sábado 7 de diciembre de 2019

Colón | Colón |

¡No te pellizques, no es un sueño! Colón es finalista de la Copa Sudamericana

El Sabalero cayó por 2-1 en Belo Horizonte pero se impuso por 4-3 en la serie de los penales. Los de Lavallén jugarán la final en Paraguay, el 9 de noviembre.

Por Lucas Otero

Colón salió al Mineirao con la misma actitud que Atlético Mineiro en Santa Fe. Los de Pablo Lavallén se replegaron cerca de su área y cedieron el protagonismo al equipo local que tenía la presión de revertir el 1-2 de la ida. Obviamente esto hizo paralizar los corazones sabaleros que vieron a su equipo siendo asediado.

Leer más► Los hinchas de Colón palpitan la previa en los alrededores de Estadio Mineirão

Con las dos líneas de cuatro cerca del área propia, el Sabalero tenía la idea fija de defender el gol que separaba a ambos equipos en el marcador como sea. El Galo, mientras tanto, hizo circular la pelota de un lado a otro intentando crear un espacio en la defensa rojinegra.

En un par ocasiones y desde temprano, Leonardo Burián debió intervenir para evitar la caída de su arco. El ex Godoy Cruz fue crucial para mantener las ilusiones intactas de Colón desde el comienzo del partido.

Parecía que la táctica funcionaba, todo marchaba relativamente bien, incluso la suerte parecía estar del lado del Sabalero cuando en un par de ocasiones los jugadores del Galo probaron a rematar y la pelota se escapó a centímetros de los palos. Pero no era así. Luego de una chance desperdiciada por Yimmi Chará, el argentino Franco Di Santo definió para hacer delirar al estadio.

A veces el fútbol tiene lógica y este 1-0 así lo demostraba. Este tanto obligaba a Colón a adoptar otra actitud, a tener que salir en busca del empate. Lo hecho en la primera parte podía tener muchas lecturas y todas desfavorables al equipo de Lavallén. Para mantener la ilusión con vida, el Sabalero debía salir en el complemento como lo hizo en el “Brigadier López”.

El complemento no empezó de la mejor manera para Colón. Una contra a toda velocidad comandada por Juan Cazares terminó en gol luego de una gran definición cruzada de Chará. Un tropezó de Alex Vigo no permitió que llegue a tapar el ángulo de remate al atacante colombiano que definió dejando parado a un Burián que nada pudo hacer.

Con el 2-0, Colón comenzó a ver lejana la clasificación y el partido en Paraguay. Lavallén no veía reacción de su equipo ante un rival que mostró muchas más cosas de lo que hizo en Santa Fe.

El segundo tanto relajó a los locales que optaron por cerrarse cerca de su área y dejar correr los minutos. Colón se mostró impotente, incapaz de hacerle daño al Mineiro que estaba agazapado a la espera de sacar una contra. A través de los pies de Cazares, el Galo soñó con tener otra chance frente a Burián, pero fueron solo ilusiones.

El Sabalero iba e iba pero no sabía cómo llegar a Cleiton, hasta que el “profeta del gol”, Wilson Morelo, el hombre de fe de este plantel rompió con la monotonía, ingresó al área con pelota dominada y le cometieron falta. El árbitro no dudó y sancionó penal.

Leer más►¿Cuánto cuesta ir a ver a Colón en la final de la Copa Sudamericana en Paraguay?

El encargado de ejecutarlo fue el otro baluarte de Colón, el “Pulga” Rodríguez. De poca actividad y malas decisiones en las pocas intervenciones que había tenido, algo inusual en él, el delantero tucumano aparece y se hace cargo en las más difíciles. El ex Atlético Tucumán engañó al arquero y descontó para llevar la serie a la definición desde el punto del penal.

Con poco, y al igual que Mineiro en la ida, Colón aprovechó lo poco que tuvo en el partido para sacar tajada y utilizarlo a su favor. En el balance de la serie, este empate 3-3 fue justo y marcó lo que fueron las actuaciones de ambos equipos en los partidos.

Si de penales se habla, Leonardo Burián es sinónimo. El “Cachorro” atajó dos penales del Galo y le dio a Colón el pasaje a su primera final internacional. El momento que todo hincha Sabalero esperaba llegó, es realidad, ya no sirve imaginarlo, está presente y se hace sentir fuerte en Belo Horizonte y en Santa Fe. Obviamente que el momento más esperado a partir de hoy será el 9 de noviembre.

Solo en el instante en que el árbitro marque el inicio del partido en “La Nueva Olla” de Asunción, la ansiedad de las almas rojinegras se verán satisfechas pero, mientras tanto, la espera estará amenizada por ver llegar, al fin, esta inmensa alegría que tiene contenta a la mitad de Santa Fe. Colón es finalista merecidamente y ya nada detiene esta ilusión que se llama Copa Sudamericana 2019. 

Temas

Dejá tu comentario