menu
search
Santa Fe San Francisco | Frontera | Josefina

Límite entre Santa Fe y Córdoba: renunció el fiscal antinarco que había sido amenazado en Frontera

El fiscal de Lucha contra el Narcotráfico de la ciudad de San Francisco, Bernardo Alberione, dejará su cargo desde el 1 de marzo. Se trata de una figura clave en la lucha contra bandas narcos que operan en el triángulo comprendido entre San Francisco y las localidades santafesinas de Frontera y Josefina.

El fiscal fue amenazado públicamente hace seis meses y en una entrevista con AIRE advirtió: "Les diría a los santafesinos que no duerman. Porque con el narcotráfico, durmieron. Es como si te dicen que tenés una mancha en el pulmón. Es un cáncer. Y te dan aspirina. Cuando te das cuenta, está ramificado por todo el cuerpo. En etapa terminal".

Si bien se trata de un fiscal que depende de la provincia de Córdoba y tiene su base en la ciudad de San Francisco, su labor terminó repercutiendo en reiteradas ocasiones sobre bandas que operan en territorio santafesino, donde no existe ningún tipo de Fiscalía abocada a la problemática narco.

La otra triple frontera - Bernardo Alberione

El 23 de agosto del año pasado, tres carteles aparecieron en la Municipalidad de la ciudad de Frontera -límite con San Francisco-, que decían lo siguiente: “Acá no se vende Coca Cola, se vende cocaína, Frontera es nuestra”; “Frontera es nuestra, el que avisa no traiciona”; “Alberione metete en tus cosas si querés a tu familia".

Alberione decidió acogerse a la jubilación desde el 1 de marzo. Y lo hizo a través de una nota de apenas siete líneas, dirigida al presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Córdoba, Luis Angulo.

La otra triple frontera

San Francisco, Frontera y Josefina, son tres localidades que comparten el límite entre las provincias de Santa Fe y Córdoba. Un conglomerado de 100 mil habitantes separado por una calle que unifica los problemas, pero divide los esfuerzos para enfrentarlos. Del lado santafesino el juzgado federal más cercano es el de Rafaela, pero no tiene juez.

En septiembre de 2023, AIRE publicó un informe especial reflejando la situación que se vive en esta zona interprovincial a partir del avance del narcotráfico y el incremento en el consumo de drogas.

La ciudad de Frontera -que hoy cuenta con unos 12.000 habitantes- siempre fue una suerte de apéndice de San Francisco y una localidad en la que el Estado santafesino estuvo prácticamente ausente. En los setentas, se convirtió en tierra fértil para la prostitución y la trata de personas, gracias a la falta de controles, la corrupción permisiva y una clientela asegurada del lado cordobés. Con la llegada del narcotráfico, la situación se tornó aún más compleja.

La comuna de Josefina era apenas un caserío tranquilo -en el área histórica del pueblo viven 1.400 personas-, en medio de un paisaje rural ubicado 9 kilómetros al este del límite interprovincial. Pero hace 48 años comenzó a gestarse el humilde barrio Acapulco, calle de por medio con San Francisco, donde hoy habitan 2.500 personas y donde se calcula que operan alrededor de 25 bunkers de venta de drogas.

La ciudad de San Francisco, con poco más de 75.000 habitantes, cuenta con los recursos económicos, los servicios y la presencia del Estado que no existen del lado santafesino. Una ciudad de alto consumo de estupefacientes, que del narcotráfico habla por lo bajo, donde algunos apellidos relacionados con el delito se pronuncian casi susurrando y en la que el cuidado de las apariencias sociales suele imponerse sobre las verdades incómodas.

En aquel momento, Alberione sostuvo que las amenazas en su contra provenían "de grupos narcos de Santa Fe. Y no me caben dudas de que vienen de grupos que no son los habitualmente vinculados con el narcomenudeo local".

La otra triple frontera, el narcotráfico y el patio trasero de la provincia de Santa Fe

"Esto tiene que ver con niveles más importantes del negocio, a otra escala. No me caben dudas de que los tentáculos de Los Monos llegan hasta acá, que están sondeando la zona y, en cuanto bajemos un poco los brazos, van a hacer pie en Córdoba a través de Morteros o San Francisco y será un problema de muy difícil solución", remarcó.

Según Alberione, "por la forma de escribir la amenaza, por lo directo y preciso donde duele, es otra escala. Nunca vi algo así acá. Saltar de la nada, al todo... Para eso tenés que tener una espalda distinta".

El fiscal también dejó abierta la posibilidad de que las amenazas estuvieran relacionadas "con la banda liderada por Evelio "Yiyo" Ramallo, que opera desde la ciudad de Rafaela e intenta ingresar al territorio cordobés".

Lo cierto es que en esta zona limítrofe entre Santa Fe y Córdoba también suenan otros apellidos directamente relacionados con el narcotráfico, pero que al parecer no tienen vinculación con estas amenazas.

"Los Gallardo", omnipresentes entre los habitantes de San Francisco que prefieren nombrarlos en voz baja por el terror que imponen, aparecen relacionados con negocios a gran escala, de alcance nacional e, incluso, internacional; y "Los Artaza", de San Francisco, o "Los Allende", de Frontera, vinculados con el narcomenudeo a menor escala.