domingo 29 de noviembre de 2020
Sociedad | mujer | Celular | España

Le revisó el celular a su marido y la condenaron a un año de cárcel

Ocurrió en España. Una mujer desbloqueó el celular de su marido y miró las conversaciones del chat sin su consentimiento en medio de un proceso de divorcio.

Las sospechas en una pareja pueden llevar a cualquiera de los dos integrantes a hacer todo tipo de cosas. Tal es el caso de una mujer en España que revisó el celular de su esposo para descubrir una infidelidad. La Justicia del país europeo la condenó a un año de prisión y la obligación del pago de una multa por 1.080 euros.

Según informa el sitio web El Trece, esta decisión fue tomada por el Juzgado del área Penal número 3 en Jaén, sur de España. Dicha condena establece que la mujer, identificada como María Magdalena M.G. es acusada por el delito de descubrimiento y revelación de secretos.

image.png

En el momento en el que María Magdalena y su esposo se encontraban en proceso de divorcio, la mujer decidió acceder sin permiso al teléfono del hombre, teniendo acceso a sus mensajes de texto, los cuales reenvió a su cuñado para indicarle que quien se convertiría en su exesposo le era infiel.

Leer más► Fernando Burlando: una de sus hijas se salvó de vivir una tragedia

Estos hechos que ocurrieron en 2012 fueron probados en medio de un juicio. Sin embargo, en el momento en el que esta mujer fue interrogada, alegó que utilizó el celular de este hombre para poder hacer una llamada, ya que su móvil presentaba un desperfecto.

Fue entonces cuando, después de revisar los mensajes, la mujer se dio cuenta de la relación de su esposo con la vecina y, a pesar de que el matrimonio había llegado a su fin, la mujer decidió someter a su esposo al escarnio público.

Ante esto, la vecina presentó una denuncia ante la fiscalía y, por medio de sus representantes legales, pidió 13 años de cárcel, mientras que la Fiscalía pidió tres años de prisión.

Leer más► Juana Viale sorprendió en Instagram con una peculiar receta de medio oriente

Al momento de decidir la condena, la jueza del Juzgado Penal Número 3 sostuvo que "sin contar con el consentimiento ni la autorización del esposo" la mujer accedió a los mensajes, hecho que supone una invasión a la privacidad.