos pero Tinkerbell interviene y le propone un trato al pirata: al cabo de tres días entrenará a Banning para que recupere sus recuerdos de la infancia y vuelva a ser el Peter Pan que todos solían conocer ahí.

Leer más►Bad Bunny tendrá un controvertido documental en Youtube

Banning se somete entonces a un proceso catártico con ayuda de los Niños Perdidos y del hada, y es capaz de volar nuevamente y adoptar su identidad como Peter Pan. Mientras tanto, el contramaestre del Jolly Roger, Smee, planea vengarse de Peter haciendo que sus hijos empiecen a querer a Garfio en vez de Peter. Aunque Maggie se resiste, el plan del contramaestre sí surte efecto en Jack, el hijo menor a quien convence después de que los piratas organicen un partido de béisbol, su deporte preferido, y entonces Garfio le hace recordar a Jack la promesa incumplida de su padre al no asistir al último partido de la liga en la que milita.

Al término del plazo acordado por Tinkerbell, Peter se reúne con Garfio y ambos comienzan un enfrentamiento durante el cual Peter advierte que este se ha apoderado emocionalmente de Jack, a quien ha adoptado incluso como su propio hijo. Al final, Peter logra recuperar el afecto de su hijo y Garfio es engullido por el mismo cocodrilo que en el pasado había devorado su mano, y que ahora yacía disecado como reloj silencioso en la plaza del muelle pirata. Con sus hijos ya liberados de los piratas, Peter se despide de los Niños Perdidos y regresa a Londres dejando el País de Nunca Jamás para continuar con su vida al lado de su familia.

La quinta película es "El hombre bicentenario"

