martes 26 de octubre de 2021
Salud | Hospital Iturraspe | Covid-19 | Ciudad de Santa Fe

El resurgir del viejo hospital Iturraspe como centro covid cumple un año y se prepara para un nuevo sueño

Hace un año, se habilitó el viejo hospital Iturraspe de Santa Fe para ampliar la cantidad de camas en la capital provincial. En la lucha contra el covid-19, demostró su valor estratégico y ya comenzó el proceso para transformarlo en un centro oncológico.

Las paredes del viejo hospital Iturraspe narran una historia que se divide en dos. Donde hay escombros y espacios vacíos, cuentan el abandono y el descuido. Pero en las áreas que desde hace un año volvieron a funcionar con la atención de pacientes covid y no covid, para los testeos, la vacunación y la refrigeración de las dosis anticovid, está la resistencia.

El renacer del Iturraspe viejo

En octubre de 2019 y con un amparo judicial de por medio, el viejo hospital Iturraspe -ubicado en Bulevar Pellegrini y avenida Freyre- fue cerrado para trasladarse hacia el nuevo Hospital Iturraspe en avenida Blas Parera. Uno de los hombres detrás del reclamo judicial fue el actual director del efector de salud, el mismo que encabezó su reinaguración hace un año. Y Osvaldo Marelli siempre contó con el apoyo incansable de doctor Ángel “Tucho” Pierini, ex jefe de cirugía del viejo Iturraspe, un médico imprescindible en la defensa del hospital.

Ambos recuerdan el momento del traslado del hospital como lo más triste que vivieron en su historia en la medicina. En la recorrida por el hospital que realizó AIRE, Marelli narró en detalle cómo se fue desalojando todo el edificio, que parecía condenado al abandono, pero también relató los pasos de la recuperación.

El director del hospital aseguró que la reapertura no hubiera sido posible sin el compromiso, la insistencia y el esfuerzo de los trabajadores nuevos y viejos de la institución. "Lo sacó adelante la gente que trabajó acá y se comprometió", dijo Marelli; y recordó a las agrupaciones que brindaron personal y apoyo: Movimiento de Organizaciones Barriales (MOB), Corriente Clasista Combativa (CCC), Movimiento Evita, Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y La Dignidad.

Iturraspe_1200 MTH.jpg
El viejo hospital Iturraspe de Santa Fe está en un punto central de la ciudad, en la intersección de la avenida Perón y bulevar Pellegrini.

El viejo hospital Iturraspe de Santa Fe está en un punto central de la ciudad, en la intersección de la avenida Perón y bulevar Pellegrini.

En marzo del 2020, con la pandemia del covid-19 y la necesidad de ampliar la capacidad de camas del sistema de salud, el viejo Iturraspe apareció en los planes como una posibilidad. En abril, el gobierno provincial comenzó a trabajar en la recuperación del hospital, que se reinauguró el 13 de octubre de 2020. En el peor momento de la pandemia, el gigante que parecía vencido, renació y demostró que estaba a la altura de los demás efectores de la ciudad.

Desde entonces, logró brindarle atención a al menos 1.317 pacientes, un 13% en estado grave y un 50% por covid. Con pocos meses de funcionamiento en la atención de casos de covid y no covid de mediana y alta complejidad, sumó a sus servicios el centro de testeo. Luego, cuando llegaron las vacunas dispuso un vacunatorio y en uno de sus depósitos descansan los freezers de las dosis de Pfizer que necesitan de instalaciones particulares y una menor temperatura.

Del traslado al centro covid de Santa Fe

A mediados de octubre de 2019, el director del hospital junto a otros médicos del hospital presentó una Acción de Amparo contra el gobierno provincial para impedir el traslado del hospital. El juez Iván Gustavo Di Chiazza no dio lugar al amparo y autorizó la migración de las instalaciones. "Por la topografía de la ciudad y la provincia era útil el hospital, pero lo pagó el pueblo y sufrimos nosotros porque conocíamos el hospital", destacó Pierini.

Iturraspe__MG_9975_1200 MTH.jpg
El Hospital Iturraspe viejo cuenta con una sala de terapia intensiva con 20 camas críticas y dos salas generales: una covid y una no covid.

El Hospital Iturraspe viejo cuenta con una sala de terapia intensiva con 20 camas críticas y dos salas generales: una covid y una no covid.

En marzo del 2020, el entonces ministro de Salud, Carlos Parola, citó a Pierini para consultarle sobre la posibilidad de recuperar el hospital. Enseguida comenzaron a trabajar en el edificio. Si bien la recuperación fue progresiva, Marelli destacó que el grueso de la terapia intensiva se hizo en solo 15 días.

A principios de septiembre de este año, el gobernador Omar Perotti confirmó en Aire de Santa Fe la transformación del hospital a centro oncológico. "La idea surgió en una de nuestras reuniones semanales, en la que se propuso el proyecto porque en toda la ciudad de Santa Fe no se podía responder a las necesidades de los pacientes oncológicos", contó el director del hospital.

Iturraspe__MG_0085_1200 MTH.jpg
En el Hospital Iturraspe viejo hay un depósito donde se guardan los freezers de las vacunas Pfizer que necesitan una temperatura de -80°.

En el Hospital Iturraspe viejo hay un depósito donde se guardan los freezers de las vacunas Pfizer que necesitan una temperatura de -80°.

"Seguimos con un sueño todavía no resuelto", advirtió Pierini; y reconoció que aún falta avanzar en el hospital oncológico. "Hay cosas que se pueden y deben hacer más rápido, por ejemplo, hace un tiempo que estoy pidiendo un organigrama para el nuevo efector de salud para poder ordenarnos", aclaró.

