miércoles 24 de noviembre de 2021
Santa Fe Bajante | Santa Fe | Puerto

El nivel del río Paraná se derrumba: en un mes retrocedió 1,35 metros en Santa Fe

El río midió 1,16 metros este miércoles en el Puerto de Santa Fe y el INA proyecta que descenderá por debajo del metro en los próximos días.

En la cuenca del río Paraná otra vez se profundiza el escenario de bajante: este miércoles midió 1,16 metros en el Puerto de Santa Fe, un nivel que está 1,35 metros por debajo de los 2,51 metros que alcanzó el 13 de abril, en lo que fue el último repunte importante.

La medición de este miércoles implica un repliegue de 2,25 metros en comparación con los 3,41 metros que el río midió entre el 18 y el 21 de febrero, el momento en el que tocó el pico más alto en lo que va del año.

bajante 2
En el 2020, el río retrocedió a solo 48 centímetros en el hidrómetro del Puerto de Santa Fe. El lecho de la laguna Setúbal emergió en varios puntos.

En el 2020, el río retrocedió a solo 48 centímetros en el hidrómetro del Puerto de Santa Fe. El lecho de la laguna Setúbal emergió en varios puntos.

Hay un dato más. Según las estadísticas del Instituto Nacional del Agua (INA), la altura promedio del río en Santa Fe en mayo es de 3,75 metros (se obtiene al promediar los niveles entre 1996 y 2020). Son dos metros y medio más que el nivel que tiene ahora el río en el puerto local.

Registro de alturas del río Paraná.jpg
El gráfico lo realizó el Centro de Informaciones Meteorológicas (CIM) de la FICH/UNL.

El gráfico lo realizó el Centro de Informaciones Meteorológicas (CIM) de la FICH/UNL.

Lo más importante es que el río seguirá bajando. Los ingenieros que monitorean la cuenca del Plata y elaboran las proyecciones para el sistema de alerta hidrológico del INA estiman una altura de 0,78 metros para el 25 de mayo en el Puerto de Santa Fe.

Es un nivel que se acerca a los 0,48 metros que midió el río entre el 21 y el 23 de mayo del año pasado, en lo que fue la altura más baja en 49 años en la ciudad de Santa Fe (hay que remontarse a los 0,42 metros de 1971 para encontrar una altura inferior en el puerto).

Bajante en Rosario.jpg
En Rosario, el impacto de la bajante el año pasado también fue muy significativo. El INA pronostica que bajará a 0,50 metros hacia el 25 de mayo.

En Rosario, el impacto de la bajante el año pasado también fue muy significativo. El INA pronostica que bajará a 0,50 metros hacia el 25 de mayo.

La cuenca del Paraná

La tabla de pronósticos del INA muestra que también se esperan alturas más bajas aguas arriba de Santa Fe hasta el 25 de mayo, en ciudades como Corrientes, Goya y La Paz, entre otras.

Pronósticos INA tabla.jpg
La tabla de pronósticos hídricos del Instituto Nacional del Agua (INA).

La tabla de pronósticos hídricos del Instituto Nacional del Agua (INA).

En el hidrómetro correntino se proyecta una altura de apenas 80 centímetros para el 25 de mayo y en Goya y Reconquista apenas por encima del metro.

En la desembocadura del río Iguazú en el río Paraná, en la triple frontera entre Brasil, Paraguay y Argentina, el nivel del río oscila cerca de los 5 metros, una altura que está 20 metros por debajo del nivel de alerta (25 metros).

La cuenca del Iguazú viene con tendencia bajante desde mediados de febrero, más allá de algún repunte puntual.

La cuenca del río Iguazú.jpg
La evolución del río Iguazú, según los registros de Prefectura Naval Argentina.

La evolución del río Iguazú, según los registros de Prefectura Naval Argentina.

La bajante, a mediano plazo

En el informe “Posibles escenarios hidrológicos en la cuenca del Plata durante mayo, junio y julio”, un grupo de especialistas del INA advierte que se espera un trimestre con lluvias “deficitarias” en el norte del Litoral y normales en el centro.

También avisan que el escenario actual es similar al del 2020 -el año de una bajante histórica- y con una tendencia climática desfavorable que podría agravar la coyuntura de bajante.

“Los aportes de caudal desde la mitad norte de la cuenca del Plata continuarán siendo muy inferiores a los valores normales que corresponden al otoño y al invierno”, concluye el estudio.

Embed