domingo 18 de julio de 2021
Sociedad Corea del Norte | Kim Jong-un | moda

Prohibición en Corea del Norte: ¿Cómo un simple jean puede amenazar la política de un país?

Kim Jong-un, el dictador de Corea del Norte sorprendió al mundo entero al prohibir el uso de jean skinny, ciertos cortes de pelo y otras prendas. ¿Cuidado de la cultura socialista o un atentado contra la libertad de expresión y elección? ¿Cómo una prenda puede amenazar todo el sistema político de un país?

Corea del Norte estuvo en foco del ojo público cuando su presidente, Kim Jong-un, emitió una serie de prohibiciones que llamaron mucho la atención. No le alcanzó con cerrar las fronteras del país y mantener aislada a su población del resto del mundo: el líder norcoreano ahora también combate los símbolos de la cultura occidental. Prohibió el uso de jeans skinny, piercings, remeras con logos de marcas, el pelo teñido y el corte mullet por considerar que amenazan la cultura socialista del país.

A esto se le suma la prohibición de ver películas o series surcoreanas y extranjeras. El mandatario decidió castigar con jornadas interminables en campos de trabajo y hasta con la pena de muerte a quienes desobedezcan las nuevas normas de estilo que implantó.

Kim Jong-un, mandatario de Corea del Norte
Kim Jong-un, mandatario de Corea del Norte

Kim Jong-un, mandatario de Corea del Norte

En Corea del Norte, el control sobre la imagen de sus pobladores no es nueva: existen ciertas reglas a seguir en cuanto al aspecto como que hay cortes de cabello para hombre y mujeres. Además, todas las personas están obligadas a llevar un broche o pin con la cara de Kim Jong-un.

Estas disposiciones tomadas por el gobierno norcoreano están justificadas por su forma política y cultural, pero desde el punto de vista occidental parece insólito o pude atentar contra la libertad de expresión de cada individuo.

Kim Jong-Un fotografiado con estudiantes de una escuela militar .jpg
Kim Jong-Un fotografiado con estudiantes de una escuela militar

Kim Jong-Un fotografiado con estudiantes de una escuela militar

Lucía Mayo, es licenciada en Relaciones Internacionales y Rocío Renna es estudiante avanzada de esa misma carrera en la Universidad Católica de Santa Fe. Ambas forman parte del Observatorio de Política Internacional y, en diálogo con Aire Digital, explican cómo estas medidas pueden llegar a atentar con el poder del líder de Corea del Norte sumado a la reformulación de las ideologías que incluyen los productos extranjeros, que cabe resaltar el papel del capitalismo y la polaridad con Corea del Sur.

Leer más ► De un remedio casero a ser parte de la cultura pop: a 127 años de la primera botella de Coca Cola

La influencia y supremacía de Kim Jong-un en el poder

La última reforma constitucional de 2019 hizo que Kim Jong-un adquiera el carácter de Jefe de Estado y representante de la Nación, y desde enero del 2021, es secretario general del partido único y principal de Corea del Norte.

Todo esto se ve reflejado cuando uno piensa en Corea del Norte y su mandatario: se vienen a la cabeza los desfiles militares, la cuestión de la guerra nuclear y el control sobre las masas. Una de las características de las proyecciones internacionales que tiene el país es estar fuertemente vinculado con la defensa y la cuestión militar es un eje central del Estado.

Lo más importante con Kim Jong-un es que es la cabeza de esta pirámide de poder en Corea del Norte y tiene que ver con la forma que se organiza este Estado.

Kim Jong-un junto a Donald Trump
Kim Jong-un junto a Donald Trump

Kim Jong-un junto a Donald Trump

"El hemisferio occidental está muy acostumbrado a pensar en estos términos de democrático y no democrático, que es lo primero que llama la atención: esto de que no hay libertades. Esto hay que entender que el Estado Norcoreano se configura de esa manera, que en una clasificación teórica es no democrático", explica Lucía Mayo.

Es un país donde no hay elecciones (existe un partido único, el gobernante) ni libertades. Kim Jong-un como figura de poder rige todas las instancias de la vida de las personas en Corea del Norte. Desde lo político y lo económico hasta lo personal.