Trailer en Castellano, El Hombre Bicentenario

El robot NDR "Andrew" es adquirido por la familia Martin para realizar todas las tareas importantes de la casa. Las reacciones de la familia van desde la aceptación y la curiosidad hasta el rechazo total. El acto terrible de tirar a Andrew por la ventana por su hija mayor, Grace (Lindze Letherman), le conduce al descubrimiento de que Andrew puede identificar las emociones y la reciprocidad en especie a pesar que ningún robot está diseñado para poseer tales características. Cuando Andrew rompe accidentalmente una figura que pertenece a la "damita" Amanda (Hallie Kate Eisenberg), hija menor de la familia, talla una sustitución de madera. La familia se sorprende por su creatividad y el señor Richard Martin (Sam Neill) lleva a Andrew a NorthAm Robotics, su fabricante, para preguntar si todos los robots son como él. El director ejecutivo de la compañía ve este desarrollo como un problema, por lo que desea destruir a Andrew y sobornar a Richard para que guarde silencio. Cuando este se niega, el empresario le advierte que eventualmente Andrew necesitará reparaciones y se verá obligado a llevarlo con ellos, situación que aprovechará para destruirlo. Enfurecido, Martin se lleva a casa a Andrew y le permite seguir su propio desarrollo, fomentando que se eduque y desarrolle su humanidad. Con el tiempo, Andrew ha perfeccionado su habilidad como artesano hasta convertirse en un cotizado relojero y artista que se ha hecho famoso y ha acumulado una gran fortuna, ya que Richard lo considera un individuo, jamás ha querido apropiarse de este dinero, así que todo este capital es totalmente propiedad de Andrew. Años más tarde, Amanda, ahora ya una joven, le comenta que su novio le ha pedido matrimonio y le insinúa que a quien ama es a él, explicándole que a quien realmente ama es a un amigo muy cercano. Sin embargo, tras ver que Andrew no reacciona ni comprende lo que intenta decir acepta la boda con su novio como lo más acertado. Tras un accidente en el que Andrew se corta un pulgar, Martin lo lleva a NorthAm Robotics para reparaciones, advirtiendo al director que ha instalado una alarma en su cerebro positrónico que se activará en caso que intenten manipularlo, ya que la destrucción de su personalidad significaría la pérdida de los exorbitantes ingresos que las artesanías supuestamente aportan a la familia, amenazando así con una multimillonaria demanda a la empresa en caso de manipulaciones no autorizadas. Andrew pide que mientras lo reparen, su rostro se modifique para poder gesticular y transmitir así las emociones que siente y no puede expresar plenamente. Tras la boda, Richard se siente algo deprimido, ya que ahora que sus dos hijas se han casado siente algo de soledad, sin embargo, Andrew lo reconforta prometiendo estar siempre ahí para él. Con el paso de los años, Amanda y su esposo tienen hijos y, Andrew, a través de lo que ha aprendido y los valores que le ha enseñado Richard, se siente intrigado por el concepto de la libertad, por lo que finalmente ofrece a su dueño toda su fortuna a cambio de ser declarado libre, para gran consternación de Richard, quien se siente traicionado, creyendo que su último "hijo" también desea abandonarlo, a pesar que Andrew había prometido seguir a su lado aun siendo libre. Finalmente, el hombre le concede la libertad, pero guiado por su dolor destierra a Andrew para que pueda ser "totalmente" libre. Andrew llega a una playa, donde construye una casa y donde vive solo. En 2048 es llamado nuevamente al hogar de los Martin, donde ve por última vez en su lecho de muerte a su exdueño. Richard se disculpa por desterrarlo, mientras Andrew se despedía de él diciéndole que "era un honor servirle". Andrew inicia un viaje para localizar más robots de la serie NDR y descubrir si los demás han desarrollado sensibilidad. Después de años de fracasos descubre que no solo él es el único NDR con emociones, sino que es uno de los pocos que aún está operativo; sin embargo, un día en una ciudad se encuentra a Galatea (Kiersten Warren), un robot NDR que ha sido modificado con anatomía, atributos y personalidad femenina. Sin embargo, estos son simplemente simulaciones de su programación y no emociones reales como las que ha desarrollado Andrew. Galatea es propiedad de Rupert Burns (Oliver Platt), hijo del diseñador original del robot NDR. Burns, posee un pequeño y humilde taller donde trabaja para crear una apariencia más humana para los robots, pero es incapaz de finalizar su investigación por falta de fondos. Andrew se compromete a financiar la investigación y los dos unen sus fuerzas para revolucionar la robótica. Tras investigar y trabajar juntos Rupert reemplaza la cubierta exterior de Andrew por un tejido sintético que imita la piel a la perfección. Finalmente, Andrew regresa a visitar a la damita, pero descubre que ella no lo reconoce; en realidad a quien ha visto es su nieta Portia, quien es idéntica a ella en su juventud. Un poco confundido, la verdadera Amanda le explica que han pasado veinte años desde que se marchó, por lo que ella ha envejecido y sus nietos ya son adultos. A pesar de que Portia posee un carácter muy diferente al de Amanda y en un