Aterrizaje del Apolo 11: poco combustible y un peligroso cráter forzaron a Armstrong a tomar una decisión inmediata

Superficie lunar

El comandante de la misión Apolo 11, Neil Armstrong, debió tomar una decisión rápida cuando la nave estaba a punto de aterrizar sobre un cráter en modo automático.


Redacción Aire Digital

¿A dónde habría aterrizado el Apolo 11 de no ser por la firme decisión del comandante Neil A. Armstrong de tomar el control manual? El piloto automático de la misión estuvo a punto de hacerlos aterrizar en un peligroso cráter.

En cuestión de segundos, Armstrong tomó el control del viaje y comenzó a buscar un lugar a 500 metros que sería en donde finalmente el Águila plantaría sus pies.

En un video reconstruido por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) muestran cómo fueron los 3 minutos previos al alunizaje.

“Cuando comienza el video, Armstrong pudo observar que en el punto de mira, que estaba hacia el Oeste, había un cráter de 190 metros de diámetro, lo que lo llevó a tomar el control manual y volar horizontalmente, buscando un lugar de aterrizaje seguro”, detalló la NASA en un comunicado.

El video es el único registro visual del histórico alunizaje del 20 de julio de 1969 y pertenece a una cámara de 16 mm (6 cuadros por segundo) ubicada en la ventana del astronauta Buzz Aldrin del lado derecho del módulo lunar Águila.

Además, la agencia señaló que “solo Armstrong vio el peligro; estaba demasiado ocupado volando el módulo para discutir la situación con el control de la misión”, por lo que tomó la decisión en cuestión de segundos.

El Águila alunizó con sólo 20 segundos de combustible restantes.

 

NOTICIAS DESTACADAS