viernes 26 de noviembre de 2021
Ciencia | Saocom | Argentina |

La joven ingeniera que desafió los estereotipos y fue clave en el desarrollo de los satélites argentinos Saocom

A Sonia Botta le interesó el espacio desde pequeña. Con los años, decidió que no quería ser astrónoma sino armar cosas para enviar al espacio. Estudió una carrera dominada por los hombres, Ingeniería Aeronáutica, en la Universidad Nacional de La Plata (Unlp). Desde el 2015 se hizo cargo de la ingeniería térmica de los satélites argentinos Saocom 1A y 1B.

La ingeniera aeroespacial Sonia Botta, de 26 años, fue clave en el armado de los satélites argentinos de observación de la Tierra Saocom 1A y 1B. Llegó a formar parte del Grupo de Ensayos Mecánicos Aplicados (Gema) de la Universidad Nacional de La Plata (Unlp) por sus ganas y entusiasmo para lograr sus metas. Dice que es tímida, pero también es muy segura de lo que quiere. El hecho de que la Ingeniería Aeroespacial haya sido una carrera históricamente dominada por los hombres, no la frenó. Nunca sintió que en el ámbito académico hubiera barreras, pero sí vivió algunos cuestionamientos en lo social.

“En la carrera éramos muy poquitas mujeres, pero la realidad es que desde que entré en el 2012, me hicieron sentir muy bienvenida. Encontré gente muy dispuesta a darme su apoyo y a hacerme sentir una igual. No tuve ni un trato especial. Hay un crecimiento en ese sentido”, opinó la ingeniera en una entrevista con Aire Digital. “Socialmente, al principio cuando decía que estaba estudiando Ingeniería Aeronáutica me decían ‘ah pero eso es una carrera de hombres’. Eso sí me pasó. Pero no profesionalmente”, remarcó.

sonia botta
Sonia Botta fue distinguida por la Universidad de Leicester por su promedio y su tesis sobre trayectorias de la Tierra a la Luna para reabastecimiento de combustible.

Sonia Botta fue distinguida por la Universidad de Leicester por su promedio y su tesis sobre trayectorias de la Tierra a la Luna para reabastecimiento de combustible.

Botta hizo una maestría en la Universidad de Leicester y fue reconocida por su buen promedio y su tesis sobre trayectorias de la Tierra a la Luna para reabastecimiento de combustible. Además, es docente universitaria en Mecánica Orbital, en la carrera Ingeniería Aeronáutica y Aeroespacial de la Unlp. Hoy también trabaja en la construcción del satélite universitario, junto al Centro Tecnológico Aeroespacial.

¿Qué participación tuvo en el Saocom?

Saocom es un sistema de dos satélites (1A y 1B) de observación terrestre de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) de Argentina. El primero se lanzó en el 2018 y el segundo en el 2020, en plena pandemia, gracias a la participación de SpaceX.

Botta se involucró en la construcción de los satélites en el 2015, cuando personalmente le pidió una oportunidad al director del Grupo de Ensayos Mecánicos Aplicados (Gema). Él le informó que había vacantes a becas y ella aplicó. Tras quedar seleccionada, supo que trabajaría con los satélites argentinos de la nueva generación.

saocom 1b 223
El Saocom 1B mide la humedad del suelo con instrumentos extremadamente sentibles.

El Saocom 1B mide la humedad del suelo con instrumentos extremadamente sentibles.

Pero ¿cuál fue su rol? “Realicé todo el trabajo de ingeniería para asegurar que el satélite se mantuviera dentro de las temperaturas adecuadas”, explicó la experta. Y siguió: “El satélite cuando orbita la Tierra tiene distintos ambientes: hay momentos en los que le da el Sol y hay momentos en los que queda en la sombra de la Tierra. Dependiendo de la época del año tienen como si fuera un invierno orbital o verano orbital. Los cambios de temperatura son bastante extremos. No tenemos la oportunidad de subir y cambiarle la configuración. Entonces tenés que asegurarte que, con la forma en la que lo protejas al satélite, sobreviva tanto a los inviernos más fríos como a los veranos más calientes”.

“El satélite cuando orbita la Tierra tiene distintos ambientes: hay momentos en los que le da el Sol y hay momentos en los que queda en la sombra de la Tierra. Tenés que asegurarte que sobreviva tanto a los inviernos más fríos como a los veranos más calientes”, dijo la ingeniera.

La ingeniera explicó que ambos satélites ahora están operativos. Hasta hace unos meses, el Saocom 1B se encontraba haciendo pruebas. “Están funcionando ahora perfectamente”, contó.

Sonia Botta
La ingeniera Sonia Botta junto a sus colegas de Gema, durante uno de los simulacros de lanzamiento del Saocom.

La ingeniera Sonia Botta junto a sus colegas de Gema, durante uno de los simulacros de lanzamiento del Saocom.

Su pasión, mandar cosas al espacio

Si hoy le preguntan a Sonia Botta si quiere ser astronauta, responde que le gustaría, pero que es “más feliz mandando cosas al espacio”.

Desde chica la llamaba la atención todo lo que había en el espacio: los planetas y el inmenso Universo que hay por explorar.

“Primero quise ser astrónoma, pero después de unos años me di cuenta de que no era para mí. Era mucho sentarse a ver datos más que participar activamente de un proyecto. Me empezó a interesar construir las cosas que fueran al espacio. No simplemente recibir la información y analizarla. Todo esto surgió a partir de una misión que llegó a Saturno en el 2002, que fue la Cassini-Huygens de la Nasa, que mandó unas imágenes impresionantes de los anillos de Saturno. Fue la primera vez que se mandaron imágenes en alta resolución de los anillos de Saturno, y dije ‘yo quiero hacer eso’”, contó la destacada ingeniera.

“Quise ser astrónoma, pero después de unos años me di cuenta de que no era para mí. Me empezó a interesar construir las cosas que fueran al espacio. No simplemente recibir la información y analizarla", contó la ingeniera.

“Recibí muchos comentarios sobre qué iba a hacer en Argentina, en dónde iba a trabajar”, dijo, pero no fueron una barrera para que siguiera con su pasión.

SN10 Starship
El prototipo de la nave Starship con la que SpaceX quiere enviar humanos a la Luna, Marte y realizar vuelos intercontinentales.

El prototipo de la nave Starship con la que SpaceX quiere enviar humanos a la Luna, Marte y realizar vuelos intercontinentales.

— ¿Ve posible los vuelos intercontinentales en los próximos años?

Creo que la tecnología va a dar. El problema va a ser más operativo, similar a como pasa con los aeropuertos, donde tiene que haber ciertos requisitos porque la gente se queja por los ruidos o la contaminación ambiental. Creo que ese va a ser el mayor problema de los vuelos intercontinentales de Starship.

Lo que hace SapceX es impresionante. Creo que la última vez que se dio fue en el programa Apolo. Hoy están volviendo a replicar la velocidad de avance. Es muy posible que la tecnología esté.

— ¿Llegarán los humanos a Marte?

Creo que sí vamos a llegar a Marte, pero no de la mano de la Nasa. La Nasa siempre está metida, fue un gran financiamiento para SpaceX y otras empresas privadas. Pero creo que la iniciativa y el cohete va a terminar siendo privado. No me parece mal que la Nasa no lo haga. Ellos tienen que dedicarse a la parte científica, que lo hacen muy bien. Apostaría más cera del 2030.

Es un buen momento para ser un entusiasta espacial.

PLACA NUMEROS-VIOLENCIA-DE-GENERO.jpg