domingo 17 de enero de 2021
Sociedad | dientes |

Estafada: quería tener una sonrisa perfecta y ahora no puede cerrar la boca

Sara Hamilton, de 30 años, tiene problemas con su dentadura ya que sufre de diabetes tipo uno, lo que provoca daños en sus dientes. Quiso arreglar esa situación pero le salió peor.

Sara Hamilton, de 30 años, vive en Bolton, Greater Manchester. No estaba contenta con su sonrisa ya que sufre de diabetes tipo uno, lo que provoca daños en sus dientes. Pero ella quería tener una sonrisa brillante y decidió hacer una compra en Amazon, que promete arreglar los dientes "en cuestión de minutos" y obtener una sonrisa de Hollywood.

Leer más►Jennifer Lopez cautivó a sus fanáticos con una foto desde el gimnasio

Sara dijo: "Mis dientes se han dañado debido a que mi glucosa no está controlada. Eso me hizo sentir cohibida, por lo que quería obtener algunas carillas con clip para el uso diario. Eran baratos y las críticas era buenas, así que pensé que podría probar suerte".

Sara fue conquistada por el precio barato (5 dólares) y algunos de los 19 testimonios que le dieron una calificación de 1.5 sobre cinco.

image.png
Sara fue conquistada por el precio barato (5 dólares) y algunos de los 19 testimonios que le dieron una calificación de 1.5 sobre cinco.  

Sara fue conquistada por el precio barato (5 dólares) y algunos de los 19 testimonios que le dieron una calificación de 1.5 sobre cinco.

"Solo quería poder sonreír. Estaba tan emocionada de que llegaran. Tardaron un par de semanas, pero tan pronto como los saqué del paquete, me eché a reír. Los dientes cosméticos, que se anuncian como 'talla única para todas las carillas', indican que el producto es un 'dispositivo de sonrisa temporal extraíble, reutilizable"', dice Sara.

Leer más►Marilyn Monroe se sometió a un aborto semanas antes de morir

Las carillas eran demasiado grandes para su boca y ni siquiera podía cerrarla. Además de ser cómicamente enormes, los dientes también eran demasiado blancos.

image.png
"¡Ni siquiera podía cerrar la boca, ni hablar!. Y encima de grandes eran muy blancos", dijo Sara     

"¡Ni siquiera podía cerrar la boca, ni hablar!. Y encima de grandes eran muy blancos", dijo Sara

El prospecto del producto también indica: "Si siente que el tamaño de los frenos es demasiado grande o incomoda los dientes, puede acortar adecuadamente la distancia entre los extremos de los frenillos, usando unas tijeras para eliminar el exceso".

Sara lo tomó tranquila: "¡Ni siquiera podía cerrar la boca, ni hablar!. Compartí la foto con mis amigos que también se reían. Es seguro que no los usaré en público, a menos que sea Halloween".

También te puede interesar

Florencia Rosa y Marito Altamirano te recomiendan cinco películas que no ganaron el Oscar y lo merecían:

Embed

Temas