sábado 28 de noviembre de 2020
Deportes | Colón | Superliga |

Cumbre Vignatti-Osella: ¿Sigue el entrenador?

La alarmante situación futbolística en la que se encuentra Colón provocó que este lunes, el presidente sabalero se reúna con el DT para dialogar sobre qué pasos a seguir tomarán para torcer el mal rumbo del equipo.

Una nueva derrota 4-0 en Superliga, esta vez ante Boca, y los dichos de Diego Osella en la conferencia de prensa posterior al encuentro desembocaron en una reunión entre el entrenador y José Vignatti, presidente de Colón, antes del entrenamiento de este lunes. Se habló de la continuidad del DT en el cargo y sobre la posible contratación de un psicólogo deportivo para levantar la moral del plantel.

Leer más► La situación de Colón con el descenso a una fecha del final de la Superliga

Embed

"No me voy a atornillar a la silla, no le voy a hacer daño a Colón", dijo Osella tras la dura derrota con el Xeneize que profundizó (todavía más) la crisis futbolística del sabalero. Esa frase, junto con los resultados y rendimientos del equipo produjeron que el mandamás rojinegro se junte con el entrenador para definir plazos de continuidad del entrenador en el club. Las primeras informaciones hablan que, al menos, hasta el partido con Talleres de Córdoba, el último de la Superliga, Osella estará sentado en el banco dando indicaciones desde la raya de cal. Más allá de ese partido, todo está en la nebulosa y por definir.

Desde que Colón ingresó en zona de descenso directo, el plantel se derrumbó por completo en todos los aspectos. La llegada de Osella había renovado las ilusiones de los hinchas que con el recuerdo del 2014 se esperanzaron con un mejoramiento desde lo futbolístico, pero los resultados no acompañaron y ya casi no hay más margen para evitar la debacle a mitad de año o construir un buen colchón de puntos para encarar, en caso de necesitarlo, un duro semestre 20-21.

La alternativa del psicólogo deportivo también se conversó y se puso sobre la mesa. Al igual que lo que había ocurrido durante la dirección técnica de Pablo Lavallén, se intentará buscar ayuda externa para levantar la moral de los jugadores que sienten y se los aprecia golpeados ante cada situación negativa que se producen durante los partidos.