menu
search
Ocio Marilyn Monroe | carta natal |

La carta natal de Marilyn Monroe, a 60 años de su muerte

Sol en Géminis, luna en Acuario y Ascendente en Leo, las principales energías de la carta natal de Marilyn Monroe. La bomba sexy que necesitaba ser el centro pero sufrió en soledad.

Este viernes 5 de agosto se cumplen 60 años de la muerte de la actriz estadounidense Marilyn Monroe; sin dudas, una de las mujeres más trascendentes del siglo XX. La astrología y, en particular, la carta natal, nos permite analizar algunos aspectos de su vida marcados desde el momento de su nacimiento y que perfilaban, precisamente, las características de una mega estrella de Hollywood predestinada a trascender pero, al mismo tiempo, atravesada por la fragilidad.

Nacida bajo el signo de Géminis con el nombre de Norma Jeane Mortenson, se puede decir que la conjunción combusta del sol con Mercurio en ese signo de aire hacía de Marilyn una chica tímida y poco expresiva. Sin embargo, haciendo honor a su signo zodiacal, esta rubia no era “tonta” como se la parecía mostrar. Varias de sus biografías hablan de la inteligencia y el coeficiente intelectual con el que había sido dotada esta joven nacida en Los Angeles, California.

La infancia de Marilyn Monroe
La infancia de Marilyn Monroe se dividió entre al menos doce orfanatos.

La infancia de Marilyn Monroe se dividió entre al menos doce orfanatos.

"¡¡¡Sola!!! / Estoy sola-siempre estoy / sola / sea como sea", había escrito en un cuaderno. Esa soledad está muy presente en el aspecto inarmónico que forma su luna con Saturno. Una cuadratura que habla de ciertos obstáculos emocionales que la obligan a aceptar la soledad como modo de vida, una soledad que también marcaba el abandono de su madre desde muy pequeña.

La luna en el signo de Acuario simbolizaba para Marilyn el vínculo discontinuo con su mamá, que entraba y salía permanentemente de hospitales psiquiátricos, debido a su cuadro de esquizofrenia. Esta soledad que la rodeaba y el vínculo tan irregular con su madre, llevó a Marilyn a vivir un tiempo con una familia amiga y luego a visitar más de doce orfanatos, todo esto en los primeros años de vida.

Ni siquiera supo quién era su padre; y su infancia estuvo muy marcada por esa soledad en ámbitos fríos que hacían las veces de “hogar”, reflejados con dureza en su Saturno transitando la Casa 4.

Marilyn Monroe en su juventud
Marilyn tenía sol en Géminis y luna en Acuario.

Marilyn tenía sol en Géminis y luna en Acuario.

Marilyn Monroe y su Ascendente en Leo: la necesidad de ser el centro

Esta mujer irresistible para cualquier ser humano tenía a Leo en el Ascendente, y al sol en el Medio Cielo dejando en claro que su destino era brillar. Estos dos elementos astrológicos marcan, precisamente, esa capacidad de llamar la atención vaya donde vaya, hiciera lo que hiciera. Es representación de la necesidad de reconocimiento, de ser mirada y admirada. Imposible que pasara desapercibida.

Aún se sigue replicando en todas las plataformas audiovisuales las imágenes más sensuales y osadas para la época que dejaron a esta bomba sexy en boca de todos. Desde la falda ondulante que casi dejaba al descubierto sus partes íntimas hasta el sugerente vestido que usó la noche que le cantó el feliz cumpleaños al presidente John Kennedy y que este año volvió a utilizar Kim Kardashian en una gala. Puro fuego de Leo, la necesidad siempre de estar en el centro de la escena.

Marilyn Monroe: Happy Birthday, Mr. President (Subtitulada en español) (Escena completa)

Marilyn era una persona sumamente vulnerable y sus adicciones aumentaron en forma directamente proporcional al nivel de exposición pública. Esa vulnerabilidad y estados depresivos -tanto los propios como los que vivió al ver a su madre en la infancia- también estaban reflejados en su carta, con la poderosa influencia de Neptuno en la Casa 1, la que nos habla de los primeros años de vida y de la personalidad.

Los hombres de Marilyn: ¿necesidad de protección?

Hay un denominador común en sus vínculos de pareja: la luna en la Casa 7 nos habla, posiblemente, de una necesidad afectiva de protección, de encontrar en las parejas aquello que no encontró en su vínculo materno: la protección, la contención.

Marilyn Monroe y Arthur Miller
Marilyn junto a la última de sus parejas, el dramaturgo Arthur Miller.

Marilyn junto a la última de sus parejas, el dramaturgo Arthur Miller.

Tres parejas y un mismo patrón. El primero: Marilyn se casó con el hijo del matrimonio que la cuidaba cuando era apenas una adolescente. La familia “adoptiva” debía mudarse pero no podían porque Marilyn era menor de edad aún, razón por la cual sellaron el matrimonio con el hijo de la pareja y así viajaron todos.

Leer más ► ¿Cómo será el clima astrológico para el mes de agosto?

El segundo, el casamiento con el beisbolista Joe Dimaggio, 12 años mayor. Y luego el matrimonio con el dramaturgo Arthur Miller, con una diferencia de 10 años. Todos hombres más grandes que ella, que podían cumplir el rol materno de contención y permitirle abandonar por momentos esa sensación de soledad tan profunda.

Marilyn Monroe

Marte y Urano en la Casa 8 ejercían influencias potentes en el ámbito de la sexualidad. Especialmente, Marte ponía la contienda en la alcoba. De hecho, escribió una carta llamada “Los lobos que he conocido”, y que muchos consideran testimonio precursor del movimiento Me too que reveló los acosos y abusos sufridos por artistas para poder acceder a un lugar de trascendencia en Hollywood.

La sex symbol del siglo XX fue seductora pero solitaria, bella pero frágil, mirada pero no escuchada. Quirón en Tauro plasmaba la enorme herida en su autoestima y encima estaba en conjunción con su Venus: necesitaba el amor para sanar pero solo encontró el vacío emocional. La soledad como única testigo.