viernes 14 de enero de 2022
Santa Fe Procrear | Santa Fe | usurpaciones

Los terrenos fiscales desalojados en el norte de la ciudad fueron destinados al Procrear

El gobierno nacional destinó los terrenos fiscales de barrio Transporte, desalojados en el 2020 tras ocho meses de usurpaciones, a la construcción de viviendas del Procrear en la ciudad de Santa Fe. Son algo más de 20 mil metros cuadrados en total.

Los terrenos fiscales usurpados en las inmediaciones de barrio Transporte durante el 2020 fueron destinados al programa Procrear para facilitar el acceso a la vivienda propia, indicó este martes el boletín oficial de la Nación.

A principios de octubre del 2020, la Justicia ordenó el desalojo de los terrenos fiscales usurpados en el norte de la ciudad de Santa Fe. En febrero de ese año, unas 60 familias se habían instalado con carpas, casillas y viviendas precarias en las inmediaciones de barrio Transporte, entre las calles 9 de Julio, 4 De Enero, Azcuénaga y Matheu. Luego se sumaron algunas más y en algún momento fueron más de 100.

usurpaciones transporte 2.jpg
Son más de 20 mil metros cuadrados que serán destinadas al Procrear.

Son más de 20 mil metros cuadrados que serán destinadas al Procrear.

Ahora, a partir de la Resolución 181/2021, el gobierno nacional estableció que los terrenos serán destinados al Programa de Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar (Procrear) en la ciudad de Santa Fe.

Leer más ► Cronología de una usurpación de terrenos en Santa Fe que llevó ocho meses

"Transfiérase al FONDO FIDUCIARIO PÚBLICO denominado PROGRAMA CRÉDITO ARGENTINO DEL BICENTENARIO PARA LA VIVIENDA ÚNICA FAMILIAR (Pro.Cre.Ar.) el inmueble propiedad del ESTADO NACIONAL, ubicado entre las calles Matheu S/N°, esquina calle 9 de Julio S/N°, esquina calle Azcuénaga S/N°, esquina calle 4 Enero S/Nº, sito en la Ciudad de SANTA FE", indica la resolución. Son algo más de 20 mil metros cuadrados en total.

Durante estos casi ocho meses, en medio de la pandemia, en el lugar permanecían numerosas construcciones precarias. Incluso se registraron reclamos de los usurpadores que pedían servicios para el lugar. Las autoridades nacionales, provinciales y municipales trabajaron en un protocolo de intervención para la reubicación y contención de las familias que ocuparon los terrenos.

En una entrevista en AIRE, el Amado Zorzón, secretario de Hábitat de la provincia de Santa Fe, había confirmado que los terrenos quedaron a cargo y custodia de la provincia tras el desalojo en el 2020. Eran terrenos federales, que pertenecían a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE).