Trump aumentará 1,6 mil millones de dólares el presupuesto destinado para el viaje a la Luna en el 2024

Miembros y directivos de la NASA agradecieron el voto de confianza del presidente norteamericano para concretar la misión denominada “Artemis”.

Por Astrid Galetti


La vuelta a la Luna es una realidad y el gobierno del actual presidente de Estados Unidos ha tenido mucha influencia en este retorno a nuestro satélite natural. Es así que Donald Trump anunció este lunes por la noche que aumentará 1,6 mil millones de dólares al presupuesto para el año 2020 que irá destinado a este maravilloso viaje.

“Bajo mi administración, estamos devolviendo a la NASA la grandeza y estamos regresando a la Luna, luego Marte. Estoy actualizando mi presupuesto para incluir un adicional de U$S1,6 mil millones para que podamos volver al espacio de una manera grande!”, escribió el mandatario en Twitter.

Leer más ►El módulo lunar de Israel fracasó en su misión

Poco después de conocerse la noticia, Jim Bridenstine, administrador en la NASA, remarcó en un video que fue divulgado por las redes sociales la importancia de esta ayuda financiera. “Trump ha extendido su voto de confianza a nuestro trabajo” y esto “nos permitirá mejorar el diseño, el desarrollo y la exploración. Todos en la NASA deberíamos estar orgullosos y emocionados por esta única oportunidad”, dijo.

 

La misión, bautizada como Artemis (que era hermana de Apolo y diosa de la Luna) enviará a un hombre y una mujer a pisar nuevamente nuestro satélite. Esta vez, el momento será transmitido con más precisión tecnológica por lo que posiblemente será el acontecimiento más visto en el planeta. Bajo el lema “Vamos a ir”, la NASA se prepara para regresar a los humanos al espacio y avanzar en el conocimiento de nuestra historia.

La importancia de la exploración Lunar

Si el ser humano no tuviese interés por investigar sobre sus orígenes, posiblemente no podría predecir cómo sería el final de todo. La clave está en entender cómo se formó el planeta que habitamos y cuáles son los posibles riesgos que tenemos al entendernos como un grano de arena en una enorme playa sin fin.

Para ello, fueron necesarias las preguntas y formulaciones de Galileo, Aristóteles, Platón, Mendeleiev, la inteligencia de Newton, Einstein, Kepler, Maxwell y muchísimos humanos más que sintieron curiosidad y la necesidad de avanzar en el conocimiento del cosmos. Sin científicos capaces de resolver tantas preguntas sobre el origen del universo, aún creeríamos que el cielo es una especie de “tela con dibujos o lamparitas brillantes” y no habríamos entendido a nuestro sol ni cómo son las órbitas de los planetas para saber por qué es de día o de noche o incluso contar los años de acuerdo a este sistema solar.

Lo que es peor, ¿qué pensaríamos de la luna?, ¿qué está ahí y puede caerse en cualquier momento?, ¿qué es pequeña?, ¿qué no sigue su órbita tal y como la sigue?, ¿qué es “de queso”?, ¿qué pensaríamos de los eclipses?.

Desde que el hombre empezó la exploración espacial hemos recopilado cerca de 400.000 kilos de material lunar y pudimos comprender su composición, además de saber que está formada por restos de la Tierra que habrían sido desprendidos tras el impacto de un protoplaneta que los científicos llamaron Tea (hipótesis del Gran Impacto).

En este sentido, Robin Canup , científico de la NASA alentó, durante una entrevista reciente para el sitio web de la agencia espacial norteamericana, a continuar la exploración lunar porque sólo así podremos saber cómo se formó la Tierra, cuál será su destino y el de todos nosotros y qué posibilidades de formación de otras Tierras en otras galaxias hay: “Y la Luna es una pista increíble para responder a esto”, afirmó.

Leer más ►El sol que vemos no es como lo vemos, ni está donde lo vemos

“La Tierra, geológicamente activa, está en constante evolución y de ese modo, tiende a borrar el registro de su pasado antiguo. La Luna, en comparación, está inactiva y sus regiones altamente craterizadas han permanecido prácticamente sin cambios durante miles de millones de años y han conservado un registro del pasado antiguo. La Luna comparte así nuestra misma historia local”, explicó.

Este impresionante archivo natural nos espera dentro de unos años en lo que será, sin dudas, el paso más importante que daremos hacia el pasado de toda la humanidad.

NOTICIAS DESTACADAS