jueves 23 de junio de 2022
Santa Fe Puente Gobernador Oroño | Santa Fe | Puente colgante

Viaducto Oroño: los secretos de un puente que también es acueducto y mañana cumple 50 años

El puente Gobernador Oroño se inauguró el 30 de septiembre de 1971 y sigue siendo el principal canal de comunicación con la Ciudad Universitaria, los barrios y localidades de la costa, y la ciudad de Paraná. También tiene un rol estratégico en la red de agua y cloacas.

No es el más lindo, sino el que está al lado: “el otro”, pero para la conectividad y los servicios de la ciudad es más importante que el Colgante, el puente símbolo de Santa Fe. El viaducto gobernador Nicasio Oroño, que este 30 de septiembre cumple 50 años, es el principal canal de comunicación con la costa y la ciudad de Paraná, y el eje que atraviesan dos cañerías claves de Santa Fe: la cloaca máxima y la que trae agua para potabilizar de la toma del río Colastiné.

Inauguración del puente Oroño 4 medidas.jpg
El puente Oroño se cruzó caminando por primera vez.

El puente Oroño se cruzó caminando por primera vez.

Luego de la crecida del río Paraná de 1966, cuando se tuvieron que dinamitar tramos de la Ruta Nacional 168 para que el puente Colgante no corriera mayor riesgo, empezó el proceso de construcción del nuevo puente. El viaducto Oroño fue licitado en mayo 1967 y la empresa Christian y Nielsen y Pilotes Franki comenzó a construirlo en febrero de 1968 con un objetivo claro: ser el soporte de todo el tránsito que hasta el momento concentraba el Puente Colgante, pero que ya no podía resistir. A esa meta la cumplió y cumple hace 50 años, ya que desde la Vialidad Nacional aseguran que la estructura se encuentra en perfecto estado y, si se realizan los mantenimientos adecuados, y su vida útil tiene un largo horizonte, a pesar de que concentra un flujo promedio de 55.000 vehículos diarios.

Acueducto COMPLETO.jpg

Pero el puente no nació solo con ese objetivo. Además de la necesidad vial, vino a resolver otro problema. Por debajo del viaducto, cruzan dos cañerías. La que está colocada debajo de la mano que va hacia Paraná es una cloaca máxima que transporta los desechos hacia el río Colastiné. La cañería que se encuentra en la mano que viene desde la capital entrerriana hacia Santa Fe trae agua desde la toma del río Colastiné, que luego es potabilizada en la planta de Assa en barrio Candioti (junto a la que llega de la toma Hernández, en el riacho).

Viaducto Oroño 15-06_MG_3487_1200 MTH.jpg
Por el viaducto Oroño cruza la cloaca máxima y la cañería que trae agua desde la toma del río Colastiné.

Por el viaducto Oroño cruza la cloaca máxima y la cañería que trae agua desde la toma del río Colastiné.

Un método de construcción diferente

La idea de colocar un puente al lado del Colgante ya era una sorpresa para los santafesinos, pero lo que más llamó la atención en ese entonces fue la metodología de fabricación. El puente comenzó a construirse desde los pilotes, que se colocaron a la misma altura que las antenas del Colgante. El objetivo era interrumpir lo menos posible el cauce del río.

Construcción del viaducto Oroño medidas.jpg
La construcción del viaducto Oroño se realizó con el método Dovelas.

La construcción del viaducto Oroño se realizó con el método Dovelas.

Desde los pilotes, se comenzó a completar la estructura hacia las costas y, por último, hacia el medio del río donde las dos partes se unieron. En definitiva, se hizo lo que se denomina construcción con dovelas, un método de montaje rápido y económico con estructuras huecas que se comenzaba a utilizar en grandes obras como viaductos.

El Viaducto Oroño cumple 50 años

La conexión vial mide en total 460 metros de largo, pero sobre el cauce del río -sin los enlaces a las rutas y calles- tiene 330 metros. De ancho tiene 22 metros, que están compuestos por un cantero central que tiene una vereda no habilitada para el paso peatonal y dos calzadas por mano cada una con una vereda peatonal a su costado.

Viaducto Oroño protección rota_marca.jpg
El viaducto Oroño tiene una malla en cada uno de los pilotes que protege a la estructura del choque de embarcaciones y los efectos de la vegetación y la basura.

El viaducto Oroño tiene una malla en cada uno de los pilotes que protege a la estructura del choque de embarcaciones y los efectos de la vegetación y la basura.

La marcada bajante del río de los últimos años dejó al descubierto la estructura que protege los pilares del choque de las embarcaciones y de los efectos de la vegetación y la basura.

El estado y el funcionamiento de la estructura

El mantenimiento del viaducto es responsabilidad de Vialidad Nacional. En 2017 se realizó un estudio completo de la estructura y en 2018 se repavimentó toda la calzada. Anteriormente, con la crecida de 1983 en la que se derrumbó la antena este del Puente Colgante, se reforzaron los pilotes.

Viaducto Oroño DJI_0680_1200 MTH-Aire 1200-2.jpg
Por el viaducto Oroño pasan unos 55.000 autos a diario, en promedio.

Por el viaducto Oroño pasan unos 55.000 autos a diario, en promedio.

Desde Vialidad aseguran que el puente “no tiene caducidad”. Afirman que si se le realiza el mantenimiento adecuado, como ocurrió en 2018, el viaducto no tiene todavía una fecha límite de vida útil.

De lo que si está cerca, es del límite para conducir los cada vez más congestionados flujos de tránsito, por el crecimiento demográfico de la costa santafesina. Según los registros de Vialidad Nacional, pasan 55.000 vehículos a diario, en promedio, y el ritmo de tránsito sigue creciendo.

Si bien la estructura puede soportar esta cantidad de vehículos, el problema son los embotellamientos en las horas pico, que provocan demoras -también accidentes- y un cuello de botella cada vez más angosto en uno de los principales accesos de la ciudad.

Dejá tu comentario