menu
search
Astrología Leo Mattioli | carta natal | astrología

Carta Natal de Leo Mattioli: la increíble vida del "León santafesino" visto desde la astrología

El romanticismo como bandera, la adrenalina de su vida, las adicciones y la música que lo puso en el centro de la escena. Este domingo se cumplen 11 años de su muerte pero también en agosto hubiera cumplido 50 años. Los aspectos más importantes de la carta natal de Leo Mattioli.

Leo Mattioli tenía 38 años cuando la muerte lo encontró en un hotel de Necochea, después de cantar en la ciudad de Mar del Plata. Esos 38 años alcanzaron para hacerlo inmortal, tanto a él como a su música.

El “León santafesino” estaba a punto de cumplir 39. Leonardo Guillermo Mattioli había nacido el 13 de agosto de 1972 en la ciudad de Santo Tomé, según su carta natal. Como tantos artistas y estrellas a nivel nacional y mundial, Leo había nacido –precisamente- bajo el signo de Leo, este signo de fuego que lo puso en el centro.

La luna en Libra mostraba el carácter sociable del que era dueño. Probablemente Libra le permitía explorar profundamente la necesidad de complacer a las personas que amaba y de ser un gran anfitrión. Así lo relatan varias de sus biografías, mostrando a un Mattioli que se levantaba temprano para hacerles el desayuno a su esposa y sus hijos, o cocinando para 30 ó 40 personas.

Leo Mattioli y su familia
Leo Mattioli junto a Marina, su esposa, y sus seis hijos.

Leo Mattioli junto a Marina, su esposa, y sus seis hijos.

Su sol leonino lo hacía brillar siempre, imposible que pasara desapercibido. Leo está regido por el sol, por eso es un signo que necesita reconocimiento y admiración constante. Mattioli lo sabía y parecía una energía totalmente natural en él, al punto tal que sus anillos de oro cual monarca de la movida tropical también sabían reflejar esa poderosa luz incandescente que lo acompañaba en cada presentación.

Pero no sólo tenía su sol en este signo: el elemento FUEGO sobresale claramente en su carta natal por sobre el agua, el aire y la tierra. Además, aparecen Marte y Mercurio en el signo de Leo, potenciando toda esa energía.

Apasionado, romántico hasta el tuétano, generoso, fogoso…todas cualidades leoninas que adquieren mucho más volumen con el tránsito de Marte por allí. A esto hay que sumarle la influencia de Mercurio que le permitió escribir alrededor de 160 canciones de amores, desamores, dolores, traiciones, celos y revanchas novelescas.

leo mattioli foto.jpg
Los anillos y pulseras de oro de Leo Mattioli, otra cualidad leonina.

Los anillos y pulseras de oro de Leo Mattioli, otra cualidad leonina.

"Soy un ser humano como cualquiera y a la gente le pasa lo que me pasa a mí", solía decir. Claro que no toda “la gente” de la que hablaba Mattioli tenían una cuadratura entre Venus y Plutón que a él lo hacían llevar el erotismo y la sexualidad a puntos extremos y con mucha carga dramática que quedaba plasmada en su música, a encontrar en la sensualidad su muerte y resurrección, mostrándolo quizás posesivo y ambicioso.

Leer más ► La carta natal de Marilyn Monroe, a 60 años de su muerte

Leo Mattioli, la adrenalina en cada paso y el daño de las adicciones

Donde iba ponía el corazón. Eso es Leo (el signo) y Leo (el cantante).

Pero también estos tránsitos marcaron la locura con la que vivió la vida: el sol en conjunción con Marte representan algo así como un bólido sin control, una persona impulsiva, que embiste y se lanza a la acción sin pensar en las consecuencias, que se juega el todo por el todo.

Puede que el signo de Leo -como signo fijo- sumado a esta conjunción aguerrida entre el sol y Marte haya hecho del cantante una persona un tanto cabeza dura, que desafiaba a la muerte todo el tiempo. Decenas de shows por noche, viajes y la muerte siempre guiñando el ojo, intentando seducirlo como él seducía a su público.

leo mattioli foto destacada.jpg
Mattioli sufrió la adicción al cigarrillo y luego a la morfina para calmar sus intensos dolores producto de un accidente automovilístico.

Mattioli sufrió la adicción al cigarrillo y luego a la morfina para calmar sus intensos dolores producto de un accidente automovilístico.

En enero de 2000 protagonizó un accidente con parte de su banda. Allí murieron dos de sus integrantes, Sergio Reyes y Darío Bevegni. Leo sobrevivió pero las secuelas fueron casi como decretar una agonía lenta para alguien que no podía ir despacio.

Con Marte haciendo cuadratura con Neptuno, no tardó en llegar la adicción a la morfina para calmar sus dolores; una más entre otras, como su devoción por el tabaco (una vez contó que llegó a fumar cinco atados de cigarrillos por día). “Estoy tomando sin control, estoy fumando sin parar. Nada me importa porque sé que esto pronto va a acabar”, cantaba el “León santafesino” en uno de sus clásicos, “Después de ti”.

Leo, el signo del zodíaco, es pura personalidad y siempre se lo asocia con el corazón. Leo, el cantante, fue puro corazón, el mismo que le falló aquel 7 de agosto de 2011 en Necochea después de tres recitales al hilo en la costa atlántica. Y la muerte que guiñaba el ojo finalmente lo sedujo. Y él se dejó seducir, porque era el juego que jugaba, el único que sabía jugar: el de ser amantes, “tan solo amantes”.

Carta Natal de Leo Mattioli

Embed

Dejá tu comentario