sábado 21 de mayo de 2022
Deportes Rafael Nadal | Novak Djokovic | Abierto de Australia

Rafael Nadal cree que Novak Djokovic debe jugar el Abierto de Australia

Rafael Nadal se manifestó tras el fallo favorable a Novak Djokovid de la Justicia australiana y considera que el serbio debe disputar el Abierto de Australia.

"Más allá de que pueda estar de acuerdo o no en algunas cosas con Djokovic, sin ninguna duda, la Justicia ha hablado. Y ha hablado que tiene el derecho a participar en el Open de Australia y realmente creo que es lo más justo que lo haga si así ha sido resuelto", opinó en declaraciones a la radio Onda Cero.

Rafael Nadal y el video viral que muestra que era talentoso y trabajador desde joven
Muchas veces crítico con el comportamiento de Novak Djokovic, Rafael Nadal consideró respetable el fallo de la Justicia australiana y cree que el serbio debe disputar el Abierto de Australia.

Muchas veces crítico con el comportamiento de Novak Djokovic, Rafael Nadal consideró respetable el fallo de la Justicia australiana y cree que el serbio debe disputar el Abierto de Australia.

El juez Anthony Kelly, del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, ordenó esta madrugada la liberación del serbio, que permanece retenido desde el jueves pasado en un centro de inmigrantes ilegales en esa ciudad luego de que el gobierno federal revocara su visa de ingreso al país por no estar inoculado contra el Covid-19.

"Al final, la Justicia es la que tiene que hablar, siempre soy un defensor de la justicia en todas las causas", afirmó Nadal, quien a la vez creyó que "se ha montado un circo" alrededor del caso del número uno del mundo.

Djokovic recibió un fallo favorable de la Justicia australiana

La justicia australiana ordenó esta madrugada la liberación del tenista número uno del mundo, Novak Djokovic, retenido desde el jueves pasado en un centro de inmigrantes ilegales en Melbourne luego de que el gobierno federal revocara su visa de ingreso al país.

El juez Anthony Kelly, del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, dispuso que la administración central devuelva el pasaporte y las pertenencias y pague además las costas legales del serbio, quien en base al fallo podrá disputar el Abierto de Australia a partir del 17 de enero.

djokovic 2.jpg
La Justicia australiana falló a favor de Novak Djokovic, aunque aún está en duda que pueda disputar el Abierto de Australia.

La Justicia australiana falló a favor de Novak Djokovic, aunque aún está en duda que pueda disputar el Abierto de Australia.

Sin embargo, el gobierno le hizo saber al juez a través de sus abogados que se reserva el derecho de deportar al tenista por orden directa del ministro de Inmigración, Alex Hawke, una medida que podría adoptarse en las últimas horas y que implicaría una prohibición de ingreso por los próximos tres años.

La audiencia virtual desarrollada desde la noche del domingo en Argentina, que Djokovic siguió desde su lugar de reclusión, se resolvió cuando el abogado del gobierno australiano, Christopher Tran, accedió a revertir la cancelación de la visa del jugador, lo que se produjo el miércoles por su intento de ingresar al país sin estar inoculado contra el Covid-19.

De conocida posición contraria a la vacuna, el serbio viajó a Melbourne para disputar el primer Grand Slam del año tras conseguir una "exención médica" por haber contraído Covid-19 en diciembre pasado, según ratificaron sus abogados ante el juez tras plantearlo el sábado por escrito en el expediente.

Leer más► Novak Djokovic puede quedar inhabilitado para ingresar a Australia por tres años

Sin embargo, al aterrizar en la ciudad del estado de Victoria, quedó retenido por el personal de Migraciones del Aeropuerto Internacional Tullamarine debido a un problema con su visado.

Agentes de la Fuerza Fronteriza de Australia (ABF) lo escoltaron hasta una oficina de la estación aérea, donde el tenista fue interrogado durante 8 horas sin acceso a su teléfono celular, denunciaron sus defensores.

El incidente se convirtió en un escándalo diplomático cuando el presidente serbio Aleksandar Vucic acusó a las autoridades australianas de "maltrato" y de ejercer una "caza política".