jueves 26 de noviembre de 2020
Santa Fe | Niños | Santa Fe |

Día Universal del Niño: ¿Cómo es la ciudad a 95 centímetros?

En el marco del día universal del niño se llevó adelante una intervención en Plaza Arenales, espacio lúdico central de ese barrio. La actividad incluyó restauración de la zona de juegos, limpieza general del entorno, colocación de bancos y mesas hechas con pallets reciclados y un novedoso dispositivo: el taller lúdico "Cómo ves la ciudad a 95 cm".

El Día Universal del Niño se celebra todos los años el 20 de noviembre. UNICEF estableció la celebración para recordar a la ciudadanía que las infancias son el colectivo más vulnerable y quienes más sufren las crisis y los problemas del mundo.

Dicha fecha se conmemora en honor a la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989, el tratado internacional más ratificado de la historia. Un día mundial que recuerda que las infancias tienen derecho al juego, a la salud, la educación y a estar protegidas.

En ese marco, el espacio Igualdad Santa Fe junto a Madres Voluntarias Santa Rosa de Lima, llevaron adelante una intervención en Plaza Arenales, espacio lúdico central de ese barrio. La actividad incluyó restauración de la zona de juegos, limpieza general del entorno, colocación de bancos y mesas hechas con pallets reciclados y un novedoso dispositivo: el taller lúdico “Cómo ves la ciudad a 95 cm”.

Dicho taller se pensó desde dos enfoques: orientado a niños, quienes dibujaron con lápices y crayones las siguientes consignas: ¿cómo es la calle de su casa?, ¿cómo es tu barrio?, ¿Cómo es el caminito a la escuela? Con esos disparadores se buscan indicadores descriptivos de cómo entienden las infancias el lugar donde viven, qué cosas los hacen felices, cuáles las falencias, las carencias y deseos. En resumen: darle voz a niñas y niños sobre cómo ven la ciudad desde una participación ciudadana activa, que busquen generar mayor grado de autonomía de las visiones adultocentristas y que su mirada sobre el mundo sea visibilizada.

Y por otro lado el enfoque en los adultos, que fue llevado adelante con el dispositivo “Visor 95”. Una suerte de “lente” a 95 centímetros del piso que se lo fue ubicando ubicando en diferentes esquinas de la plaza para que las personas adultas pudieran ver cómo vive la ciudad un niño de 3 u 4 años: el andar por la calle, un cruce de esquina, la dimensión de las cosas y cómo el diseño del espacio público visto desde esa altura puede ser un obstáculo para las infancias.

barrio2.jpg
Joaquin Azcurrain, referente del espacio Igualdad Santa Fe mencionó “hay que empezar a entender al juego como algo serio. Los niños aprenden a vivir en comunidad jugando. Creemos muy necesario incorporar su voz y su mirada en el diseño de ciudad y de políticas públicas en forma transversal”.

Joaquin Azcurrain, referente del espacio Igualdad Santa Fe mencionó “hay que empezar a entender al juego como algo serio. Los niños aprenden a vivir en comunidad jugando. Creemos muy necesario incorporar su voz y su mirada en el diseño de ciudad y de políticas públicas en forma transversal”.

En este sentido Joaquin Azcurrain, referente del espacio Igualdad Santa Fe mencionó “hay que empezar a entender al juego como algo serio. Los niños aprenden a vivir en comunidad jugando. Creemos muy necesario incorporar su voz y su mirada en el diseño de ciudad y de políticas públicas en forma transversal”. Y completó “Esta iniciativa está pensada desde la mirada de niños de 3 a 4 años basada en la altura de 95cms, estatura promedio a esa edad según la OMS, lo que nos permite observar la ciudad desde su visión con la idea de que sea incorporada en la planeación del espacio público y diseño urbano, necesitamos tener un ejercicio de la ‘oreja verde’ de la que hablaba Francesco Tonucci, una escucha activa sobre qué ven y qué quieren las niñas y niños de los barrios de Santa Fe”.

A su tiempo, la diputada provincial, Agustina Donnet, que también se hizo presente en la jornada, declaró que “necesitamos tener una mirada moderna del estado en materia de infancias. En los próximos días a vamos a presentar una serie de iniciativas en la Legislatura Provincial que van en éste sentido, propuestas que buscan garantizar el derecho a la participación de niñas y niños en el diseño de políticas públicas. Debemos empezar a entender a niñas y niños como sujetos políticos activos que tiene mucho para aportar y decir”.

Una ciudad que puede ser habitada por un niño de 4 años puede ser habitada por todos. Y para ellos resulta necesario que los gobiernos locales y provinciales “abran” la jugada a esa cosmovisión. La participación de niñas y niños está consagrada en acuerdos internacionales y es un deber de las gestiones hacer lugar a mirada y a su voz para que el diseño de nuestras ciudades sea verdaderamente integral.