miércoles 23 de septiembre de 2020
Actualidad | Buenos Aires | Coronavirus | aislamiento

Fuerte operativo casa por casa en Villa Azul tras confirmarse 84 casos de coronavirus

Desde que se aisló el asentamiento ubicado en los límites de los distritos bonaerenses, Quilmes y Avellaneda, comenzó un plan de asistencia por parte del gobierno de la provincia de Buenos Aires para brindar asistencia sanitaria y alimenticia.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires desplegó este lunes un fuerte operativo de asistencia casa por casa y con ayuda de las fuerzas de seguridad en el barrio de Villa Azul, cuyos 5.000 habitantes entraron en un estricto aislamiento por 15 días tras haberse detectado 84 casos positivos de coronavirus.

La asistencia supone la entrega de alimentos y artículos de limpieza para abastecer a la población de este barrio, que abarca zonas de Quilmes y Avellaneda, en el sur del conurbano bonaerense, mientras se esperan los resultados de otras cien pruebas tomadas a vecinos del asentamiento.

"En el día de la fecha se encontraron 100 personas con síntomas relacionados con el coronavirus y se les realizó el hisopado correspondiente", informaron fuentes de la gobernación bonaerense sobre la situación de Villa Azul.

Leer más ► Coronavirus: Larroque explicó que es "compleja" la situación de Villa Azul

Las autoridades indicaron además que el reparto de bolsones se inició por las casas donde residen personas con contagios o casos sospechosos, un total aproximado de "900 viviendas, con más de una familia en cada una (en algunos casos)".

"Se garantiza atención de salud en los dos centros municipales de Quilmes y Avellaneda y, además, se dispuso ampliar con consultorios móviles de provincia y otro de Nación", aseguraron las autoridades provinciales y municipales.

Detectar en Villa Azul medidas.jpg
Operativo de aislamiento el asentamiento Villa Azul, ubicado en el límite de los distritos de Quilmes y Avellaneda, en la provincia de Buenos Aires.

Operativo de aislamiento el asentamiento Villa Azul, ubicado en el límite de los distritos de Quilmes y Avellaneda, en la provincia de Buenos Aires.

Villa Azul es un barrio popular habitado por unas 5.000 personas, de las cuales 3.000 están ubicadas en el partido de Quilmes y 2.000 en la vecina Avellaneda. Allí se tomó la decisión de cerrar todos sus límites durante dos semanas para "frenar el foco y no expandirlo" desde el 24 de mayo, según explicó el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, después de que se detectaran de repente 53 casos en un día. Los vecinos con síntomas fueron sometidos al testeo y los casos positivos se trasladaron, según la gravedad, a hospitales de la zona o a lugares de aislamiento.

"En Villa Azul encontramos un número alto de positivos, y se tomaron medidas urgentes y formamos un comité de crisis para intervenir con los municipios de Quilmes y Avellaneda", explicó Larroque.

El comité, creado este domingo a la noche, está integrado por los ministerios de Salud, Desarrollo de la Comunidad y el de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, junto a los municipios de Quilmes y Avellaneda, legisladores y organizaciones sociales.

Leer más ► Aislaron una villa del Gran Buenos Aires por un brote de coronavirus

Además de aislamiento comunitario, se resolvió instalar dos centros logísticos de atención sanitaria y de distribución, casa por casa, de alimentos y elementos de higiene, para evitar que sus habitantes se trasladen a los comedores que funcionan dentro del barrio, considerados un "foco de contagio importante".

Para mantener cerrado el barrio y permitir sólo las salidas por criterio sanitario, el gobierno afectó a unos 300 efectivos de las distintas fuerzas de seguridad, que se distribuyen de a cien por turno. Desde el gobierno provincial, informaron que todos los casos confirmados, con síntomas leves, van a un centro de aislamiento y en caso contrario, a un hospital.