sábado 24 de octubre de 2020
Santa Fe | Santa Fe | Rosario | usurpaciones

Usurpaciones: la puja por la tierra, en la que no sólo aparecen los que están debajo de la línea de la pobreza

Las tomas de terrenos y usurpaciones son un problema que viene desde hace tiempo, pero ahora está en el foco luego de lo que sucedió en la provincia de Buenos Aires. El Estado cedió inmuebles a grupos económicos que ocuparon espacios sin pagar un centavo.

La toma de tierras y las usurpaciones de casas son un problema antiguo en Rosario, pero ahora cuenta con una mayor atención después de la masiva toma de tierras en Guernica, en La Matanza, provincia de Buenos Aires.

La discusión de fondo casi nunca aparece en la escena, una mezcla endémica de pobreza en ascenso, falta de políticas públicas de vivienda mínimamente digna y la puja por las tierras, en la que jamás tercia el 41,8% de los habitantes de la ciudad que no consiguen arañar la canasta básica de alimentos, sino actores que no tienen inconvenientes para alimentarse.

usurpaciones portada.jpg
La toma de los terrenos federales en el norte de Santa Fe se extendió durante ocho meses.

La toma de los terrenos federales en el norte de Santa Fe se extendió durante ocho meses.

A la par, en la ciudad de Santa Fe se produjo el miércoles pasado el desalojo de un predio de Vialidad Nacional, en la zona norte de la capital provincial, que había sido ocupado por unas 100 personas desde febrero pasado. Después de un largo proceso de diálogo no se produjeron incidentes.

Leer más ► Usurpaciones: desalojaron los terrenos federales ocupados en el norte de la ciudad de Santa Fe

El secretario de Hábitat, Urbanismo y Vivienda de la provincia, Amado Zorzón, contó a Aire de Santa Fe que "el operativo consistió en liberar el terreno de Vialidad Nacional, que quedará en custodia del gobierno de la provincia".

En Rosario, unas 200 familias tomaron un predio de cuatro hectáreas en el oeste de la ciudad, a unos 200 metros de donde se construyó el estadio de hockey en el que se realizó el mundial en 2010, detrás del colegio privado Cristo Rey. Allí tiene varias propiedades el narco Luis Paz, preso actualmente en la cárcel de Rawson, según contó a Aire de Santa Fe un corredor inmobiliario al que el ex manager de boxeo le pidió que hace varios años tratar de vender una casa de grandes dimensiones donde alojaba a sus pupilos.

En Rosario están activas ocho tomas de terrenos, según indicó el concejal de Juntos por el Cambio Carlos Cardozo, quien fue uno de los que puso el tema en la escena pública la semana pasada.

“Creemos que la toma de este terreno está organizada, porque en pocos días, a partir del 20 de setiembre pasado empezaron a llegar familias con materiales de construcción”, afirmó el abogado Julio Rodrigo, que representa al dueño de un terreno que tiene unas cuatro hectáreas. El viernes pasado el letrado amplió una denuncia que ya había presentado en la Fiscalía de Rosario. Exigió al Ministerio Público de la Acusación el desalojo inmediato.

operativo desalojo 7.jpg
En Rosario hay ocho tomas de tierra vigentes en este momento.

En Rosario hay ocho tomas de tierra vigentes en este momento.

Aunque a una escala mucho menor, la toma de tierras en Rosario aparece como conflicto que preocupa porque podría ser fruto de un efecto cascada del que se originó en la provincia de Buenos Aires.

La usurpación de terrenos en Victoria, partido de San Fernando, comenzó el 23 de agosto pasado, cuando decenas de familias se instalaron en un predio de los talleres del ferrocarril Mitre. Le siguieron las tomas de tierras en Guernica, en el partido de La Matanza y en la localidad Los Hornos, de La Plata.

Estas zonas de extrema de fragilidad social y pobreza en el conurbano bonaerense son similares a las de la periferia rosarina. Los últimos datos de pobreza difundidos por el Instituto de Estadísticas y Censos (INDEC) sitúan a Rosario como uno de los cinco aglomerados con mayor pobreza del país, al alcanzar el 41,8%, una situación que afecta a 551.802 personas que no alcanzan a cubrir la canasta mínima de bienes y servicios.

