menu
search
Espectáculos Don Ramón | Carlos Villagrán | Ramón Valdés

"Allá te espero" fueron las últimas palabras de Don Ramón a Kiko

El actor y comediante Carlos Villagrán (Kiko) reveló cuáles fueron las últimas palabras que el fallecido Ramón Valdés (Don Ramón) le dijo antes de morir.

Carlos Villagrán, actor y comediante mejor conocido como "Kiko” papel interpretó en la serie “El Chavo del 8”, en una plática con la hija del también comediante Ramón Valdés, reveló cómo fue la última charla que tuvieron. El histrión también comentó que la muerte de "Don Ramón" le afectó mucho, ya que él y Valdés eran buenos amigos, pues no solo trabajaron juntos en el programa de “Chespirito”, también formaron parte de una serie muy similar a la de Roberto Gómez Bolaños, solo que está se grabó en Venezuela y se llamaba "Federrico”.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

https://twitter.com/RamnValdsCasti1/status/1292510040025374720
https://twitter.com/RamnValdsCasti1/status/1345466659478364160

Hasta el último momento dijo chistes

En entrevista con Carmen Valdés, hija de "Don Ramón", Carlos Villagrán confesó tenerle mucho cariño y aprecio a Ramón Valdés. También detalló que pese a su ocupada agenda, tuvo tiempo para visitar a su amigo, quien estaba internado en el hospital Santa Elena.

Fue en esa visita al nosocomio en donde "Kiko" encontró muy delgado a Ramón Valdés, pero pese a su estado él conservaba su buen humor y hasta “sus bromas”. Carlos Villagrán aseguró a la hija del comediante que la muerte de su padre le afectó mucho y se quedó sin palabras.Perder a Don Ramón fue muy doloroso para mí”, sentenció Kiko, quien también señaló que el día que se enteró de la muerte del actor, le llegó una foto de Ramón Valdés.

Recordemos que Ramón Valdés, quien dio vida a “Don Ramón” en la famosa comedia de Roberto Gómez Bolaños, “Chespirito”, falleció el 7 de agosto de 1988 a causa de un avanzado cáncer de estómago.

“Yo lo vi muy delgado y ya vi que le faltaba muy poco tiempo. Así que lo abracé y empecé a llorar. A lo cual él me dijo: ‘Ya, no llores cachetón. Allá te espero’. Le digo: ‘¿Allá con el Señor?’. ‘No te hagas el tonto: allá abajo’, me respondió”, narró "Kiko" con una sonrisa. “Yo lo vi muy delgado y ya vi que le faltaba muy poco tiempo. Así que lo abracé y empecé a llorar. A lo cual él me dijo: ‘Ya, no llores cachetón. Allá te espero’. Le digo: ‘¿Allá con el Señor?’. ‘No te hagas el tonto: allá abajo’, me respondió”, narró "Kiko" con una sonrisa.