jueves 22 de octubre de 2020
Santa Fe | Salud | Ministerio de Salud | Reconquista

El caso de la bebé con dos cabezas en el norte de Santa Fe: los médicos no lo detectaron en las ecografías

Los controles previos durante el embarazo se realizaron en el Samco de Avellaneda. Pero los médicos que intervinieron no detectaron en ningún momento que se trataba de un bebé con dos cabezas. Ahora, la familia denuncia "mala praxis" y no descarta "suplantación de identidad".

El nacimiento de un bebé con dos cabezas en la ciudad de Reconquista no sólo genera sorpresa, sino que desnuda un posible caso de mala praxis en el norte de la provincia de Santa Fe, que ya es investigado por la Justicia y el Ministerio de Salud.

Las dudas en la familia se multiplican. No sólo porque nadie detectó durante el embarazo la malformación, sino porque se les informó que la bebé nació sin vida, pero existe una foto de la niña en la que aparece con pañales.

El pasado 25 de diciembre una joven de 21 años que cursaba la semana 39 de su segundo embarazo -a término- llegó en trabajo de parto al Hospital de Reconquista, en la ciudad ubicada a 325 kilómetros al norte de la capital provincial. Se dispuso su parto natural, pero por una falla cardíaca del feto no prosperó y los médicos debieron realizar una cesárea de urgencia.

Tras la intervención, llegó la sorpresa: los profesionales informaron a la abuela materna y a la mamá que la beba había nacido muerta, a pesar de que en un certificado figura que nació con vida; y cuando la pudieron ver, advirtieron que tenía dos cabezas y un solo cuerpo.

El director del hospital, Jorge Fiant, confirmó a Aire Digital que se trató de un caso de "gemelos siameses toracopagos" que fue advertido recién después del nacimiento. "Tenemos tranquilidad porque acá llegó una mujer únicamente a tener su bebé y con un embarazo que había tenido sus controles en otro efector", argumentó el profesional ante la situación, dejando en claro que si existió alguna falla en los diagnósticos no se produjo en Reconquista.

Explicó que no se realizan ecografías al momento del parto -salvo casos puntuales- ya que se trata de una paciente derivada del la red de salud pública que pasó por los estudios pertinentes.

Los controles previos durante el embarazo se realizaron en el Samco de la Avellaneda, de donde la joven es oriunda y que se encuentra a tan solo 6 kilómetros de la cabecera del departamento General Obligado.

Sin embargo, existe otro dato sorprendente. Según el abogado de la familia, Oscar Vázquez, en las dos ecografías que le realizaron durante el embarazo "no hay ninguna anomalía".

El abogado insistió: "Tengo un certificado firmado por la obstetra, que dice que era de sexo femenino, que nació viva y pesó 4,550 kilogramos. Pero a la abuela, le dijeron que nació muerta y no hicieron certificado ni de nacimiento ni de muerte".

El director del hospital de Reconquista reconoció lo que dijo el abogado. Dijo que el certificado existe pero explicó que una médica "se equivocó" al completar los datos. Dijo que se trataba de una bebé "nacida viva", pero resaltó que fue un "error" y que la bebé "nació sin vida".

De esta manera, Fiant ratificó el error de esta profesional que confundió, nada menos, que a un recién nacido muerto, con uno vivo.

Este lunes el abogado Vázquez presentó en la Fiscalía de Reconquista una denuncia para que se investiguen los posibles delitos de "mala praxis", porque los médicos no habrían advertido el embarazo siamés; o "suplantación de identidad", porque si los controles son correctos no descartan que esa beba que vieron no sea su hija. "La abuela materna sacó una foto a la bebé en la que se ve que tiene un cuerpo y dos cabezas, pero tenía pañal y no se le vio el sexo", agregó al respecto.

“No se pide resarcimiento económico, la mamá quiere saber qué pasó", resaltó Vázquez a Aire Digital. Y confirmó que solicitaron como medidas de prueba la exhumación del cadáver para que se realice el ADN, como así también el secuestro de las historias clínicas.

La secretaria de Salud de la Provincia, Sonia Martorano, confirmó que iniciaron una investigación en los efectores involucrados. "En octubre la mujer se realizó una ecografía en el Samco de Avellaneda donde no se habría detectado esta malformación. Esto es lo que denuncian los padres, vamos a investigar si es así y en Reconquista nace y se encuentran con este panorama", sostuvo la funcionaria. Lamentó que "no se detectó con tiempo para preparar a la familia".

Dejá tu comentario