menu
search
Ciencia NASA | telescopio espacial James Webb |

James Webb: el nuevo y poderoso telescopio de la Nasa detectó un destello de luz lejano

El nuevo y poderoso telescopio espacial de la Nasa, James Webb, ya está ubicado en el Punto de Lagrange L2, a 1.5 millones de kilómetros de la Tierra. Allí, detectó su primer destello de luz lejano: una estrella ubicada a más de 260 años luz de distancia.

El James Webb es el telescopio más poderoso que la Nasa envió al Universo en toda su historia. Permitirá ver imágenes de los primeros años del Universo, lo que será una revolución en el estudio del cosmos.

"Si bien el telescopio aún no está listo para hacer ciencia, este es el primero de muchos pasos para capturar imágenes que al principio están desenfocadas, que se utilizan para ajustar lentamente la óptica", dijeron desde la Nasa sobre la imagen de la estrella. El telescopio aún no está listo para operar en su esplendor, ya que apenas llegó a su lugar de destino y lo están calibrando. Pero la foto, tomada mientras se le hacían los ajustes, es la primera de muchas que revelarán los secretos del Universo.

Embed

El Telescopio Espacial James Webb ya se encuentra a 1.5 millones de kilómetros de distancia de la Tierra. La luz detectada, de acuerdo con las imágenes capturas por la Cámara de Infrarrojo Cercano (NIRCam), proviene de la estrella HD 84406, visible en la constelación de la Osa Mayor a unos 260 años luz de distancia.

imagen estrela corregida james webb.jpg
Así, el telescopio irá dándole nitidez a una imagen borrosa de una estrella captada 18 veces con cada uno de los segmentos del espejo principal.

Así, el telescopio irá dándole nitidez a una imagen borrosa de una estrella captada 18 veces con cada uno de los segmentos del espejo principal.

El próximo paso de los ingenieros a cargo del telescopio será la colocación remota de los 18 paneles para formar el espejo cóncavo, para lo cual son necesarios 7 pasos. "Para trabajar juntos como un solo espejo, los 18 segmentos del espejo primario del telescopio deben coincidir entre sí en una fracción de longitud de onda de luz, aproximadamente de 50 nanómetros", explicó la Nasa.

nasa james webb estrella.jpg
Con los 18 segmentos, el telescopio va mejorando la imagen de la estrella hasta pasar de los 18 registros al final.

Con los 18 segmentos, el telescopio va mejorando la imagen de la estrella hasta pasar de los 18 registros al final.

Cuándo comenzará funcionar el Telescopio Espacial James Webb de la Nasa

Según informó la agencia espacial estadounidense, será a partir de junio cuando el James Webb pueda iniciar su misión científica específica en búsqueda del pasado de las estrellas y planetas.

¿Cómo trabaja el James Webb?

"El James Webb es el más poderoso que ha desarrollado Nasa. Está hecho para mirar cosas bien lejos", dijo en una entrevista con AIRE el astrónomo planetario del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la Nasa, Gerónimo Villanueva. "La ventaja que tiene el enviar el telescopio al espacio es que no tenemos atmósfera y podemos mirar con claridad", contó.

El proyecto James Webb tiene muchos objetivos. Explorará como nunca antes el Sistema Solar, galaxias y exoplanetas. "Poder encontrar restos de material orgánico en Marte o en las alturas de Júpiter o Saturno con el James Webb sería espectacular", dijo el astrónomo, que lidera los estudios del planeta Marte que se realizarán con este telescopio.

Gerónimo Villanueva nasa.jpg
Gerónimo Villanueva explicó a AIRE en exclusiva cómo funciona el Telescopio Espacial James Webb.

Gerónimo Villanueva explicó a AIRE en exclusiva cómo funciona el Telescopio Espacial James Webb.

El telescopio es enorme, helado y tiene una alta sensibilidad. Viajó plegado en hexágonos y, cuando llegó al Punto de Lagrange L2, se abrió para explorar el Universo en infrarrojo.

"Con el James Webb se harán estudios revolucionarios sobre el principio del Universo y los confines del Sistema Solar. Además, habrá una búsqueda revolucionaria de exoplanetas (planetas que están afuera del Sistema Solar)", contó Villanueva. "Podremos tener fotos espectroscópicas y muchísima información de la composición química de los exoplanetas", dijo. "La gente que estudia planetas fuera del Sistema Solar está muy entusiasmada con el James Webb. Vamos a poder saber si hay material orgánico en estos exoplanetas, qué moléculas existen en su atmósfera y si son estables o no", agregó.

Quieto en el espacio, observando en el infrarrojo

El Telescopio Espacial James Webb viajó hasta una región del Sistema Solar estática, es decir, en donde nada se mueve en órbitas. La región se llama Punto de Lagrange L2. "Es un punto de estabilidad entre el punto gravitatorio de la Tierra y el Sol. Esto significa que, lo que tira la Tierra, lo que tira el Sol, y lo que tiran los otros planetas, mantienen al objeto estático. Casi no necesitan energía", explicó el astrónomo de la Nasa. "Si ponés un objeto ahí, se queda quieto. La distancia a la que se encuentra este punto de de la Tierra es el 1% de la distancia entre la Tierra y el Sol. Bastante lejos. Mucho más lejos que la distancia a la Luna", contó Villanueva.

james webb launch.jpg
El James Webb despegó al espacio el sábado 25 de diciembre del 2021.

El James Webb despegó al espacio el sábado 25 de diciembre del 2021.

El telescopio es enorme, helado y tiene una alta sensibilidad. Viajó plegado en hexágonos y, cuando llegó al Punto de Lagrange L2, se abrió para explorar el Universo en infrarrojo.

Leer más ► No es ciencia ficción: la Nasa lanza una misión para desviar un asteroide

"El gran desafío de este telescopio es mirar en el infrarrojo. Pero cuando uno mira en el infrarrojo, el gran problema es la temperatura, porque produce ruido. El telescopio tiene que estar bien frío. Uno dice, 'si está en el espacio, es frío, entonces no habría problema'. ¿Cuál es el problema? El problema es que cuando el Sol llega a una superficie la calienta y levanta temperatura. El gran desafío fue mantenerlo frío sin ningún tipo elemento que se consuma y se pierda en el tiempo", explicó el científico.

"La solución fue cubrir el telescopio con una sombrilla que viajó plegada en laminillas y que lo protege de la luz solar. Lo mantiene frío, a -220°C", contó. Además, explicó la forma que tiene el telescopio. "Tiene muchos hexágonos que se conectan", dijo Villanueva.

El telescopio se encuentra en etapa de calibración. En unos tres meses podrá empezar a operar. Después, resta esperar que el James Webb vaya mostrando todo lo que no podemos ver.