miércoles 19 de enero de 2022
Sociedad | maltrato animal | animales | TAS

Maltrato animal: más de mil caballos rescatados en Santa Fe en 13 años

Aire Digital habló con Lucía Nechay, voluntaria, rescatista y miembro de la Comisión Directiva de SOS Caballos, quien explicó que si bien se ven más caballos traccionando a sangre en la calle, pero cada vez es mayor el compromiso de la gente de denunciar el maltrato animal.

El maltrato animal es una problemática de larga data que se manifiesta de diversas formas y que continúa sin una alternativa para su solución. En la Ciudad de Santa Fe, la "tracción a sangre" (TAS) es una de ella. Ante esto, SOS Caballos busca dar una respuesta y una ayuda a equinos que a veces son explotados hasta la muerte. A 13 años de su fundación, ya rescataron más de 1.000 caballos.

Aire Digital habló con Lucía Nechay, voluntaria, rescatista y miembro de la Comisión Directiva de la ONG, quien explicó que si bien se ven más caballos traccionando a sangre en la calle, cada vez es mayor el compromiso de la gente de denunciar el maltrato hacia los animales.

Según la ley 14.346, se entiende por maltrato a animales no alimentarlos bien, estimularlos con instrumentos que les causan dolor (como el látigo), hacerlos trabajar muchas horas sin descanso, o cuando no están en buen estado físico, estimularlos con drogas sin fines terapéuticos y usarlos para llevar vehículos muy pesados. Una imagen que se ve a diario por las calles de la capital santafesina, que prevé una pena para quien comete estos delitos de 15 días a 1 año de prisión.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCHdA5uqnvsX%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAPoyUZCfVOzCK6HBrlAtJDhxTgMin5NgC8D8n8IPrPokuMS9QVk5DtPl7QkMHvY8Wi3IYAzeuVJKoqVFvpZBxDM6gFb18hLZCbDhXN3ruUBm0sC3fOWXibTXbjKcAcdvXu6DH7lwnj74RiRLcl65jzr02r64gZDZD

La ONG SOS Caballos se inició en el 2007 porque se veían muchos carros con los caballos en mal estado. Una vecina -que sigue formando parte de la agrupación-, escribió una carta pública comentando el maltrato que veía hacia los caballos en la calle. Con ella se comunicó Cristina Pagani, quien hoy es la presidenta, y empezaron a detener los carros en la calle, llamaban a la policía y denunciaban por maltrato animal.

Con los años se armó un protocolo, que consiste en llamar a la policía, que los efectivos se lleven al animal y lo revise el veterinario policial para constatar su estado. El veterinario hace el informe, el fiscal considera si el caballo debe ser secuestrado, y SOS Caballos son los depositarios judiciales de los animales. A partir de ahí, los trasladan al predio que tienen en Colastiné para recuperarlo.

Leer más ► Robaron una yegua a la ONG SOS caballos

Cuentan una veterinaria, llamada Alejandra Belda, que trabaja ad honorem para la ONG y que vive pegado al predio donde recuperan a los animales, asi que estan con atención 24 horas. Además trabajan con otro veterinario para caballos con cuadros más graves, que necesitan cirugías o limpiezas más profundas.

En cuanto al estado de los caballos, consideró que "antes se veían mayor cantidad de caballos en mal estado. Por parte de los carreros sienten que hay mayor control, pero cada vez son más los carros", pero agregó que "a medida que pasan los años vemos mayor compromiso de la gente. Tiene mas difusión en las redes sociales, si bien la TAS no está prohibida, la gente se involucra más", explicó Nechay.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCG-7OwEHUr2%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAPoyUZCfVOzCK6HBrlAtJDhxTgMin5NgC8D8n8IPrPokuMS9QVk5DtPl7QkMHvY8Wi3IYAzeuVJKoqVFvpZBxDM6gFb18hLZCbDhXN3ruUBm0sC3fOWXibTXbjKcAcdvXu6DH7lwnj74RiRLcl65jzr02r64gZDZD

La mayoría de los caballos fueron rescatados en base a un resolución del Fiscal Regional, Carlos Arietti en octubre de 2018, que indica que el caballo debe ser secuestrado si corre riesgo la vida del animal, pero de ser maltratado y no correr riesgo, se lo devuelve al propietario. El problema es que con la revisión que hace el veterinario policial no hay estudios bioquímicos y es muy difícil para ellos determinar si corre o no riesgo la vida.