En Rosario, el concejal de Juntos por el Cambio Carlos Cardozo instó a la Fiscalía de Flagrancia del Ministerio Público de la Acusación que ordene el desalojo de los terrenos tomados.

A esto se suma el aumento de la indigencia, que alcanzó en el Gran Rosario el 13,3% en el primer trimestre del año y afecta a son 176.166 personas que no pueden comprar los alimentos básicos con sus ingresos.

Desde el municipio de Rosario señalaron que siguen con atención el tema, pero que por ahora no les parece que tenga similitudes con el proceso de toma de tierras que se dio en la provincia de Buenos Aires. “El municipio monitorea el tema de las usurpaciones de manera permanente. Ya hubo algunos problemas a principios de este año, pero no vemos que haya una conflictividad particular en este momento”, señaló Nicolás Gianelloni, secretario de Desarrollo Humano.

Leer más ► Asentamiento en barrio El Pozo: se analizan alternativas para reubicar a estas familias

Marcelo, un jardinero que participó de la toma de los terrenos en el oeste de Rosario, aseguró –en diálogo con Radio 2 de Rosario– que “no hay nada raro” y consideró que la necesidad los llevó a armar sus casas en ese lugar pero que, cuando puedan, van a pagar.

El concejal de Juntos por el Cambio Carlos Cardozo instó a la Fiscalía de Flagrancia del Ministerio Público de la Acusación que ordene el desalojo de los terrenos tomados. El edil pidió que “con extrema urgencia la Policía de Santa Fe disponga una custodia permanente a los efectos de que no avance el loteo ilegal del predio tomado y se cumpla con la protección de la propiedad privada”.

En la ciudad de Santa Fe la toma de terrenos comenzó antes de la pandemia. Fueron unas 60 familias que en febrero pasado tomaron un predio de Vialidad Nacional, donde construyeron casas precarias. Recién este miércoles y después de varias idas y vueltas se produjo el desalojo ordenado por el juez federal Francisco Miño. No se produjeron incidentes.

Ante la presencia de funcionarios municipales y provinciales, las personas desarmaron las casillas y carpas y cargaron todo en camiones del municipio, por lo que el predio quedó desocupado y bajo custodia policial.

En Rosario, según datos oficiales obtenidos por Aire de Santa Fe, hay 534 inmuebles fiscales. A la par de la toma de tierras, que -según la denuncia- está organizada, aparece una historia particular sobre el uso de las tierras administradas por el Estado.

En 2016 Daniel Vila, en ese momento a cargo del diario La Capital, vendió por más de 10 millones de dólares un terreno ubicado en avenida Rivadavia y Santiago, donde funcionaba la planta impresora del diario. En ese predio gigantesco ahora se construye una torre de departamentos. La imprenta había sido instalada en ese terreno, que después adquirió un valor millonario, en 1998.

Leer más ► La "Reina Titi", de peluquera en Salta a ser una de las jefas de un clan narco internacional

Tras vender ese terreno el diario necesitaba un predio para instalar la imprenta Goss Urbanite, que pesa 165 toneladas. Según publicó Punto Biz, el multimedios en manos en ese momento de Vila y José Luis Manzano tenían varios predios disponibles en las cercanías de Rosario, como uno en el parque industrial metropolitano, de Pérez y otro en San Lorenzo. Sin embargo, la entonces intendenta Mónica Fein les cedió un terreno en avenida Newbery y Circunvalación para que instalaran la imprenta. Esa tierra había sido a su vez cedida por el empresario inmobiliario Aldo Lattuca a cambio de que le autorizaran -según se informó en ese momento- el emprendimiento inmobiliario de Puerto Norte.

Después de que Vila y Manzano se desprendieran del multimedios en octubre pasado cerró la planta impresora, ubicada en ese terreno cedido por el municipio en Newbery y Circunvalación, y se desvinculó a 46 operarios.

Dejá tu comentario