menu
search
Santa Fe San Javier | Rosario | Policía de Santa Fe

El policía baleado en Rosario continúa luchando por su vida

Gabriel Sanabria, suboficial de la policía de Santa Fe y oriundo de San Javier, fue baleado el 27 de mayo en un operativo de control vehicular en la ciudad de Rosario, donde recibió 10 disparos. Permanece internado en estado crítico.

Gabriel Sanabria, suboficial de la policía de Santa Fe oriundo de San Javier que fue ferozmente baleado en un operativo de control vehicular en la ciudad de Rosario, continúa en estado crítico con asistencia respiratoria mecánica. Así lo informaron desde el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), donde el efectivo se encuentra internado y fue intervenido quirúrgicamente tres veces.

El agente, de 26 años, recibió en total diez disparos, dos de los cuales impactaron en el chaleco antibalas, mientras que ocho dieron en diferentes partes del cuerpo. Jorge Bitar, director del Heca, explicó que Gabriel "continúa en estado crítico, con asistencia mecánica respiratoria, en terapia intensiva, con sus signos vitales estables y con un tratamiento por fiebre".

poli.jpg
El suboficial permanece internado en estado crítico tras haber recibido 10 disparos.

El suboficial permanece internado en estado crítico tras haber recibido 10 disparos.

El ataque

El ataque ocurrió el pasado viernes 27 de mayo, pasadas las 2.30 en Arijón al 400, en momentos en que intentó identificar un Peugeot 206. Los ocupantes del auto se negaron a brindar información, sacaron armas largas por una ventanilla y atacaron a balazos al suboficial.

Detención y secuestro de armas

Tras el ataque se implementó un operativo cerrojo que localizó el automóvil que trasladaba a los atacantes abandonado y sin ocupantes en la esquina de Ayacucho y Hungría, a más de diez cuadras de donde se dio el infernal ataque a balazos a Sanabria. En ese coche, los peritos secuestraron 14 vainas servidas, según indicaron fuentes de la pesquisa.

En ese marco, se ingresó a una vivienda, donde fueron detenidos tres hombres y una mujer, dos de los cuales son adolescentes de 16 y 17 años. Secuestraron dos pistolas y dos ametralladoras.