martes 7 de julio de 2020
Santa Fe | Rosario | Medioambiente |

Por las quemas de pastizales, la contaminación del aire en Rosario superó cinco veces los valores permitidos

Un informe de la Universidad Nacional de Rosario cuantifica el daño ambiental y a la salud pública que genera el humo de los focos de incendio en zona de Islas.

Como pocas veces, la multiplicación de focos de incendios en la zona de Islas entre Rosario y Victoria complicaron la salud de miles de personas durante las dos primeras semanas de junio. El pasado domingo 14, día récord de quemas, la calidad del aire que respiraron los rosarinos contenía hasta cinco veces más partículas contaminantes que las toleradas, según reveló esta semana un estudio realizado por expertos de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

“La calidad del aire ha sido severamente afectada por la quema de pastizales, siendo el registro más negativo de la muestra el del domingo 14 de junio cuando el valor permitido del particulado se quintuplicó y también creció la concentración del particulado de menor tamaño, lo que derivó en una degradación significativa de la calidad de aire”, explica el trabajo.

incendios en el delta parana 1.jpg
Uno de los aviones hidrantes cargando agua para continuar combatiendo los incendios en el Delta del Paraná.

Uno de los aviones hidrantes cargando agua para continuar combatiendo los incendios en el Delta del Paraná.

Desde esa Universidad explicaron que el estudio fue realizado por el laboratorio de Medio Ambiente de la facultad de Ciencias Exactas Ingeniería y Agrimensura “en el marco de las actividades de control y monitoreo ambiental desarrolladas por la UNR a través de su Observatorio Ambiental”.

La medición se realizó entre el 11 y el 15 de junio pasado, días durante los cuales se detectaron centenares de focos a pesar de la intervención de personal del Plan Nacional de Manejo del Fuego y brigadistas de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos.

La investigación, coordinada por el ingeniero Rubén Omar Gabellini, detectó también que las partículas contaminantes fueron trasladadas por el viento a una distancia de hasta 60 kilómetros.

Alta suciedad

La Universidad Nacional de Rosario, a través de su Observatorio Ambiental, comenzó a coordinar acciones “para construir datos confiables y de carácter público sostenidos en el tiempo que permitan planificar políticas públicas ambientalmente sustentables”.

A eso se sumará monitoreo de la zona a través de drones e imágenes satelitales, para poder también generar información oficial sobre los lugares donde ocurren las quemas, su extensión territorial y poder conocer (contrastando datos con el catastro de Entre Ríos) los nombres de los dueños de los lotes donde se desatan los incendios.

Política institucional

“Queremos que esta información no sólo permita saber lo que pasa, sino accionar para transformarlo, cuidando a los vecinos de la ciudad y la región frente a los efectos negativos derivados de la contaminación del aire. Toda esta actividad será sostenida en el tiempo y será de carácter público”, puntualizó el rector Franco Bartolacci.

Por su lado Matías De Bueno, el responsable del Observatorio Ambiental, dijo que el informe “permite tomar magnitud del impacto nocivo de los incendios” y además ayudará a implementar medidas de control para evitar su repetición como mecanismos de alerta temprana.

Daños socioambientales

El trabajo destaca los daños generados por las quemas y el humo tanto a la salud ambiental del lugar como a la salud humana, sobre todo por los efectos del humo sobre las vías respiratorias en un contexto delicado por la pandemia de coronavirus.

“Estamos ante una devastación del ecosistema que afecta a los humedales del río Paraná por efectos antropogénicos, o sea causados por el ser humano”, dice la investigación, que agrega que su impacto negativo excedió ese territorio al trasladarse el humo hasta 60 kilómetros por el viento “en lo que se conoce como 'efecto paragua'”.

incendios en el delta parana - provincia.jpg
Las provincias coordinaron acciones para combatir los incendios que generaron una gran contaminación en el aire de ciudades aledañas, como Rosario.

Las provincias coordinaron acciones para combatir los incendios que generaron una gran contaminación en el aire de ciudades aledañas, como Rosario.

En relación a la salud humana, el informe explica que se detectaron tanto partículas contaminantes grandes como pequeñas: “Las partículas más grandes suelen quedar alojadas en nariz y garganta, mientras que las partículas menores son las que pueden llegar hasta los alvéolos. Estas últimas son las más perjudiciales para la salud ya que penetran con mayor profundidad en el sistema respiratorio”.

Estos efectos se ven agudizados en la población que padece problemas respiratorios crónicos, tales como asma o epoc, ya que la calidad de aire respirable se ve afectada por la gran concentración de particulado”.