Lo que la pandemia dejó

La pandemia del coronavirus permitió darle fuerza política a la recuperación del lugar, pero en la cabeza de los miembros del hospital el objetivo siempre fue ponerlo y mantenerlo en funcionamiento. Aprovecharon esa oportunidad y hoy en el efector de salud trabajan unas 360 personas, muchos de los cuales fueron contratados para la atención en pandemia pero quedaron en el equipo del nuevo hospital.

Hace un mes, el viejo hospital Iturraspe fue escogido para centralizar la atención de los casos de covid en Santa Fe, pero la ocupación es del 60% en clínica general, del 40% en la sala covid y del 20% en la terapia intensiva. Con la disminución de las internaciones, pudieron comenzar a pensar en lo que será el nuevo efector de salud.

El futuro hospital oncológico

Una vez que la pandemia permitió pensar en otras cuestiones, el efector de salud se encamina a convertirse en el Hospital Oncológico J.B. Iturraspe. Actualmente cuenta con una sala de terapia intensiva con 20 camas -que en plena segunda ola llegaron a ser 26 plazas- y dos salas generales: una covid y otra no covid.

La UTI está ubicada en el ingreso por avenida Presidente Perón. Detrás de las habitaciones con camas críticas hay una sala que fue pensada como quirófano o como una segunda terapia intensiva, de ser necesario. Por el covid no se utilizó como UTI, por lo que hace meses está lista para recibir el equipamiento y comenzar a funcionar como quirófano.

Iturraspe_DJI_0790_1200 MTH.jpg
El Hospital Iturraspe Viejo fue vaciado en 2019 y volvió a reabrir el 13 de octubre de 2020.

El Hospital Iturraspe Viejo fue vaciado en 2019 y volvió a reabrir el 13 de octubre de 2020.

El sector que tiene puerta de ingreso por el Bulevar Pellegrini fue uno de los que ya se logró recuperar del abandono y, según explicó Marelli, será utilizado para colocar consultorios y un diagnóstico por imagen. En frente de la terapia intensiva y hacia el interior del edificio, hay una sala en donde se instalaron las oficinas y detrás de ella se está construyendo otra que funcionará para la atención de los pacientes con secuelas poscovid y su rehabilitación.

En el resto de los espacios del hospital, entre ellos el bloque edilicio que da a la esquina de bulevar y avenida Freyre, los escombros siguen siendo los protagonistas. En el interior no solo hay restos de lo que fue el viejo hospital iturraspe que funcionó hasta 2019, sino que hay marcas de un vaciamiento acelerado y brusco. Aberturas, grifería, aires acondicionados, calefacción central, partes de los baños y hasta de las escaleras. Todo eso fue arrebatado del hospital durante y después del desalojo en 2019.

El auditorio vacío con los agujeros en el piso donde estaban calzadas las sillas, una escalera con la baranda forzada, un laboratorio sin ventanas ni elementos, baños a la mitad, humedad y el techo caído por el paso del agua que permitió la ausencia de los grifos. Esas son algunas de las imágenes hacia el interior de la parte del hospital que todavía no pudieron recuperar.

Iturraspe__MG_0016_1200 MTH.jpg
Las terapias intensivas del Hospital Iturraspe viejo tienen ventanas que dan a la calle y permiten que los pacientes reconozcan el momento del día. Además, tiene ventanas hacia el interior.

Las terapias intensivas del Hospital Iturraspe viejo tienen ventanas que dan a la calle y permiten que los pacientes reconozcan el momento del día. Además, tiene ventanas hacia el interior.

En el edificio hay indicios, también, de puertas forzadas y barreteadas, por lo que estiman que no sol entró gente autorizada para llevar los elementos a otros efectores de salud, sino ajena a las instituciones.

El vaciamiento y la recuperación

"Éramos muy pocos luchando para algo que yo estaba convencido de que era necesario", indicó Pierini, una de las personas que sostuvo más fuerte la idea de que el hospital no debía cerrarse. "Nos vimos avasallados sin poder intercambiar ideas, porque estábamos de acuerdo en el traslado pero se podía salvar lo que debía salvarse", insistió.

Iturraspe_ Angel Pierini_1200 MTH.jpg
El doctor Ángel

El doctor Ángel "Tucho" Pierini fue una de las personas que defendió y logró la reapertura del hospital.

El médico contó que tiene recuerdos tristes y dolorosos del desalojo del lugar. "Me imaginé un traslado progresivo, pero fue un copamiento con gente que se llevó cosas que no debía", recordó Pierini.

Tanto Pierini como Marelli, destacan el sentido de pertenencia que lograron ellos y todos los trabajadores del hospital. “En 2019 estábamos en el patio y veíamos como se llevaban todo, hasta intentábamos pararlos, pero ese es el efecto cariño”, reflexionó Pierini. Para el doctor, el efector de salud es como su otra casa: "Yo le debo todo, como no voy a luchar, es como mi primera o segunda casa porque no sé en cuál estuve más", dijo.

Iturraspe_ Osvaldo Marelli 1200 MTH.jpg
Osvaldo Marelli es el actual director del viejo hospital Iturraspe.

Osvaldo Marelli es el actual director del viejo hospital Iturraspe.

Marelli remarcó el compromiso diario de los trabajadores y de quienes sacaron y sacan adelante la recuperación del hospital. "No nos falta nada", dijo en relación con los servicios que actualmente y en un futuro tendrá el hospital: vacunación, testeos, atención en sala general y crítica, un centro de rehabilitación de covid en proceso, los futuros consultorios, el diagnóstico por imagen y la idea de un centro de salud mental para adictos en la parte del hospital que todavía continúa en ruinas.