martes 10 de diciembre de 2019

Policiales | Santa Fe |

Quedó en libertad la pareja que dejó abandonada y desnutrida a su hija de once meses

Ambos fueron excarcelados este miércoles y tendrán prohibido mantener cualquier tipo de contacto con la beba que actualmente se encuentra bajo el cuidado de la Subsecretaría de la Niñez.

La Justicia provincial dispuso este miércoles que Sabrina L. (23) y Nicolás B. (24) sean liberados en el marco de la causa que los investiga por haber abandonado a su pequeña hija R. de once meses de vida el pasado sábado en una vivienda de Menchaca 9700 de la populosa barriada de Yapeyú, en el norte de la ciudad de Santa Fe.

La resolución, que estuvo a cargo del juez Nicolás Falkenberg, se dio a conocer este miércoles por la mañana -luego de una audiencia que se llevó a cabo en la Sala 7 del subsuelo de tribunales- y fue luego del acuerdo que llevaron a cabo el fiscal Marcelo Fontana y la defensora de la pareja, María Soledad Estrada del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal.

Dicho acuerdo contempló que los padres de R. recuperen la libertad con medidas alternativas a la prisión y bajo el compromiso de que en los próximos días firmarán un juicio abreviado por una pena de tres años de prisión cuya ejecución será de manera condicional.

FONTANA.jpeg
Marcelo Fontana, el fiscal de la causa.

Marcelo Fontana, el fiscal de la causa.

De todas maneras y hasta que no se firme aquel juicio express, la pareja tendrá prohibido mantener cualquier tipo de contacto con la beba como así también situarse a por lo menos 300 metros de distancia de donde se encuentre la menor. La última medida pautó además que la pareja se retire de la vivienda y fije domicilio en el de un familiar de Nicolás B.

Abandonada y desnutrida

El caso en cuestión ocurrió el pasado sábado en horas de la tarde en una vivienda de Menchaca al 9700. Allí una vecina lindera a la propiedad escuchó gritos desgarradores de una niña que se encontraba en el interior y con signos de encontrarse completamente sola.

La mujer dio aviso a una allegada de los padres de la beba por lo que se dio aviso a la Central del 911. En efecto, llegó al lugar personal de la Subcomisaría 18 y tras advertir que había una ventana media abierta un oficial logró ingresar a la casa y encontrar el peor escenario.

Es que en un sector de la propiedad estaba R., sujetada a un cochechito, boca abajo, totalmente hinchada y con signos claros de deshidratación y abandono. Inmediatamente fue trasladada al hospital nuevo Iturraspe donde fue estabilizada. Allí mismo, fue en donde los médicos y especialistas constataron que la beba tenía un peso muy bajo al normal (cinco kilogramos).

De hecho, según indicaron fuentes judiciales a Aire Digital, el grado de desnutrición que presentaba la beba fue tan avanzado que durante las primeras horas de atención tomó cinco mamaderas y además consumió dos flanes que le suministraron en el nosocomio provincial. La misma quedará bajo la tutela de la Subsecretaría de la Niñez hasta tanto la causa avance.

Audio - Fiscal Marcelo Fontana

Embed

Dejá tu comentario