menu
search
Actualidad Medio ambiente |

Basura en la Costa: un problema que lleva 10 años sin respuestas

Desde hace bastante tiempo, vecinos y organizaciones de Rincón y Arroyo Leyes reclaman soluciones a un problema que afecta a los habitantes del lugar y sobre todo al medio ambiente. Los basurales a cielo abierto siguen creciendo, la recolección diferenciada no alcanza, y la planta de tratamiento está a mitad de camino.

Si bien se reconocen algunos avances, como la constitución del Consorcio de Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos GIRSU de la Costa, que integran las localidades de Rincón, Arroyo Leyes y Santa Rosa de Calchines; la disposición de un terreno para construir una Planta de Transferencia de Residuos para la recuperación y tratamiento; y el comienzo de la recolección diferenciada, lo cierto es que los basurales a cielo abierto siguen existiendo y contaminando.

Basural RinconDJI_0389_1200 MTH.jpg
El basural de Rincón está ubicado en Callejón Pintos, a 600 metros de la ruta provincial 1.

El basural de Rincón está ubicado en Callejón Pintos, a 600 metros de la ruta provincial 1.

En este sentido, desde la ONG Tramatierra, afirmaron a AIRE que “existe una gran preocupación, porque pese a haber planteado el tema hace muchos años, lamentablemente el problema sigue igual o peor que hace 10 años atrás. Tenemos un enorme basural a cielo abierto sin separación diferenciada de residuos, o casi nula, y la basura se sigue acumulando al lado de la laguna con la contaminación que eso implica. Pasaron distintas gestiones de gobierno, de diferentes colores políticos, y ninguna hizo avances concretos”.

“Entendemos por supuesto que el tratamiento adecuado de los residuos es un tema complejo de resolver. Pero también advertimos que muchas gestiones están enfocadas en el tratamiento de los residuos, cuando lo importante sería avanzar en la reducción de los residuos que generamos. Esa es la clave. Para esto se necesita mucha concientización, además de alentar a los habitantes a separar lo orgánico y fomentar el compostaje, que en nuestra zona es muy fácil de hacer. Así podríamos reducir el 50 por ciento de la basura que tiramos”, aseguró Betzabet Morero, integrante de Tramatierra Santa Fe.

La costa no es basural

El grupo de vecinos e instituciones de Colastiné, Rincón y Arroyo Leyes, conocido como “La Costa no es Basural”, también se unió hace poco más de dos años, por la misma preocupación: la proliferación de los basurales a cielo abierto. Oportunamente, pidieron que el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático provincial les informen sobre la situación, se reunieron con autoridades y luego de mucho trabajo y jornadas de concientización entre los vecinos, lograron que las comunas iniciaran la recolección diferenciada de residuos reciclables.

En el caso de Arroyo Leyes, reconocieron que la recolección diferenciada se realiza semanalmente y que fue “un paso importante”. Sin embargo, aseguraron que “estos residuos se depositan en un espacio –también cercano a la laguna, y una zona inundable- pero además se trata de un espacio donde los recicladores no tienen las condiciones mínimas para trabajar.

basural arroyo leyes1.jpg
Desde La Costa no es Basural realizaron jornadas de separación de residuos para reducir lo que llegaba a los basurales a cielo abierto.

Desde La Costa no es Basural realizaron jornadas de separación de residuos para reducir lo que llegaba a los basurales a cielo abierto.

“Fue un primer paso, muy importante, porque hace que se empiece a reducir la cantidad de basura que generamos y que llega a los basurales. Pero falta mucho por hacer y mientras tanto la contaminación avanza en toda la zona”, explicó a AIRE, Juan Manuel Bullo, uno de los integrantes del colectivo.

Cabe destacar que los residuos que pueden reciclarse se vuelcan en un área que designó la comuna que no cuenta con las condiciones mínimas para que los recicladores puedan trabajar, como por ejemplo: cerco perimetral, mesadas para separar los residuos, lugar para juntar y guardar lo recolectado por tipo de residuo, entre otras cuestiones. Asimismo se encuentra en una zona inundable y lo que no es llevado por los acopiadores se quema, o se lo lleva la laguna.

Mientras tanto, son los propios vecinos que los que gestionan este tipo de materiales. “El tema es muy grave y serio, por eso nos venimos ocupando desde hace un tiempo, si no nos tapa la basura”, explicó el vecino.

¿Qué dice el Ministerio de Ambiente?

Desde el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático de la provincia admitieron que el tema de los residuos requiere de un trabajo “a largo plazo”. En diálogo con AIRE Saida Caula, Directora Provincial de Economía Circular, comentó que “desde hace un tiempo se viene trabajando en conjunto con las tres localidades que conforman el Girsu de la Costa: Arroyo Leyes, Santa Rosa de Calchines y San José del Rincón”.

En este sentido, señaló que se fortalecieron espacios donde llevar residuos reciclables para reducir la basura que llega a los basurales a cielo abierto, y además se impulsó la recolección diferenciada. “Hay una buena respuesta por parte de los vecinos y vecinas, tanto en la separación como en lo que acercan a los puntos verdes. Eso es un puntapié para seguir trabajando. Por supuesto que tiene que ir acompañado todo de concientización y educación ambiental. El tema de los residuos siempre es a largo plazo. No hay que parar porque una vez que la población se acostumbró hay que seguir adelante”.

En relación a la Planta de Tratamiento dela ciudad de Rincón, admitió que están hechas las gestiones, pero que se requiere la aprobación para su financiamiento. Asimismo aseguró que hasta que esté la solución definitiva, se está trabajando con todos los recicladores, que se los capacita y se los acompaña. “Ellos son un eslabón fundamental en la economía circular, porque son parte del proceso. Por eso vamos a seguir trabajando en este sentido, porque no se puede dar marcha atrás”.