viernes 26 de febrero de 2021
Santa Fe Paraná | Brasil | Ambiente

Especies exóticas de peces, una grave amenaza a la biodiversidad del Paraná

La invasión de especies exóticas es un problema grave para los ecosistemas. La cuenca del río Paraná no es ajena a ese fenómeno, que se expresa a través de la aparición en aguas argentinas de peces cultivados en represas brasileñas que se "escapan" de los criaderos y aparecen aguas abajo.

La invasión de especies exóticas es un problema grave para los ecosistemas y puede ser causal de pérdidas importantes de biodiversidad nativa. La cuenca del río Paraná no escapa a ese fenómeno, que se expresa por ejemplo a través de la aparición en aguas argentinas de peces cultivados en represas brasileñas con fines comerciales que se “escapan” de los criaderos y aparecen aguas abajo.

Esto, que en Brasil ocurre desde hace tiempo y está muy estudiado por la ciencia, se agravó en los últimos tiempos con cambios normativos en ese país donde las estructuras de control ambiental se han relajado o han sido trasladadas a carteras enfocadas en lo productivo.

“Hay un decreto nuevo que dice que el órgano regulador de esas producciones, que era el Ibama (Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Sostenibles) ya no hará más la fiscalización, que pasa a estar bajo el control de la secretaría de Producción bajo el pretexto que se va a fomentar el poder adquisitivo de la gente” explicó Luis Espínola, doctor en Ciencias Ambientales del laboratorio de Hidroecología del Inali (Instituto Nacional de Limnología).

Escapes y descontrol

A través de un decreto de la Secretaría de Acuicultura y Pesca de Brasil ese país busca impulsar la acuicultura mediante la implantación del cultivo de la especie tilapia del Nilo (Oreochromis niloticus) en 60 de los 73 embalses que existen en ese gigantesco territorio.

Esta práctica, que no es nueva, tiene varios problemas y uno de ellos son los “escapes”, que luego se convierten en un grave problema ecológico. “Al estar en reservatorios como los de Itaipú que está en el Paraná, o en otras represas sobre el río Uruguay, cuando algunos de estos peces se escapan bajan a aguas argentinas y se convierten en potenciales competidores contra las especies nativas que tienen el mismo nicho trófico”, explicó Espínola.

Si los escapes se multiplican las consecuencias ambientales pueden ser graves y llegar incluso a la extinción de algunas especies endémicas que solo habitan las aguas del Paraná. “Hay muchos investigadores que vienen alertando sobre lo que significa este decreto en Brasil, no se puede dejar que sean los ámbitos de la producción los que fiscalicen y se otorguen permisos a mansalva” agregó el científico.

La cuenca, afectada

Como ocurre con todo lo relativo a lo ambiental, los daños no quedan circunscriptos a un solo lugar, sino que se afecta todo el sistema. En este caso, lo que se hace aguas arriba tiene incidencia en el resto del río o aguas abajo. “Esto que se hace en Brasil muy probablemente termine afectando a la Argentina, a Uruguay y a toda la cuenca” puntualizó el experto en Ciencias Ambientales.

Además de lo que ocurre con la tilapia. Espínola citó otros ejemplos de especies no nativas que han aparecido en aguas argentinas en los últimos años, como el tambaquí, un pez similar al pacú de origen amazónico que se cultiva en Itaipú y que ya apareció en el Paraná a la altura de Corrientes.

Otro ejemplo viene desde la piscicultura chilena de salmones que se escapan, entran a los ríos patagónicos y terminan apareciendo en el Delta del Paraná y del río Uruguay. “La acuicultura es un vector muy importante de introducción de especies exóticas, si no hay medidas en conjunto puede traer varios problemas ecológicos a toda la región”, sintetizó el científico.

Conocimiento científico

En un artículo reciente publicado en la revista Science sobre la amenaza que significa el cultivo de tilapias para los ríos brasileños (“Tilapia farming threatens Brazil’s Waters” de Patricia Charvet, Thiago Vinicius Trento Occhi, Larissa Faria, Barbara Carvalho, Clemerson Richard Pedroso, Laís Carneiro, Matheus Freitas, Miguel Petrere-Junior y Jean Ricardo Simões Vitule del Laboratório de Ecologia e Conservação de la Universidade Federal do Paraná, Curitiba) se explica con claridad.

“La tilapia del Nilo es una especie invasiva y el impacto ecológico asociado con su cultivo es grande. Estas políticas deben revisarse antes de que causen mayor daño ambiental en los frágiles sistemas acuáticos brasileños” señalan los científicos.

También alertaron sobre las consecuencias económicas y sociales de estas prácticas: “los pescadores locales, que ya están afectados por las represas y lagos artificiales, sufrirán mayor presión y habrá mayor competencia por el espacio”.

Estas invasiones “pueden destruir a las pesquerías tradicionales” generando pérdidas “que pueden ser catastróficas a largo plazo para las comunidades que viven cerca de esos reservorios”.

Impactos y soluciones

Una característica de los procesos de invasión de especies exóticas de peces es que no se nota a simple vista, algo obvio pero que no ayuda a que se tomen medidas de protección. “Es algo que casi no se nota, que no se ve, pero al problema lo notaremos en algunos años cuando ya esté instaurado y no se pueda erradicar. Una especie invasora que se establece es muy difícil de erradicar, no se logra visualizar el efecto ecológico a corto plazo e inmediatamente, a diferencia de episodios ‘espectaculares’ como los de mortandad de peces” subrayó Espínola.

Más allá de su invisibilidad, se trata de algo potencialmente muy grave desde sus impactos ambientales. Puede generar desde extinciones de especies nativas a cambios profundos en los ecosistemas, además de ser fuente de ingreso de nuevos patógenos o enfermedades desconocidas.

¿Qué se puede hacer para evitar o remediar esto? El científico explicó que Nación tiene protocolos de acción, y que la línea de trabajo fundamental tiene que pasar por un monitoreo constante y sistematizado de lo que pasa en el río. “Cuando vemos una especie introducida por más linda que sea hay que sacarla del rio, al tambaquí que pescaron en Corrientes lo devolvieron y en este caso el concepto ecológico de devolver está mal implementado, por no saber lo que era” aclaró el investigador del Inali. Para eso hace falta mayor difusión y conocimiento del efecto de las especies introducidas entre los pescadores.

Dejá tu comentario