comienzo solo discuten, con el tiempo ella y Andrew traban amistad y una relación muy cercana. Un día Andrew es llamado al hospital a ver a la damita en su lecho de muerte, y ve que ella lleva consigo el caballo que le había tallado años atrás. Ella muere en silencio y Andrew se enfurece al no ser capaz de llorar y expresar el sufrimiento que le produce el perder a la persona que más quiere, comprendiendo así que a pesar de todas sus mejoras, aun está lejos de ser genuinamente humano. Andrew se dedica por entero al estudio de la robótica y biología, logrando tras algún tiempo crear nuevos diseños de prótesis de órganos biomecánicos para robots que también pueden ser utilizados por los seres humanos gracias a lo cual abre la posibilidad de tener un cuerpo más humano que nunca; Rupert le advierte que tras esta transformación su cerebro procesaría estímulos y sensaciones que harán aún más intensas sus emociones. A la par que inicia sus cambios, Andrew descubre que Portia tiene un pretendiente, cosa que descubre le molesta y despierta por primera vez en su vida celos. Tras acabar su conversión se ve que las palabras de Rupert eran verdad y ahora Andrew es un individuo más emotivo y con menos compostura, sin embargo y a pesar de confesar a Portia su amor, esta confiesa que no lo puede ver como a un hombre y decide seguir adelante con sus planes de boda. Al ver a su amigo deprimido, Rupert le revela que ha estado desarrollando una nueva versión de los órganos creados por Andrew y con las mejoras que ha hecho podrá, entre otras cosas, sentir sabores e incluso tener relaciones sexuales y sentir placer, aunque no podrá reproducirse. Una vez actualizado, Andrew se presenta ante Portia y logra que ella no solo reconozca que lo ama sino que acepte estar con él iniciando así una relación de muchos años. Pasadas las décadas y mientras Andrew permanece joven, Portia ya es una mujer mayor que se niega a extender su vida por medio de los inventos de su pareja y Rupert. Esto hace que en Andrew despierte el deseo de ser reconocido legalmente como miembro de la humanidad; por ello solicita al Congreso Mundial que se le declare como ser humano con la intención de estar legalmente casado con Portia, pero es rechazada; el presidente del Congreso explica que la sociedad puede tolerar a un robot inmortal, pero no a un humano inmortal, dado que crearía demasiados celos y envidia, por lo que se confirma su condición de robot. Andrew trabaja con Rupert y contamina su sistema con un compuesto que degradará lentamente su cuerpo en un proceso que tomará décadas, lo que le permitirá envejecer y morir sin tener una real certeza de cuanto tiempo tardará, así Rupert oficialmente le da la bienvenida a la condición humana y comienza a envejecer junto a Portia. Andrew otra vez asiste al Congreso Mundial, ya como un hombre viejo, con la intención de nuevo de que se le declare un ser humano. Y tiene el siguiente debate con la presidente del Congreso Mundial: - Siempre he intentado dar sentido a las cosas. Debe de haber alguna razón para ser como soy. Como puede ver, señora presidenta ahora ya no soy inmortal. - ¿Lo ha dispuesto todo para morir? - En cierto sentido, sí. Estoy envejeciendo y mi cuerpo se está deteriorando y al igual que el de ustedes, al final dejará de funcionar. Como robot, podría haber vivido siempre. Pero hoy les digo a ustedes, que prefiero morir como hombre que vivir toda la eternidad como máquina. - ¿Por qué lo desea? - Para que se me reconozca. Solo por quien soy y por lo que soy. Ni más, ni menos. No busco la aclamación ni la aprobación. Sino la simple verdad de dicho reconocimiento. Este ha sido el objetivo elemental de mi existencia y debo conseguirlo tanto si quiero vivir, como morir con dignidad. - Señor Martin. Lo que está usted solicitando es tremendamente complejo y controvertido, no será una decisión fácil. Le pido que sea usted paciente, voy a necesitar cierto tiempo para tomar una determinación en esta comprometida y delicada materia. - Entonces esperaré su decisión, Sra. presidenta. Gracias por su paciencia. Lo hemos intentado (a Portia). [Seca una lágrima de su ojo.] En su lecho de muerte, con Portia a su lado, Andrew alcanza a ver la decisión del Congreso Mundial en la televisión: - Según el informe cedido por la compañía Northam Robotics, el robot, también conocido como Andrew Martín, fue activado a las 17 horas y 15 minutos del 3 de abril de 2005. Dentro de unas horas tendrá 200 años (en este momento, Andrew muere sin poder oír lo demás). Lo que significa que, a excepción de Matusalén y de otros personajes bíblicos, Andrew es el ser humano viviente más viejo en los anales de la historia. Pues por medio de esta proclamación: doy validez a su matrimonio con Portia Charney y reconozco su humanidad. Portia ordena a su enfermera, Galatea (ahora como humana), desconectar su máquina de soporte vital. La película termina con Portia en su lecho de muerte junto a Andrew, Galatea lo hace y Portia le agradece, a lo cual Galatea responde: "Como el gran Andrew Martin solía decir, a uno le agrada estar a su servicio".

Florencia Rosa y Marito Altamirano van a contarte todos los datos curiosos y por qué tenés que verlas

Embed