¿Cómo la moda puede ser política?

La moda puede ser tomada como una expresión identitaria y cultural que desde el occidente puede hablarse de la misma como algo personal. Siendo como una herramienta expresión que tiene el individuo con respecto a su sociedad y cultura.

"Vivimos en una sociedad de corte individualista, que esto se expresa en la libertad. En cambio hablando de Asia en general o el mundo no occidental, la libertad se configura de distinta manera", expuso Rocío Renna en relación la moda como forma de expresión.

Las diferencias de vestimenta entre Corea del Norte y Sur.jpg

En la península coreana, tanto Corea del Sur –que está más occidentalizada– como Corea del Norte tienen la característica de ser sociedades colectivistas. Esto está íntimamente vinculado a la filosofía del confucianismo, que predomina entre los habitantes. Desde esa perspectiva, la felicidad va a ser real en tanto y en cuanto la mayoría de la población la alcance. No se ve en lo micro sino en lo macro.

En ese marco, el Estado tiene la capacidad o derecho de poder limitar el uso personal. Así, desde el punto de vista de la cúpula norcoreana, argumentan que "las personas que se visten de esta manera o que usan este tipo de corte de pelo están atentando contra la Nación".

Leer más ► El trasfondo de las últimas fotos de Freddie Mercury antes de morir

El pin de Kim Jong-un que deben usar obligatoriamente.jpg
El pin de Kim Jong-un que deben usar obligatoriamente

El pin de Kim Jong-un que deben usar obligatoriamente

Un simple jean puede amenazar la política de un país...

El jean representa un momento específico, la época de los 60's, donde se popularizó en los Estados Unidos y de ahí se fue extendiendo al occidente. El jean es una de las prendas más utilizadas que se fue readaptando y tuvo diferentes versiones en todo occidente.

Estas restricciones con respecto al tipo de vestimenta, existían desde 1948 que se instauró la república popular democrática de Corea, que la diferencia ante el caso actual va en la flexibilidad que estuvo teniendo y que ahora se amplió el rango etario. Involucra incluso a los jóvenes de secundaria y se incrementó la pena de muerte: un estudiante universitario puede llegar a sufrir la pena capital.

Prohíben uso de jeans ajustados en Corea del Norte.jpg
Prohíben uso de jeans ajustados en Corea del Norte

Prohíben uso de jeans ajustados en Corea del Norte

Para Corea del Norte, el jean representa el capitalismo, al que consideran su máximo enemigo y al que identifican principalmente con Estados Unidos. El jean supone desafío al "norcoreano ideal" proyectado por el Estado.

La cuestión principal es con Estados Unidos pero también con Corea del Sur, ya que es la representación de la traición para el gobierno norcoreano. Es como la nación coreana que deben luchan para no ser, siendo un estilo del hermano gemelo maldito. En una lógica de enfrentamiento entre comunismo y capitalismo.

"Si bien nosotros tenemos la mirada occidental sobre lo que pasa con Corea del Norte y por eso nos genera ese rechazo de este tipo de medidas porque nos parecen tan extremas, es cierto que hay que hacer un análisis tratando de entender que hay otro contexto que condiciona al país asiático donde ese tipo de medidas pueden ser más o menos aceptados, pero que no se entiende si no se piensa en la lógica de que hay otras reglas de juego que el lado no occidental y otra del lado interno de Corea del Norte", resaltó Lucía Mayo.

Regimen militar de Corea del Norte.jpg
Regimen militar de Corea del Norte

Regimen militar de Corea del Norte

Al mismo tiempo esto regímenes no democráticos construyen alrededor de un enemigo, necesario para constituir esa diferencia de "lo que son y lo que es el otro". Todas esas manifestaciones occidentales que están muy cerca físicamente sirven también como instrumento educador.

La finalidad de todas estas medidas no está dirigida al resto del mundo. Kim Jong-un y su arquitectura institucional crean esto como un mensaje para su ciudadanía. Buscan utilizar el miedo como una herramienta de dominio.

El secretismo que existe ante la cultura prohibida genera curiosidad, principalmente en los jóvenes. Eso es lo que tratan de combatir con las restricciones aún más firmes promulgadas recientemente.