viernes 21 de enero de 2022
Actualidad San Martín | Caseros |

Trágica toma de rehenes en Caseros: la historia de "Jesús", el hombre que al quedarse salvó a tres personas

José Alfredo Cáceres (47), quien recibió su apodo por ser flaco y tener el pelo largo, había ido a cenar con su familia a lo de Alejandro Maldonado (42) y terminó asesinado por su amigo tras estar varias horas cautivo. Había ayudado a las esposas de ambos y a su hijo a escapar.

Diez horas de locura y tiros conmocionaron a la localidad bonaerense de Caseros. Todo comenzó pasadas las 23.30 del lunes, en una vivienda tipo PH, en Tres de Febrero al 3900, que pertenecía a Alejandro Maldonado (42), quien estaba con su esposa, una empleada de la Fiscalía General de San Martín; su amigo José Alfredo Cáceres (47) y la mujer y el hijo de éste.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

En medio de una discusión, dijeron los testigos, Maldonado habría intentado ahorcar a su pareja e intentó prender fuego la casa. Así, las dos mujeres y el hijo salieron del domicilio, mientras el dueño de la casa se atrincheró con su amigo como rehén .

Tras la denuncia realizada por los allegados como por los vecinos que comenzaron a escuchar disparos, fue convocado el Grupo Halcón y la comisario inspector Gabriela Trabazzo que actuó como negociadora. Además, estuvieron presentes el fiscal de la causa, Carlos Insaurralde , de la Unidad Funcional de Instrucción N ° 3 de San Martín, y ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni .

Caseros: El secuestrador y el rehén están muertos

Toda la noche intentaron dialogar con el atrincherado, quien efectuó alrededor de 300 disparos hacia el exterior aparentemente con una escopeta calibre 12/70 tipo Ithaca y con una pistola calibre 9 milímetros .

Ante la sospecha de que el rehén podía estar herido, el fiscal Insaurralde ordenó el ingreso a la vivienda y los integrantes de grupos tácticos de la Policía bonaerense irrumpieron la propiedad a las 9.30 de este martes después de romper una pared y atravesar las llamas de un incendio generado por el propio Maldonado. En esas circunstancias, el agresor fue abatido y el amigo hallado muerto .

Cáceres fue asesinado cerca de las tres de la madrugada de un disparo (Télam).
Cáceres fue asesinado cerca de las tres de la madrugada de un disparo (Télam).

Cáceres fue asesinado cerca de las tres de la madrugada de un disparo (Télam).

Apodado como Jesús, porque era flaco y tenía el pelo largo, Cáceres vivía a escasas diez cuadras de la casa de Maldonado, de quien era amigo desde la infancia. Trabajaba como empleado de una empresa que fabricaba muebles en Caseros; y no tenía antecedentes penales. La autopsia evidente que fue asesinado de un disparo a las tres de la madrugada.

A diferencia de su amigo, Maldonado tiene varias denuncias en su contra radicadas en la Justicia de San Martín por sus propios hermanos , que lo denunciaron por lesiones leves en distintas peleas familiares. También registra un arresto de 2002 por resistencia a la autoridad y varias denuncias por violencia de género.

El atrincherado, ex monotributista y sin trabajo en blanco desde 2016, trabajaba en el rubro de mantenimiento de instalaciones eléctricas y fue empleado de una empresa de seguridad privada a comienzos de la década pasada. Su familia aseguró que tenía problemas por consumos de drogas.

Ambos cadáveres fueron trasladados a la Morgue Judicial de Lomas de Zamora para ser sometidos a una autopsia, pero fuentes policiales y judiciales adelantaron que el rehén Cáceres tenía al menos un orificio de bala, mientras que Maldonado recibió tres disparos, uno en cada hombro y el tercero en el medio del pecho.

Durante el operativo también resultaron heridos cuatro policías bonaerenses, dos con herida leves de esquirla, otro en el tórax con una bala que no llegó a ingresar al pulmón y el tercero y más grave, en la arteria femoral.

Toma de rehenes mortal en Caseros: 10 horas de tensión, dos muertos y policías heridos. ¿qué falló?

Toma de rehenes mortal en Caseros: 10 horas de tensión, dos muertos y policías heridos. ¿Qué falló?