miércoles 28 de octubre de 2020
Deportes | Unión | Copa Sudamericana |

Unión fue una orquesta, puso a bailar a Atlético Mineiro al ritmo de Madelón y va a Brasil con un pie en la siguiente fase

Con goles de Walter Bou, Javier Cabrera y Gabriel Carabajal, el Tatengue derrotó al Galo por 3-0 en un inmejorable encuentro del equipo de Leonardo Madelón.

Definir la serie de visitante, en Brasil, en una cancha en la que el rival todavía no fue vencido por un equipo argentino obligó a Leonardo Madelón a poner un equipo de características ofensivas para intentar conseguir una ventaja que sea defendible en tierras cariocas. Algo que, por lo hecho desde el inicio del juego, le salió bastante bien al Tate.

Leer más► Lionel Messi ya tiene cinco equipos interesados por si deja Barcelona

Defendiendo en bloque, cerrando espacios y siendo incisivo en el aspecto ofensivo, Unión rompió el cero desde muy temprano. De un lateral, de esos goles que solo le hacen a equipos que no están del todo metidos en el encuentro, el local consiguió ponerse por encima gracias a un gran giro de Walter Bou que aguantó la marca de su rival y definió con un zurdazo imposible de tapar para el arquero Michael.

CONMEBOL Sudamericana on Twitter

La calurosa noche santafesina se rompió con el grito de miles de tatengues que dijeron presente para alentar al equipo en este que es el tercer partido a nivel internacional del club.

El gol hizo salir de forma desesperada a Atlético Mineiro que intentó hacerse dueño de la pelota, pero no le era fácil encontrar los caminos para llegar a Sebastián Moyano. Para colmo, las pocas veces que lo consiguió chocaron con estupendas intervenciones del ex Gimnasia y Esgrima de La Plata que fue crucial para mantener el 1-0 de su equipo.

Siendo sólidos en defensa e implacables arriba, el equipo tatengue de este jueves recordó y mucho al estilo que Madelón pretende impregnar nuevamente en sus dirigidos. Jugando así, parece que al equipo no le faltara nada. Es como si en el último mercado de pases no sufrió ninguna baja y es ahí donde se agiganta la figura del DT, que a pesar de los titulares que perdió, sigue sacándole jugo a su plantel.

union-mineiro

Fueron pocos los minutos que Mineiro pudo circular la pelota. Con cada pérdida, era una llegada casi segura de Unión que llegaba con muchos jugadores al área rival y con la mente despejada, con decisión de dañar al rival.

Antes de finalizar el primer tiempo, Javier Cabrera demostró por qué llegó a este equipo que pretende superarse a sí mismo y llegar más lejos en esta edición de la Copa Sudamericana que lo que alcanzó en la anterior.

CONMEBOL Sudamericana on Twitter

El uruguayo recibió desde el centro de la cancha, encarando por derecha, ingresó al área y definió con un remate seco, alto y al ángulo que le puso justicia al marcador. Unión fue superior en el juego y en los números. El 2-0 hizo delirar al público tatengue.

Segundo tiempo:

La actuación del Tatengue fue tal que el Galo parecía en estado de shock. Los de Madelón fueron un vendaval y enfrentaron a una defensa del Mineiro que no estaba en sus mejores días. Todo lo que mostró el equipo santafesino, no se vió en el visitante.

Al igual que en el primer gol que llegó desde un saque lateral, la defensa del conjunto brasileño se superó a sí misma y recibió otro gol en contra producto de ese letargo mental en el que se encontraron durante la noche santafesina. Jalil Elías ubicó a Gabriel Carabajal con un tiro libre desde la mitad de la cancha, el volante controló en el aire y definió apenas la pelota tocó el suelo para poner el 3-0. Unión ponía la música, el Mineiro la bailaba.

CONMEBOL Sudamericana on Twitter

El Tate demostraba compromiso en todas sus líneas para defender, atacar, requirió de todas sus partes para componer una ventaja que tranquilamente puede definir al clasificado de este duelo. Desde los guantes de Moyano, la voz de mando de Bottinelli y la concentración de Calderón en defensa, pasando por el despliegue de Javier Méndez, los movimientos de Cabrera y Carabajal, hasta lo peligrosos que fueron Bou y Troyansky, Unión jugó un partido para hacer imposible al espectador de elegir a una figura.

union-mineiro

De no ser por la última experiencia en esta misma competencia, en la que después de un gran partido de ida sufrió una dura eliminación como visitante, si Unión juega en gran medida como este jueves tiene muchas chances de continuar en la copa.

Para sumarle otro condimento al partido, sobre el final del partido una falta de Méndez le iba a conceder un penal al Mineiro que le podía dar un gol que podía llegar a ser clave en Brasil, pero la definición de Allan (poco después se fue expulsado) fue tapada por Sebastián Moyano que se erigió como la gran figura del encuentro y cerró de gran manera este 3-0 muy merecido con el que se quedó el equipo rojiblanco.

Unión fue un vendaval, jugó con una agresividad que solo caracteriza a los grandes equipos de Sudamérica. Lo sorpresivo y remarcable de este rendimiento y resultado es por el momento en que se da. El equipo parece que no acusa las idas de algunas piezas claves e ilusionó a la gente que se deleitó con un juego que enamora a los amantes del fútbol y que esperarán la revancha del 20 de este mes con muchas expectativas de poder llegar a la siguiente instancia del certamen.

Embed