jueves 19 de mayo de 2022
Actualidad Ucrania | AIRE |

La cobertura de AIRE en Ucrania en la Feria del Libro: un reconocimiento al valor de estar en el lugar para contar la historia

El enviado especial de AIRE en Ucrania, Germán de los Santos, participó del panel "Corresponsales de guerra y desinformación", que organizó Fopea en la Feria del Libro, junto a Carolina Amoroso (TN) y Gabriel Michi (C5N). Una distinción para un medio de Santa Fe que apuesta a innovar y al periodismo de calidad.

No perder las historias humanas. Con el eje puesto en no deshumanizar una guerra, los periodistas argentinos Germán de los Santos (Aire de Santa Fe); Carolina Amoroso (TN) y Gabriel Michi (C5N) viajaron a Ucrania para realizar la cobertura del primer mes de la invasión rusa. Este miércoles fueron reconocidos por el Foro de Periodismo Argentino (Fopea) en la 46° edición de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Para el grupo AIRE, es un nuevo reconocimiento en la apuesta por innovar en los formatos y fortalecer el periodismo de calidad.

En un panel titulado "Corresponsales de guerra y desinformación", los periodistas coincidieron en que lo más importante era no perder la humanidad al momento de cubrir un conflicto y contaron las dificultades para trabajar en un país que vive un conflicto bélico. Un dato que se destacó es que Argentina fue uno de los países que más periodistas envió a Ucrania.

2022 05 11 AIRE DE SANTA FE EN LA FERIA DEL LIBRO DE BUENOS AIRES

"Nuestro rol en el conflicto fue contar esa fractura humana que genera una guerra. Los tres lo hemos mostrado y trabajado, no tanto desde el punto de vista miliar, de quién va ganando o perdiendo, sino lo que provoca una guerra en un lugar que tiene una historia de fractura que es increíble. Llegamos a un lugar atravesado por una guerra, pero con una historia detrás que nos daba muchas respuestas", contó Germán de los Santos, el enviado especial de AIRE a Ucrania.

El corresponsal de AIRE destacó el "respeto muy grande por el ser humano" que hubo de parte de los medios argentinos. "En otras guerras vi un torneo de quién iba ganando", señaló.

Además, analizó las dificultades que tuvo para trabajar en medio de la desconfianza de los ucranianos a los infiltrados rusos. "No la pasé bien trabajando. Fue muy intensa la relación con el gobierno ucraniano, las fuerzas armadas y los sectores de la resistencia", dijo el periodista. "Saliendo al aire me vinieron a detener cuando estaba enfocando con mi celular una antena de televisión que ellos consideraban que era un objetivo militar", recordó.

Embed

De los Santos remarcó la desconfianza que genera la tecnología en una guerra moderna como la que está ocurriendo ahora en Ucrania."En las redes sociales no había posteos de gente, el gobierno sacó un directivo de cómo manejar las aplicaciones de mensajería. Es muy interesante en una guerra con este nivel de tecnología, que hasta ahora no había habido", recordó. En otro tramo de la charla, de los Santos destacó "la exaltación del patriotismo" en Ucrania, que tiene que ver con la historia de ese país.

Carolina Amoroso puso el foco en el "periodismo humanitario", y reflexionó sobre la realidad de las víctimas civiles de la guerra, un problema que se le plantea al periodista a la hora de cubrir el conflicto. "Es gente profundamente humillada. Tenés un problema ético que tiene que ver con que los que van con una cámara no caigan en la espectacularización y el dolor del otro, que ya está siendo reducido y extirpado de todo lo que constituye su identidad. Las personas somos aquellos a los que amamos, una casa, una comida que nos gusta, un instante y no mucho más. Esta gente estaba extirpada de todo eso que la construye", dijo la periodista de TN.

German Ucrania Luis Mino__MG_2215_MTH_1200.jpg
Germán de los Santos salió en forma diaria en los distintos programas de Aire de Santa Fe, como Ahora Vengo que conduce Luis Mino, y también escribió crónicas para AIRE DIgital y videos para las redes del multimedios.

Germán de los Santos salió en forma diaria en los distintos programas de Aire de Santa Fe, como Ahora Vengo que conduce Luis Mino, y también escribió crónicas para AIRE DIgital y videos para las redes del multimedios.

"Hay muchas pruebas que uno tiene que pasar cuando se encuentra con ese dolor, de no ser una canalla y poder mostrar ese dolor con todo el respeto que se merece", señaló.

El corresponsal de C5N, Gabriel Michi, contó que "todo el drama humanitario" se encontraba no en el centro de las ciudades sino en las estaciones de trenes. "Significaba la última esperanza de poder escaparse", contó.

Embed

"Al ocurrir en Europa, esta guerra tuvo mucho más interés que otras. Ninguna guerra de las que han ocurrido en los últimos años tuvo la cobertura de esta. Argentina fue el medio de Latinoamérica que más equipos envió. Trato de entenderlo por la enorme población ucraniana que hay en Argentina, casi medio millón de personas, pero no sé si es por eso", reconoció el periodista.

Además, remarcó que la particularidad de esta guerra tiene que ver no solo con la tecnología sino con el fantasma de la Segunda Guerra Mundial que permanece y que se trasladó de generación en generación.

AIRE en Ucrania: una cobertura histórica para el periodismo de Santa Fe

En un mano a mano con Luis Mino, director del Grupo AIRE, Germán de los Santos recordó cómo fue cubrir el conflicto armado que tiene al mundo en vilo. "Uno siempre tiene miedo. Eso del héroe que no tiene miedo, no va. El miedo es progresivo, pero es un espectáculo terrorífico ver cómo un misil de 4.000 kilos impacta con un antimisil igual de pesado", recordó.

En su balance de la cobertura de la guerra, De los Santos resumió cuál fue el objetivo de viajar a Ucrania. "Intentamos contar los distintos matices y costados de una guerra, que no sólo se da en el plano militar, sino que abarca una profundidad mucho más cruel que tiene que ver con la fractura que provoca en la gente.

AIRE EN UCRANIA

Y también lo que fue como desafío logístico para AIRE. "En este tipo de trabajos periodísticos lo más complejo es lo que para otros, quizá para todos, parece lo más sencillo o natural: llegar al lugar donde ocurren los hechos que uno debe contar. Ese verbo “llegar” incluye decenas de problemas que enfrentar en un país donde casi nada funciona, porque se encuentra en guerra. Nada se puede planificar. Lo más transparente era también contar esos problemas. Porque era parte esencial del trabajo", planteó De los Santos.

El momento más complejo fue la cobertura de la guerra en Kiev, con toque de queda, barricadas y muchas dificultades para conseguir alimentos. "Hubo momentos en los que pensé qué hago acá -reconoció De Los Santos-. Fueron varios. En Kiev, donde los bombardeos se transformaron en un sonido cruel y cotidiano, ocurrió varias veces. Miraba por la ventana del hotel a oscuras, mientras se veía el resplandor de las bombas, y la frase repiqueteaba en mi cabeza como un metrónomo. Sólo eran momentos. Porque después, cuando lograba salir a la calle a trabajar, esas dudas se despejaban cuando veía lo que tenía enfrente, una ciudad gigante repleta de barricadas y trincheras, carcomida por los bombardeos. Ahí respondía la pregunta: “Para contar esto”.

Temas