sábado 28 de noviembre de 2020
Santa Fe | Salud | Santa Fe | Provincia de Santa Fe

Martorano: "Si hay gente que no puede conseguir camas, se aprieta el botón rojo"

Así lo manifestó la ministra de Salud de la Provincia de Santa Fe tras reconocer que el sistema de Salud y la ocupación de camas están "al límite", con una curva de contagios en aumento. Ayer la provincia sumó casi 3.000 nuevos casos en un día.

En los últimos días la provincia de Santa Fe superó los 80.000 casos de coronavirus. Este martes por la noche se reportaron 2.928 nuevos contagios. Con 65 nuevos fallecimientos, el número de muertes llegó a 901. En este contexto, la ministra de Salud, Sonia Martorano, reconoció que la curva de contagios es muy alta y que el sistema de salud está al "límite". Por esta razón adelantó que en la semana se analizarán los indicadores para determinar cómo continúa el aislamiento. "Si hay gente que no puede conseguir camas, se aprieta el botón rojo", afirmó.

"Es un día a día y un control de indicadores diario", indicó la funcionaria tras volver a repetir que Santa Fe atraviesa el momento "más álgido" de la pandemia. Explicó que lo que más preocupa al Gobierno es la cantidad de casos diarios y el porcentaje de ocupación de camas.

Con un 89% de camas críticas ocupadas en la ciudad de Rosario y un 85% en el departamento La Capital, Martorano confirmó que el nivel de ocupación de estas es "muy alto". Pero explicó que no solo tienen que ver con el aumento de ingresos de pacientes con coronavirus, sino también por aquellos que ingresan por otras patologías o traumas. "Las camas de terapia, que preocupan mucho, tienen que ver también con la accidentología y es en lo que pedimos evitar la circulación y riñas callejeras, porque son camas que se ocupan y que son necesarias en la atención covid", dijo la ministra e hizo un llamado a la población para que cumplan con las restricción de circulación vehicular después de las 20 y hasta las 6, en las ciudades de Santa Fe, Santo Tomé, Sunchales, Esperanza, Rafaela y las de los departamentos Rosario, San Lorenzo, Constitución, Caseros y General López.

En este contexto, la curva de casos de coronavirus sigue en aumento en la provincia la relación con la ocupación de camas es lo que para Martorano determinará la necesidad de apretar el "botón rojo". Reconoció que es un pedido que se "comprende" y que provienen de los "equipos de salud". "Es un equipo que está altamente estresado y con un compromiso tremendo. Y que si este nivel de contagio continúa, de ocupación de atención y de estrés, el equipo de salud ya está con dificultades para la respuesta, a esto se agrega que hay contagios en el equipo", reconoció en una entrevista radial.

"El equipo de salud ya está con dificultades para la respuesta"

Sobre la posibilidad de nuevas medidas, la funcionaria comentó que esta semana habrá reuniones en las que se expondrá la situación epidemiológica y sanitaria para definir la continuidad del aislamiento. En esta línea comentó que en los próximos meses se implementarán restricciones cortas y focalizadas, como recomiendan los especialistas. "Creo que tendremos períodos con menores restricciones y períodos con mayores restricciones. Esto lo va a tener que ir entendiendo toda la población, comerciantes e industrias", indicó y agregó que todas las definiciones requieren de mucho "consenso".

Pero lo que apremia es la necesidad de dar respuesta a la pandemia y no descartan nuevas restricciones: "Lo que queremos es que todo santafesino y santafesina tenga la atención en tiempo y forma. Si hay gente que no puede conseguir camas, se aprieta el botón rojo. El gobernador dijo que se tomarán las medidas que hagan falta y si hay que volver todo para atrás se va a volver", sentenció Martorano.

A pesar de esto, la funcionaria destacó que hoy todos los pacientes en la provincia "han tenido camas en tiempo y forma". Por eso es que la Provincia sigue trabajando para ampliar la capacidades del sistema de Salud. La ministra recordó que la semana pasada se puso en funcionamiento en la capital provincial el viejo Iturraspe, "con 45 camas generales y 20 de terapia", este martes el Hospital Cullen sumó cinco nuevas camas críticas y recordó en Granadero Baigorria el efector modular se abrió por completo con un "gran esfuerzo" ante la dificultad de conseguir el recurso humano necesario.