lunes 27 de enero de 2020

Con presencia policial, alumnos de barrio Centenario retomaron las clases

En la mañana de este miércoles oficiales en patrulleros custodiaban el ingreso de los menores al establecimiento. El lunes pasado se registró un violento enfrentamiento entre bandas en la zona. Delegados reclaman un camino seguro para los trabajadores que llegan a primera hora del día.

Redacción Aire Digital

Las balaceras del lunes pasado en barrio Centenario preocupa a los vecinos e instituciones. Recién este miércoles, los alumnos del turno mañana del jardín de infantes Nelida Bottai y la escuela Simón Bolívar retomaron las clases con normalidad, pero con custodia policial en las inmediaciones del establecimiento. Los trabajadores reclaman un corredor seguro para quienes llegan a primera hora de la mañana. Autoridades policiales indicaron que esto está garantizado.

El martes las actividades en las instituciones habían sido suspendidas a primera hora tras el violento enfrentamiento de la tarde anterior, que dejó un herido de arma de fuego en la manzana 2 y 4 del barrio Fonavi Centenario. A media mañana, desde la Regional IV de Educación, informaron que las actividades se retomaban con normalidad y por la tarde anunciaron que desde este miércoles estaba garantizada la presencia policial en la zona en horas de ingreso y egreso de alumnos.

 

 

 

Esta mañana los padres llevaron a los chicos a clases y eran varios los patrulleros circulando o apostados en las inmediaciones de los establecimientos, según informó Nacho Laurenti desde el móvil de Aire de Santa Fe. Pero delegados de trabajadores reclamaron mayores medidas.

“Nos encontramos con la presencia policial que está un tanto lejos del acceso para dar respuesta rápida”, denunció Marcelo Martini, delegado de ATE. Adelantó que este jueves se realizará una reunión con autoridades los establecimientos y de los ministerios de Educación y Seguridad donde solicitarán un “corredor seguro” para los trabajadores que ingresan  a primera hora de la jornada, ya que sostuvo que hoy “no había seguridad más temprano”. “Hay que proteger a toda la comunidad educativa”, sostuvo.

Además comentó que ayer, a pesar de que las actividades en la escuela y el jardín se retomó a las 10 y el comedor abrió sus puertas con normalidad, solo asistieron “5 chicos a comer cuando normalmente son 150”. Resaltó que esto es una señal de la “preocupación de los padres ante la situación”.

 

 

 

 

 

Desde la Regional VI de Educación confirmaron en conferencia de prensa en la mañana de hoy que las actividades se llevan adelante con “normalidad” y una asistencia del 80% en la escuela, de un 50% en el Jardín, y presencia habitual de los cuerpos docentes.

Por su parte el Jefe de la Unidad Regional 1, Ricardo Motta, habló con la prensa y confirmó que “hay un móvil con dos efectivos a partir de las 6.30 establecido en el lugar y en constante contacto con las otras unidades que se encuentran en el barrio”; además de patrullajes en diferentes horarios.

Indicó que desde ayer se reforzó el operativo que ya venían realizando desde semanas previas en la zona, por pedido de la misma Regional de Educación. “Se mantiene la presencia en distintos horarios”, sostuvo y aseguró que trabajan en “un corredor seguro para que los padres puedan traer a sus hijos al establecimiento, que se asegure el derecho al Educación, para tener pacificado el barrio y actuar en consecuencia cuando se da una situación de conflicto”.

Además indicó que la situación de violencia registrada el lunes pasado en el barrio llevó a un “replanteo” de la seguridad en todo el barrio para lo cual se pidió una “asignación de mayores recursos”. “Desde ayer hemos tomado posición en distintos monoblock del barrio con policías de Acción Táctica en una mayor presencia, patrullaje y controles”, explicó.

 

Dejá tu comentario