Sin embargo la agrupación considera que "todo caballo que tracciona en la calle corre peligro por una serie de accidentes que puede sufrir, como lesionarse una pata con un pozo, o que lo choque un auto". Además, esos propietarios se lo llevan con el compromiso de presentarlo al mes en la comisaría para constatar el estado, pero no lo hacen y les pierden el rastro.

Leer más ► S.O.S Caballos comunicó lo sucedido en el escandaloso té bingo

Cuando los caballos son retenidos, "la gran mayoría de las veces tenemos problemas, no aceptan que el animal está en mal estado y no se puede seguir usando, se enojan, nos gritan, nos agreden", contó Nechay. Muchas veces los carreros reivindican no solo su práctica laboral sino el vínculo existente con el animal.

Pero al respecto, Nechay aseguró que "en pocos casos que intervenimos los caballos son el único medio de la familia, en un caso de Santo Tomé los propietarios andaban en dos motos, hay carreros que han llegado a reclamar sus animales en auto, en camioneta, nosotros lo que pedimos es una solución que incluya otro medio", expresó.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCFpfRCPHYtb%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAPoyUZCfVOzCK6HBrlAtJDhxTgMin5NgC8D8n8IPrPokuMS9QVk5DtPl7QkMHvY8Wi3IYAzeuVJKoqVFvpZBxDM6gFb18hLZCbDhXN3ruUBm0sC3fOWXibTXbjKcAcdvXu6DH7lwnj74RiRLcl65jzr02r64gZDZD

Un avance significativo que tuvieron desde la asociación fue en 2016 con un caballo llamado Guido, a quien el juez lo reconoció como ser sintiente y se lo entregó a la agrupación, y fue pionero a nivel nacional. "Se avanzó mucho a en los derechos a los animales desde que se los considera seres sintientes y sujetos de derechos", aseguró.

Consultada por la recepción de la gente, la rescatista explicó que "la gran mayoría de las personas nos apoya, colaboran con nosotros, de forma económica, siendo voluntarios, actualmente hacemos una venta por mes para solventar los gastos que son muchos. Tenemos socios, madrinas y padrinos. La gente se interesa muchisimo, nos donan comida, insumos".

Cómo denunciar el maltrato animal a los caballos

Nechay explicó que en la mayoría de los casos de los carros tienen recorridos fijos, más o menos todos los días a la misma hora pasan por los mismos lugares, por eso piden que al ver un caso así les avisen las características de los animales, lugar y hora, y con eso llevan el control. Además agregó que "si tienen la posibilidad de seguirlos, que llamen al 911, que se vaya actualizando el recorrido, que se pase el minuto a minuto a la policía porque ellos informen al móvil para detenerlo, una vez detenido pedimos que se nos de aviso".

Un problema complejo

Abordar la cuestión de la tracción a sangre, no sólo es hablar de brutales casos de crueldad animal, sino que también abarca acentuadas problemáticas sociales y culturales, que ponen en juego la inexistente justicia social. Es revelar el fracaso político de una sociedad que castiga siempre al más vulnerable, pero donde el mayor de los sufrimientos se lo lleva el animal, y es inadmisible que la única opción sea la explotación y el sufrimiento de los caballos.

Es por esto que es responsabilidades de las autoridades gubernamentales que encuentren urgentemente una alternativa que sustituya la tracción a sangre por otros vehículos de tracción motora (como por ejemplo, los motocarros), y que ofrezcan una salida laboral superadora.