menu
search
Deportes Lionel Messi | Paris Saint-Germain | Deportes

Con Lionel Messi, Paris Saint-Germain goleó a Nantes y se quedó con el Torneo de Campeones de Francia

Lionel Messi anotó un gol en la goleada 4-0 de Paris Saint-Germain ante Nantes, por el Trofeo de Campeones de Francia. Sergio Ramos y Neymar, por duplicado, marcaron los demás tantos en el que es el segundo título del rosarino en el club parisino.

Con un gol de Lionel Messi, Paris Saint-Germain goleó 4-0 a Nantes y se quedó con el Trofeo de Campeones de Francia. Este es el segundo título del rosarino con la camiseta del club parisino. Sergio Ramos, de taco, y Neymar, por partida doble, anotaron los demás tantos del equipo que conduce Cristophe Galtier.

Messi conquistó el título N° 41 de su carrera profesional, un hecho que lo deja a un paso de Dani Alves, el máximo ganador de campeonatos de la historia que acaba de firmar con el Pumas de México

https://twitter.com/ESPNArgentina/status/1553829423769698306

Los primeros minutos fueron un concierto del elenco más poderoso: tuvo el 95% de posesión, pero además la tradujo en hostigamiento y llegadas. Tuvo posibilidades de romper el cero en un par de conbinaciones profundas, con Messi y Neymar como delanteros (Mbappé se ausentó por acumulación de amarillas) y Vitinha y Verratti como conductores. Sarabia perdió una chance solo dentro del área. Y Marquinhos estrelló un remate en el travesaño.

El Nantes tuvo su minuto de gracia, entre los 17 y los 18, cuando salió del asedio y, aprovechando los espacios a espaldas de los laterales y las grietas en la salida del PSG, contó con dos chances. Primero lo perdió Simon y luego Donnarumma tapó ante el remate de media distancia de Blas.

https://twitter.com/PSG_inside/status/1553832474358304772

Pero a los 22 los parisinos rompieron el partido. Messi, a sus 35 años, había anotado el primer gol de la pretemporada. Y también firmó el tanto bautismal de la competencia oficial: corrió una pelota filtrada que parecía que se iba larga, regateó al arquero y resolvió de derecha.

El ritmo del encuentro bajó un poco tras la conquista. El elenco de Galtier buscó hacer salir a su adversario y, aún con menos dinámica, continuó mostrando herramientas para golpear, sobre todo cuando Vitinha exhibió personalidad para conducir o cuando se encendió Messi. A los 39′, la Pulga habilitó a Neymar (¿en offside?), que definió desviado. O a los 43, instante en el que el argentino se sacó a tres hombres de encima y tocó de zurda, pero tapó Lafont.

También sufrió: a los 40, Guessand capturó un centro desde la izquierda y pateó de frente a la valla, pero Kimpembe lo incomodó con lo justo. No obstante, a los 45′ Neymar se encargó de patear una falta al borde del área que le habían cometido a él... Y clavó el balón en un ángulo, para que su equipo se marchara al descanso con mayor tranquilidad.

Nantes salió un poco más en el complemento, pero sin intimidar al PSG. En el otro área, en cambio, el elenco dominante volvió a mostrar su filo. A los 7 minutos, Messi probó al arco cayéndose y su intento salió desviado. Y a los 11 llegó el 3-0: Verratti profundizó para Vitinha, quien colocó la pelota en el corazón del área. Tras un rebote quedó perdida, y Sergio Ramos impactó de taco para anexar su perla a la colección de golazos.

Los cambios no modificaron el desarrollo. La suerte del partido en el Bloomfield Stadium de Tel Aviv ya estaba echada. Tras un contragolpe letal con Messi-Sarabia y Neymar, el PSG dispuso de un penal que el propio Ney tradujo en el 4-0. Y cerca del epílogo el brasileño dejó a la Pulga cara a cara con Lafont, pero el espigado portero logró rechazar el sombrerito sutil que buscó el rosarino.