sábado 22 de febrero de 2020
Política | Cristina Kirchner |

Por primera vez, Cristina Kirchner contó por qué no quiso darle la mano a Macri en el traspaso de mando

"No quería darle la mano", dijo en Cuba, durante la presentación de su libro.

La vicepresidenta Cristina Kirchner reconoció este sábado que la expresión de disgusto que mostró durante el traspaso de mando entre Alberto Fernández y Mauricio Macri fue porque "no quería darle la mano" al mandatario saliente y evaluó en primera persona que "los argentinos somos tilingos".

"Quiero contar la historia verdadera. No es que puse esa cara, me salió. Porque cuando él me extendió la mano, por un instante pensé en no dársela. No se la quería dar, porque no soy hipócrita y después de todo lo que había hecho contra mí y mi familia me parecía un gesto de hipocresía", contó la ex mandataria.

Leer más ► En Cuba, Cristina Kirchner criticó al FMI y respaldó la revisión de tarifas

Entre las risas del auditorio de la sala Nicolás Guillén de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña en La Habana, la vicepresidenta sostuvo que finalmente le dio la mano a Macri porque se "imaginaba lo que iban a decir" si no lo hacía pero que "mientras pensaba todo eso" le "salió esa cara".

"Quiero contar la historia verdadera. No es que puse esa cara, me salió. Porque cuando él me extendió la mano, por un instante pensé en no dársela. No se la quería dar, porque no soy hipócrita y después de todo lo que había hecho contra mí y mi familia me parecía un gesto de hipocresía", contó la ex mandataria.

La ex presidenta comparó la situación con lo ocurrido recientemente en el Congreso de los Estados Unidos cuando el presidente, Donald Trump, evitó darle la mano a la titular de la Cámara de los Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, quien a su vez rompió el discurso del mandatario.

Leer más ► Trump no saludó a Pelosi y ella rompió una copia de su discurso

Tras afirmar que si eso hubiese ocurrido en la Argentina se hubieran escrito "ríos de tinta" porque "hay muchos admiradores de lo que pasa en el país del norte", lanzó: "Lo tilingos que somos los argentinos, y me incluyo".

"Uno también tiene eso de adoptar cosas que te imponen como forma de comportamiento. Todos tenemos eso. Es hora de dejar de ser un poco tilingos y asumir lo que sentimos y también sentirnos orgullosos", agregó.