jueves 22 de julio de 2021
Ciencia China | cohetes |

China lanzó otro gran cohete con carga para continuar con su estación espacial

Este sábado, China volvió a lanzar una nueva misión espacial con carga para su propia estación espacial Tiangong. Pero informaron que no hay riesgos de una vuelta descontrolada, como ocurrió con el anterior cohete Larga Marcha lanzado en abril.

China volvió a lanzar una nueva misión espacial con carga para su propia estación espacial Tiangong este sábado. La carga Tianzhou-2 fue lanzada a bordo de un cohete Larga Marcha 7, el cual despegó desde el Centro Espacial de Wenchang, en China Meridional. A los 10 minutos, ingresó en órbita.

La Tianzhou-2 transportaba combustible y suministros a la base orbital china, según información difundida previamente por los medios estatales. El módulo central de la estación, Tianhe, fue colocado en órbita el 29 de abril.

Embed

Acople con éxito

La nave cargada con combustibles, víveres y equipos se acopló con éxito en la estación espacial China que mandará tres astronautas para distribuir la carga y se espera que la estación esté completamente operativa en 2022 y que permanezca activa en la órbita terrestre hasta 15 años, informaron este domingo fuentes oficiales chinas.

La nave de carga se acopló con el módulo de la estación espacial a las 5H01 (21h01 GMT del sábado), indicó Xinhua, citando a la agencia espacial china.

El montaje en órbita de la estación espacial, llamada Tiangong, que significa "palacio celeste", requerirá unas diez misiones, según la agencia AFP.

Embed

Tras la posible salida de órbita de la Estación Espacial Internacional en el 2028, la estación Tiangong podría convertirse en el único puesto remoto de humanos en la órbita terrestre.

Ahora que la nave de carga se acopló en la estación espacial, China planea empezar los preparativos para enviar a tres astronautas para desempacar las mercancías, que incluyen comida como carne de cerdo desmenuzada con salsa de ajo y pollo Kung Pao, según la agencia.

Se espera que la estación esté completamente operativa en 2022 y que permanezca activa en la órbita terrestre hasta 15 años.

Pekín ha invertido miles de millones en su programa espacial, en un intento de ponerse a la altura de pioneros como Rusia y Estados Unidos, con ambiciosos proyectos en la órbita terrestre y enviando naves no tripuladas a la Luna y a Marte.

Las autoridades chinas afirmaron que están abiertas a que otros países colaboren en su estación espacial, pero todavía no está claro en qué podría consistir esta cooperación.

Este mes, el rover chino Zhurong descendió en Marte y empezó a enviar imágenes, con lo que China se convirtió en el tercer país -después de Estados Unidos y Rusia- en haber conseguido posar un robot teleguiado en el planeta rojo.

Temas