domingo 26 de septiembre de 2021
Ciencia cohetes | China |

Al menos dos cohetes chinos más se precipitarán sin control en los próximos años

China tiene planeado lanzar 10 misiones más para la construcción de su estación espacial y dos de ellos serán con cohetes Larga Marcha, como el que se precipitó hacia la Tierra el fin de semana.

El sábado a la noche, el gran cohete chino Larga Marcha-5B se precipitó hacia la Tierra y cayó desintegrado sobre el océano Índico, luego de haber amenazado distintos puntos del planeta por al menos una semana. Pero la odisea no termina acá. China todavía debe enviar más módulos para terminar de construir su estación espacial, por lo que al menos dos de esos cohetes volverán a estresar a los terrícolas.

De acuerdo con la Agencia Espacial Europea (ESA), el mundo puede esperar más fragmentos de cohetes chinos cayendo “sin control” por los cielos en los próximos años.

Thomas Reiter, astronauta y coordinador interagencial de la ESA, señaló a Insider que "cada vez que lanzaran otro módulo a la estación, tendríamos que mirar hacia arriba y tratar de averiguar por dónde podría entrar este objeto".

cohete chino argentina.jpg
La caída del cohete chino en el océano índico.

La caída del cohete chino en el océano índico.

Según Reiter, China no compartió detalles técnicos de sus planes futuros con otros países. La Nasa fue muy crítico con China por esto.

"Simplemente no sé por qué fueron impulsados a poner en órbita esta enorme etapa central de 33 metros y cinco metros de diámetro. Es muy inusual", dijo el astronauta.

El video de la caída del cohete chino

Astrónomos españoles de la Red de Investigación de Bólidos y Meteoritos pudieron captar su paso desde Sevilla, España. En el video se observa cómo el objeto brilla de forma intermitente, ya que refleja la luz mientras da vueltas sin control.

Embed

Según el análisis de los expertos, las partes de aluminio del cohete, que son su mayoría, se quemaron en la atmósfera y las que cayeron en el agua son las de elementos como el titanio. Una vez que el cohete cruzó el cielo de Omán, una nación de la península arábiga, a los diez minutos se precipitó en el océano.

La velocidad del cohete era de 27.000 kilómetros por hora, pero una vez atravesada la atmósfera se disminuyó a unos 200 kilómetros por hora. La precisión de sobre dónde iba a caer pudo saberse recién dos horas antes del hecho.

El cohete envió a la órbita el primer módulo de la estación espacial china, y en junio viajarán los primeros tres astronautas.

Temas