lunes 10 de agosto de 2020
Salud | Policía |

Coronavirus: la Municipalidad, fiscales y la Policía analizan medidas luego de las fiestas clandestinas

Después de un fin de semana con numerosas violaciones a las medidas de distanciamiento en la ciudad de Santa Fe, acuerdan medidas de control. En las últimas horas se produjo un récord de casos en la provincia. El gobernador Perotti habló del tema.

No fue un fin de semana más. Entre sábado y domingo, en la ciudad de Santa Fe y en la región, se detectaron fiestas clandestinas, campeonatos de fútbol y reuniones familiares o de amigos que se realizaron en clara violación a las normas dispuestas para controlar la pandemia de coronavirus.

La realidad preocupa a las autoridades locales y provinciales. Tanto es así, que esta mañana en el programa Creo, que conduce José Curiotto por Aire de Santa Fe, el gobernador Omar Perotti advirtió que se analiza la posibilidad de dar marcha atrás con las autorizaciones de reuniones familiares o afectivas, ya que la realidad demuestra que comienzan a convertirse en un foco de contagios. "Por qué esperar hasta tener números más altos de coronavirus", insistió.

Video Fiesta 1.jpg
Cerca de 400 personas encontraron en una fiesta de quince realizada en un galpón donde, además, funcionaba sin autorización un lavadero de autos. La Policía se hizo presente con numerosos patrulleros. Y también actuó la Municipalidad de Santa Fe.

Cerca de 400 personas encontraron en una fiesta de quince realizada en un galpón donde, además, funcionaba sin autorización un lavadero de autos. La Policía se hizo presente con numerosos patrulleros. Y también actuó la Municipalidad de Santa Fe.

En este contexto, en la sede del Ministerio Público de la Acusación (MPA) se reunieron autoridades de la Municipalidad, la Policía de la Provincia y la Fiscalía con el objetivo de dialogar sobre los controles que se realizan en la capital de la provincia, en el marco de la emergencia sanitaria por el covid-19.

Del encuentro participaron la secretaria de Control y Convivencia Ciudadana del municipio, Virginia Coudannes; la jefa de la Unidad Regional I de Policía, Marcela Muñoz; el fiscal Estanislao Giavedoni, a cargo de la Brigada Anticuarentena del MPA; el fiscal regional de Santa Fe, Carlos Arietti; y el subsecretario de Persecución Penal, Diego Poretti; el jefe de la Agrupación Cuerpos, Sergio Lamanna; el jefe de Operaciones, Juan Hernández; y el jefe de la Agrupación de Unidades de Orden Público, Carlos López.

Desde la Municipalidad se informó que en este encuentro se articularon acciones tendientes a coordinar esfuerzos en los operativos de control que se realizan, sobre todo, en horas de la noche. En el mismo sentido, se conversaron estrategias conjuntas a aplicar en cada uno de los operativos.

Una vez concluida la reunión, Coudannes agregó que se detallaron cuestiones relativas a los procedimientos y al accionar tanto de la Policía, como de la Fiscalía y la Secretaría de Control, de modo de continuar con los controles que se concretan cada noche.

El último fin de semana, la Municipalidad desbarató cuatro fiestas clandestinas durante distintos operativos de control. Entre la noche del sábado y la madrugada del domingo, la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana articuló las actuaciones con la policía de la provincia que culminaron con el desalojo de las personas y la confección de las actas correspondientes.

Se iniciaron causas penales

Desde el Ministerio Público de la Acusación, el fiscal Estanislao Giavedoni reveló que se inició una causa penal contra el padre de la chica que cumplía 15 años y organizó una fiesta de más de 300 personas en un lavadero de Callejón El Sable al 300. Lo mismo sucedio luego con los organizadores de los otros eventos.

"Es imposible formalizar una causa para cada una de las 300 personas que había en la fiesta y las que intentaban ingresar. Además, muchos eran menores. Pero el padre de la chica deberá enfrentar una audiencia imputativa, ya fue identificado, pasará por un proceso penal y esto le generará un antecedente. Luego habrá que ver si hay agravantes", dijo Giavedoni.

No sólo se produjeron reuniones en lugares cerrados, sino que se organizaron eventos masivos en lugares públicos. En la zona conocida como El Chaquito, este domingo alrededor de un centenar de personas se reunieron en las playas de la Setúbal. Los videos que circularon en las redes sociales muestran que los participantes no respetaron las medidas sanitarias –ya que no llevaban puestos barbijos– ni de distanciamiento social.

No faltó nada: DJ, un gazebo, bebidas y hasta un fogón. La fiesta comenzó a la tarde y se extendió hasta la noche, cuando llegó la policía. Minutos más tarde, los participantes se retiraron del lugar.

En sus redes sociales, la Vecinal El Chaquito publicó las imágenes de cómo quedó el lugar luego de la fiesta: residuos y envases de bebidas alcohólicas y gaseosas. Además denunciaron la falta de controles respecto de la cuarentena por parte de las autoridades comunales de Monte Vera.

También se produjeron inconvenientes en San José del Rincón, donde el Municipio intervino para desalojar una fiesta electrónica clandestina con 40 personas, que se desarrolló el sábado.

Además, ese mismo día, se desbarató un encuentro de fútbol con numerosos equipos, organizado por una liga independiente de Villa California. Se calcula que había alrededor de 100 personas.

Temas

Dejá tu comentario