menu
search
Santa Fe Río Paraná | Hidrovía Paraná-Paraguay | Provincia de Santa Fe

Preocupa el impacto ambiental de la hidrovía del río Paraná: la información es escasa y de baja calidad

Un documento de tres investigadores del Inali subraya las serias falencias que arrastra la información sobre los impactos ambientales de la hidrovía, lo obra de dragado que se realiza para sostener la navegación de grandes buques en el río Paraná. Los problemas más serios que advierten los científicos.

El dragado y balizamiento de tramos navegables del río Paraná, la instalación de decenas de puertos agroexportadores sobre la ribera del río y la multiplicación del tráfico fluvial de las últimas décadas generan un impacto obvio sobre el ambiente de la región, cuyos alcances y consecuencias casi no se han estudiado.

Falta de acceso a la información generada por la empresa a cargo de la concesión, estudios poco rigurosos e incoherencias en la carga de los datos acumulados a lo largo del tiempo son algunos de los problemas que aparecen a la hora de analizar los estudios de impacto ambiental de este proyecto, cuyo órgano de control fue creado con 28 años de retraso respecto al plazo previsto inicialmente.

“La falta de estudios ambientales trae aparejado la falta de seguimiento de la situación real del ecosistema, lo que vuelve aún más difícil evaluar, controlar e informar la evolución del daño ocasionado”, dice el documento “Evaluación temporal de la gestión ambiental de la hidrovía Paraguay/Paraná en el tramo medio e inferior del río Paraná”, escrito por Ana Pía Rabuffetti, Elie Abrial y Luis Espínola del Instituto Nacional de Limnología (Inali) de la UNL y compilado por las organizaciones Cauce, Humedales Sin Fronteras y Taller Ecologista.

hidrovía paraná paraguay _9x16.jpg
El dragado, la navegación de los buques y las terminales portuarias impactan en el ecosistema del río Paraná y sus islas.

El dragado, la navegación de los buques y las terminales portuarias impactan en el ecosistema del río Paraná y sus islas.

Este estudio analiza la gestión ambiental de ese corredor fluvial a partir de los informes puestos a disposición por la empresa Hidrovía S.A, a cargo de la gestión de la navegación comercial del río por casi 30 años. Los autores de la investigación recordaron que los estudios de impacto ambiental “son herramientas necesarias y centrales” para evaluar y remediar los eventuales daños ocasionados. El gran problema, en este caso, es que -según los investigadores- esos estudios están “vacíos de información, con problemas en el acceso y con incoherencias en las cargas de datos”.

¿Qué estudios de impacto ambiental se realizaron en la hidrovía del río Paraná?

En la actualidad, todavía no se puede acceder a los estudios iniciales (1993 y 1996) “bajo los cuales se estableció esta vía navegable y bajo los que se fijaron los parámetros y criterios de los planes que hoy conforman la gestión ambiental de esta mega obra de infraestructura”.

Así lo puntualizan los científicos de la UNL que elaboraron el reporte, que agregan y repiten que en lo referido a impactos en la biota de estas obras “se consultan fuentes secundarias, pero nunca datos propios de monitoreos espacio-temporales de campo ni estudios experimentales”.

“La información proporcionada por los estudios de impacto ambiental, basada en los análisis de las mediciones anteriores, no permite evaluar de forma certera y holística los impactos concretos de lo que implica una gran obra como es la HPP en el sistema”, se explica en el documento de los especialistas. En pocas palabras: es difícil o imposible encontrar la relación entre los datos que aportan esos estudios y los posibles impactos de la acción humana sobre organismos acuáticos.

Otro dato pone negro sobre blanco, la desidia con la que se ha manejado el tema ambiental en relación con la hidrovía: la demora en tener un órgano de control, que debería haber empezado a funcionar en 1993, pero recién se concretó en 2021, 28 años después. Ese organismo tiene la función de “velar por la transparencia y disponibilidad de toda la información respecto a la operatoria que involucra la HPP”.

Ya con el cambio de siglo se hicieron nuevos Estudios de Impacto Ambiental (EIA) en relación con el proyecto de profundización de la Vía Navegable, y recién a partir de la década de los 2.000 se pudo tener acceso a los EIA.

Hidrovia_MG_8845-1200_MTH.jpg
Los científicos advierten que faltan estudios serios y rigurosos que midan el impacto ambiental de la hidrovía.

Los científicos advierten que faltan estudios serios y rigurosos que midan el impacto ambiental de la hidrovía.

Las falencias en los estudios ambientales de la hidrovía

Una de las principales falencias que los tres investigadores encontraron en los EIA generados por la propia empresa concesionaria, es la ausencia de datos de muestreos de campo o experimentales, ya que la información aportada está basada en fuentes externas. A partir de esta endeble base, algunos de los documentos generados durante estos años postulan que el efecto del dragado sobre el ictiopláncton se considera negativo, aunque relativiza esto al afirmar que se trata “de una actividad puntual, de corta duración, con baja frecuencia de repetición.

En relación con el vaciado de sedimentos, que impacta directamente sobre los peces, desde la empresa se argumenta que “es algo de intensidad leve que ocurre en forma dispersa o localizada según las diferentes acciones de la obra”.

Los tres investigadores de la UNL son muy críticos con el escaso rigor de los estudios de impacto presentados por Hidrovía SA: “No se mencionan estudios científicos propios para con la biota, todas las evaluaciones y conclusiones se plantean en tono potencial, como posibles impactos, sin haberse medido empíricamente. Se infiere a partir de bibliografía existente de lo que se conoce para otros ríos, otros sistemas, e incluso otras especies”.

El impacto ambiental de la hidrovía: un debate abierto

En un escenario en el cual falta todo tipo de certeza científica sobre los impactos ambiental de la mega obra que supuso y supone la hidrovía, los investigadores advierten que los cambios en la morfología y la dinámica hidráulica del canal de navegación “pueden tener consecuencias amplias que van desde alteraciones hidro-morfológicas y ecológicas locales, hasta alteraciones a nivel del ecosistema en general. Al tener un alcance espacial mayor, este primer punto es crítico y tendría que reflejarse en los estudios de impacto ambiental”.

En ese punto, recordaron que las operaciones de dragado realizadas desde 1995 hasta la actualidad “movieron cantidades enormes de sedimento”, pero que no hay estudios específicos sobre sus potenciales efectos. “Los principales disturbios generados por las operaciones de profundización no están contemplados”.

Por otra parte, destacaron que el monitoreo de calidad del agua y sedimentos que hace la firma privada “no permite analizar variaciones temporales, hidrológicas, ante cambios de estaciones, temperaturas, efectos ante el dragado u otro tipo de impacto”. “No parece haber sido planificado para evaluar impactos propios de la hidrovía ante un gran sistema como es el río Paraná”.

Reclaman monitoreos ambientales en la hidrovía del río Paraná

Finalmente, los científicos del Inali sugieren que los encargados de la gestión de la hidrovía realicen campañas de monitoreo del estado de la biota, tomen datos de calidad de agua y sedimentos que consideren la variabilidad espacio-temporal y que todo luego se analice “de modo crítico, no solo descriptivo”.

Al mismo tiempo, reclaman tener acceso a los estudios iniciales de los años 1993 y 1996, “ya que son el punto base de posibles evaluaciones de impactos acumulativos”. También que se publique la información generada “de modo sistemático en fuentes de fácil acceso, anualmente al menos”.

También es clave fomentar el desarrollo de estudios de impactos socio-ambientales producidos por la hidrovía en diversos centros de investigación.