domingo 3 de julio de 2022
Actualidad Virrey del Pino |

El relato que destapó los abusos en el jardín de La Matanza: "Mamá, tengo un secreto con el portero"

El auxiliar de 66 años fue detenido acusado de agredir sexualmente a nenes de 4 y 5 años. Esta mañana los familiares de las víctimas reclamaron frente a la institución y se produjeron grandes destrozos.

El encargado de un jardín de infantes del Barrio Nicole, en Virrey del Pino, La Matanza, fue detenido el martes, acusado de abusar sexualmente de una nena. “Mamá, tengo un secreto con el portero”, fue el testimonio de una de las víctimas. Tras la imputación del hombre, familiares de los alumnos protestaron frente al instituto y se produjeron graves destrozos en el lugar.

Las acusaciones comenzaron luego de que una de las nenas le contara a su madre que el portero le tocaba el pelo y le decía cosas.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

De acuerdo con la información que trascendió en las últimas horas, la denuncia policial fue radicada por los padres de una nena. Sin embargo, varios nenes del jardín habrían relatado hechos similares: los abusos habrían tenido lugar en un baño de la institución.

Al parecer, los nenes hablaban de un “nene malo, de la escuela, al hacer referencia a los abusos y cuando se les pedía que dieran detalles físicos, todos coincidían con el portero.

“Los chicos se refieren a él como ‘el loquito’”, expresó la hermana de una de las estudiantes del establecimiento.

Los familiares reclaman que las autoridades del colegio no les dan respuestas ante el reclamo por el contexto en el que se dieron los abusos.

ABUSO EN UN JARDÍN DE INFANTES: Detuvieron al portero que llevaba a los niños al baño

La protesta en la puerta del colegio terminó en una batalla campal

Tras destaparse los hechos, el martes por la tarde, padres se acercaron al jardín, arrojaron piedras y provocaron graves destrozos en el lugar. Tras los incidentes llegó la Policía y efectuó disparos con balas de goma.

Todo terminó en una batalla campal. El establecimiento, número 1000, está ubicado en el kilometro 35 de Ruta 3.

El portero, de unos 66 años, fue detenido en medio de los desmanes y está a disposición de la Justicia. En principio, de acuerdo con los familiares de los chicos, habría al menos 10 denuncias más y se presume que hay más casos.