miércoles 11 de mayo de 2022
Tecno y Gaming lag | fps | videojuegos

¡Que no son lo mismo!: diferencias entre lag y caida de fps

Ya no culpes a tus padres cuando vean una serie, porque probablemente no tienen la culpa. Tener lag o caída de fps, es diferente y generan efectos contrarios.

Quizás se llegue a probar de todo. Se mejora el setup, se cambia de compañía de internet, se aumentan los megas, se adquiere una GPU, y aún así… El maldito “lag” sigue. ¿Pero si a eso que se le llama lag, en realidad no lo es?

Cuando se ingresa al mundo de los videojuegos, enseguida se conoce el término “innombrable”. Ese momento en el que aparece el cartel de “reconectando”, suele ser la pesadilla de todo gamer. Ni hablar cuando la imagen se congela o se generan los famosos “tirones”. Sin embargo, esto último, aunque suele llamarselo lag, en realidad es una caída de fps.

No te olvides de seguirnos en Google Noticias para mantenerte informado

Entonces, ¿Cómo diferenciarlos?

El término "lag" se utiliza cuando existe un retardo en la reproducción de datos, que hace que no haya una respuesta inmediata a las órdenes que demos. Un ejemplo es cuando dentro de una partida, se acciona la tecla del ultimate y este no se efectúa, o cuando sólo se ve la animación sin generarle daño a los enemigos o el daño es tardío.

2.jpg
El término

El término "lag" se utiliza cuando existe un retardo en la reproducción de datos, que hace que no haya una respuesta inmediata a las órdenes que demos.

Esto se mide a través del tiempo de latencia, lo que en informática tiene al ping como unidad de medida expresada en “ms” (milisegundos). Cuanto más ping, mayor va a ser el tiempo de respuesta, y por consiguiente, se transmite en la jugabilidad con lag.

Mientras que la caída de fps es cuando se reproduce un número reducido de fotogramas por segundo. Esto genera que la imagen del juego no se vea fluida, se congele o tenga “tirones” en determinados momentos. Normalmente se lo suele asociar con el lag, pero la realidad es que, no sólo los efectos no son iguales, sino que también provienen de razones diferentes.

Los motivos y las soluciones

En algunas ocasiones, la razón del primero puede ser por el servidor del juego. Por ejemplo, si éste se encuentra a una gran distancia respecto del lugar de residencia o se presentan algunos errores de prestación, el tiempo de latencia sube. La forma de resolverlo, es buscar un server que se encuentre dentro de la misma región que la compañía de internet que brinda servicios al domicilio.

1.jpg
El lag suele ser un problema de conexión entre la red de internet y la PC, así como del paquete de megas contratado.

El lag suele ser un problema de conexión entre la red de internet y la PC, así como del paquete de megas contratado.

Aunque, en la mayoría de los casos, es “culpa” del usuario. Ya sea porque no se cuenta con un paquete de internet apropiado (cantidad de megas de carga y descarga), existen muchos dispositivos conectados en simultáneo a la red, o hay gran distancia entre la PC y el router o muchos obstáculos en medio (paredes y muebles). Para resolver el problema del lag, se recomienda que se conecte la PC al router de manera directa por medio de un cable Ethernet. También que se contrate un mejor paquete de internet y que se eviten tener otros dispositivos conectados que requieren descargas de datos o actualizaciones automáticas.

En el caso de las fps, puede deberse a la antigüedad o capacidad de los componentes de la pc. En particular, tiene que ver con el CPU (procesador), la GPU (placa de video) y/o la memoria RAM. Todo depende de los videojuegos y la calidad gráfica que tengan. Para LoL, Valorant, Minecraft o CSGo, que no tienen un gran porcentaje de texturas o cantidad de datos de imagen a procesar, probablemente las soluciones a estos inconvenientes sean mucho más fáciles y accesibles.

En general, en el caso del procesador, puede ser por la cantidad de núcleos y filamentos que tiene, o la frecuencia a la que trabaja. Mientras que en la gráfica, entran en juego múltiples aspectos a considerar. Sin embargo, se pueden señalar la velocidad del chip gráfico o tamaño de la VRAM (memoria de la GPU), como factores importantes. La memoria RAM, por su parte, depende no sólo de la generación (DDR), sino también de la frecuencia a la que trabaja y su capacidad. En este sentido, no se debe olvidar que lo que se está produciendo es un intercambio de información. Esto es tanto por parte del juego, como por parte del usuario y las acciones que va comandando.

3.jpg
La caída de fps es cuando se reproduce un número reducido de fotogramas por segundo. Esto genera que la imagen del juego no se vea fluida, se congele o tenga “tirones” en determinados momentos.

La caída de fps es cuando se reproduce un número reducido de fotogramas por segundo. Esto genera que la imagen del juego no se vea fluida, se congele o tenga “tirones” en determinados momentos.

Cuidar los componentes de la PC

Teniendo en cuenta que la calidad, texturas, espectro de colores y efectos, van mejorando año tras año, los componentes requieren cambios y mejoras, así como de un mantenimiento constante y control de las temperaturas. La gran mayoría suele olvidar esto, arman su setup y no miden su rendimiento o buen funcionamiento.

Muchos de los problemas que se mencionaron con anterioridad, se pueden evitar si se presta atención a la potencia que tiene el equipo y cuánto puede dar en rendimiento. Los videojuegos que salen al mercado en la actualidad, tienen opciones gráficas que pueden ayudar a darle un respiro a la PC. Quizás, la clave este en contener las ganas de querer jugar con todo "full" y en conocer más el equipo que se tiene.