lunes 16 de mayo de 2022
Actualidad

Condenan a 10 años de prisión a un hombre por asesinar a puñaladas a un adolescente en Tucumán

El Ministerio Público Fiscal, por medio de la Unidad de Homicidios II, reunió las pruebas suficientes que permitieron la condena a través de un juicio abreviado.

Un hombre fue condenado a 10 años de prisión, tras un juicio abreviado, como autor del crimen de un adolescente, asesinado a puñaladas en un barrio de la capital tucumana en diciembre pasado, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Guillermo Roberto Amaya, quien fue encontrado culpable del delito de "homicidio simple" en perjuicio de Lucas Eduardo Navarro (16).

Durante la audiencia realizada ayer, la Unidad Fiscal de Homicidios II, a cargo de Carlos Sale y la defensa técnica, acordaron la pena de 10 años de prisión de cumplimiento efectivo, que fue admitida por el juez interviniente.

Ante el magistrado, fiscalía expuso las evidencias probatorias que ligaron al imputado y su participación en el asesinato.

Entre las pruebas reunidas, se detalló el sumario de la División de Homicidios y la intervención en el lugar por parte del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) "donde personal de Química Legal procedió al levantamiento, mediante hisopado, de manchas pardo rojiza encontradas en el lugar y el secuestro de una prenda de vestir, que resultó clave, debido a la existencia de rastros de sangre humana en la misma y de ADN que coincidían con el de la víctima", indicó la fiscal auxiliar Luz Becerra.

"Esta prueba es más que suficiente para sostener la existencia del hecho de sangre y la responsabilidad", sostuvo el juez tras la exposición de Becerra. También fueron determinantes las declaraciones testimoniales para la decisión del magistrado.

El crimen ocurrió el martes 21 de diciembre de 2021, alrededor de las 23.30, en pasaje Díaz Vélez al 1800, cuando el adolescente se encontraba en la vereda de un quiosco de bebidas.

Según las fuentes, Amaya pasó por el lugar acompañado por su pareja y comenzó una discusión con la víctima que desencadenó una pelea entre ambos.

Luego el ahora sentenciado, con clara intención de causarle la muerte a Navarro, extrajo un cuchillo y apuñaló varias veces al adolescente. Navarro fue trasladado a una clínica de la zona donde ingresó fallecido, mientras que Amaya se escapó del lugar, aunque fue detenido horas después por efectivos policiales.