lunes 29 de noviembre de 2021
Deportes Colón |

Colón festejó el título y cerró la noche gloriosa de San Juan con su gente

En una adaptación de la canción de Joaquín Sabina, el "Mundo Colón" esperó 122 días y 500 noches para tener su gran festejo soñado: en su casa, con su gente, con la Copa en el centro del campo, la visita del Pulga Rodríguez, un espectáculo musical, la anhelada vuelta olímpica y fuegos artificiales al cielo.

Los asistentes al estadio supieron siempre que el partido con Banfield estaba claramente en un segundo plano y así lo manifestaron al momento del ingreso al estadio cuando el móvil del equipo Dale Dale Deportivo les abría el micrófono. Todos embargados por la emoción que produjo la vuelta a los rituales del fútbol. Loockeados para la ocasión, con la camiseta histórica o la última edición, en familia, con el compañero de tribuna o platea, apurando un chori al paso en el camino al estadio y rememorando viejas añoranzas futboleras, aquellas que generaban el anhelo más deseado y esperado: dar la vuelta olímpica para festejar un título.

Festejos de Colón en la cancha.jpeg
Luego del empate ante Banfield, el plantel de Colón celebró el título de la Copa de la Liga con sus hinchas.

Luego del empate ante Banfield, el plantel de Colón celebró el título de la Copa de la Liga con sus hinchas.

Si bien es cierto que la “nueva normalidad” se parece mucho a la “vieja” por lo visto en todas las canchas del país, el Mundo Colón se reencontró para su postergada jornada de festejo por el campeonato ganado tras 116 años de historia y 584 días de acceso prohibido. Quedará en las retinas y los corazones de la Patria Sabalera como otra página imborrable, un disfrute a rabiar entre los privilegiados asistentes, los que lo hicieron desde sus hogares y, lamentablemente, los que ya no están, espíritus nobles, peregrinos sufridos que seguro se unieron a ese abrazo simbólico que coronó y sustentó tanto sacrificio por amor a los colores de la divisa rojinegra.

La alegría de los hinchas se apoderó de los jugadores, cuerpo técnico y dirigentes tras el empate sin goles de un partido cuyo comentario quedó postergado rápidamente para dar rienda suelta a la algarabía. Los jugadores también necesitaban fundirse con la gente para el grito del tradicional “¡Dale Campeón!”, un desahogo generalizado y oprimido por los protocolos de la pandemia, que necesitaba irrumpir con la fuerza de un volcán en erupción para romper con tantos días de partidos con silencio ensordecedor.

No estamos soñando... COLÓN CAMPEÓN!

Si bien la organización del evento tuvo lunares que deberán aclararse y dilucidar responsabilidades, la historia señalará a la noche del 4 de Octubre de 2021 como la parte que le faltaba a la de aquel 4 de Junio en el lejano y vacío Estadio Bicentenario de San Juan. Fue el cierre, la pieza que faltaba, la otra mitad necesaria en los grandes hitos, el alarido contenido en el pecho de los Sabaleros que pudieron finalmente tributarle su agradecimiento y devoción a los protagonistas para sentir a pleno la consagración definitiva. La sensación fue certera y nítida: la fiesta pagana del fútbol rojinegro le debía a la gente lo de anoche para dar vuelta la página y fundir en un solo grito tantos años de anhelos, alegrías y tristezas. ¡Salud Campeón!

Temas