jueves 2 de julio de 2020
Deportes | Colón | Brian Fernández |

Brian Fernández: "Estoy feliz, me veo bien físicamente, recuperé el vínculo con mi familia"

El delantero de Colón habló con Aire de Santa Fe 91.1 y durante 20 minutos mantuvo una charla emotiva que demuestra un gran cambio que lo beneficiará en lo personal y en lo futbolístico.

Renovado, fresco, lúcido y con buena actitud. Así se lo notó a Brian Fernández en una charla con "Dale dale Deportivo" por Aire de Santa Fe 91.1. El delantero encara la recta final de su rehabilitación y aprovecha el tiempo en cuarentena para ponerse todavía más a punto desde lo físico. Sus palabras y la confianza que destilan renuevan también las ilusiones del público de Colón que están deseosos de ver al jugador con la rojinegra dentro de los campos de juego.

Leer más► El gran gesto solidario de Rubén Rézola para ayudar durante la pandemia de coronavirus

"Muy contento por estar acá en este gran club. Para mí es una alegría enorme", dijo Brian que actualmente se aloja en el predio del club, donde también convive el cuerpo técnico de Colón.

"Todos nos ayudamos mutuamente, para mí es un privilegio estar acá y poder conocerlos (al cuerpo técnico)", expresó con claridad.

Pero llegó el turno de hablar de su rehabilitación, la razón por la que quedó apartado del plantel de Primera y tener que entrenar con la Reserva, además de tener una "escolta" de profesionales las 24 horas para seguirle los pasos.

"Llevar un tratamiento todo este tiempo fue una experiencia que aproveché al máximo. Feliz por el presente que tengo y que demuestro en el día a día", dijo Fernández como si las semanas alejados de la cancha le sirvieron para dejar atrás su peor versión. Al jugador de Colón se lo notó entusiasmado y para él, más que a nadie, es importante.

Como si no se avergonzara por el proceso que todavía atraviesa, Brian continuó hablando sobre su recuperación: "No es fácil, esto es así y así se hace. Me ha tocado no tocar redes sociales durante mucho tiempo y de a poco fui agarrando consciencia. Voy agarrando por el buen camino, lo que me piden lo entiendo perfectamente".

Además reconoció que en este proceso volvió a tener contacto con su familia, lo cual consideró como algo "muy lindo" porque "hace mucho no los veía". Y siguió: "Me pone feliz, contento, el de volver a tener ese vínculo como así también con el cuerpo técnico, mis compañeros". Conmovedoras palabras del también ex Necaxa de México.

Encarar esta recuperación por sí solo hubiese sido imposible, de acuerdo a lo dicho por el propio Fernández, que detalló que contó con la compañia de "un grupo de personas que estaba conmigo las 24 horas, continuamente". Y que uno de los grandes cambios fue porque: "Ahora uso el celular lo justo y necesario, para hablar con mi familia y nadie más. No hablo con ningún amigo, me cuesta, pero cuando estuve mal nadie estuvo".

Y agregó sobre esas relaciones tóxicas: "Como me decían mis hermanos esos son los amigos del campeón, los del Brian Fernández con plata. Y las cosas no son así".

Con todos estos trabajos, Fernández reconoció que: "Todavía no me recuperé al 100%, falta un 10% que es volver a jugar al fútbol", como dando a entender que muere por volver a pisar las canchas. Imposible no ilusionarse con ver tal cambio.

Su etapa de redescubrirse, de volver a demostrarse que puede salir vencedor del partido más difícil, el de la salida de las adicciones, comenzó con Diego Osella. Sobre su trato con el ex DT sabalero dijo. "Con Diego yo entrenaba y miraba para la cancha de Primera, quería ir, pero respeté los pasos como ellos me pidieron". Y siguió: "Vino Eduardo Domínguez, pudimos dialogar bien, me dijo sus expectativas, lo que pretendía y me dijo que vamos a ir de a poco. Viniendo desde abajo me gané un viajecito con Central. A pesar que quedé afuera la dije al profe 'perfecto, profe. Agradecido de haber venido'".

¿Cómo se siente actualemente? Lo responde de manera concreta: "Estoy contento, me veo bien físicamente. Continuamente le pido ejercicios al profe Santella. Entonces yo entreno en mi casa y hago videitos para que ellos puedan ver cómo entreno". Otra frase que demuestra un cambio radical en su forma de ser fuera del campo.

También se dio el lujo de contar una intimidad, específicamente cuando tuvo que jugar con la Reserva ante Talleres en Córdoba: "Cuando jugué en reserva y me dieron la cinta de capitán, me dio un escalofrío y decía 'que responsabilidad'". Además de expresar que quería quedarse con toda la indumentaria que usó ese día como un recuerdo feliz, uno de los tantos que vendrán para él.

Para concluir, el delantero de Colón dejó una gran reflexión: "Cuanto menos entusiasmo le tirás a una persona, menos lo va a hacer. A las personas que cometen errores no tenes que criticarlas, tenes que ayudarlas". "Hablo con todos y ya saben que estoy disponible para lo que necesiten", concluyó.

Nota con Brian Fernández:

Embed