menu
search
Política Provincia de Santa Fe | Obras públicas | inflación

Por el difícil contexto económico, algunas obras nacionales en Santa Fe entraron en "luz amarilla"

Desde la Cámara Argentina de la Construcción advierten que la demora en los pagos y en las redeterminaciones de precios, por la inflación, generará que algunas obras se demoren o directamente se paren. La situación es admitida por el gobierno de Santa Fe, que asegura que "por ahora" no hay obras paradas, pero sí "en luz amarilla".

Un comunicado interno de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), fechado el pasado 13 de septiembre, expone el estado de situación en el que se encuentra la obra pública en Argentina, sobre todo en lo que tiene que ver con el proceso inflacionario, la crisis generada por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y la corrida cambiaria. La situación pone en luz de alerta la continuidad de los planes de obra. El gobierno de la provincia de Santa Fe sigue de cerca la problemática, y destaca que “por ahora” no hay obras paradas, pero sí en “luz amarilla”.

El comunicado interno de Camarco habla de “problemas que afectan a las empresas que ejecutan obras públicas, por su gravedad y su previsible extensión en el tiempo” y asegura que la situación podría poner en riesgo la continuidad de las empresas.

“En el curso de la ejecución de los contratos de obra, se está produciendo una serie de inconvenientes que generan daños muy importantes para la economía de los contratos, y consecuentemente, graves perjuicios para las contratistas”, señala el texto del documento y alerta sobre “las excesivas e injustificadas demoras en las certificaciones y pagos de las redeterminaciones de precios, en momentos en que la alta inflación sufrida”. Para las empresas, estas redeterminaciones resultan “una parte sustancial de su remuneración”.

Desde la Cámara explican que el actual ritmo inflacionario obliga prácticamente a una redeterminación cada mes, y cada una de ellas, lleva un proceso administrativo de varios meses, y resaltan que esa situación empeora cuando los contratos son con provincias o municipios porque se juntan dos jurisdicciones a la tramitación.

obra pública puente sobre canal san eugenio.jpeg
Desde la Cámara explican que el actual ritmo inflacionario obliga prácticamente a una redeterminación cada mes.

Desde la Cámara explican que el actual ritmo inflacionario obliga prácticamente a una redeterminación cada mes.

Otro de los aspectos advertidos por los empresarios está relacionado con la representatividad de los índices de incremento de precios. “Nos preocupa la irrepresentatividad de los datos del Indec respecto a los precios de insumos y materiales de obra utilizados para hacer la redeterminación”, indica el comunicado.

Como si fuera poco, Camarco apunta a la “distorsión significativa” de los precios de los materiales y/o sus formas de comercialización a causa de la escasez por los efectos de la cuarentena y por los cambios en el comercio exterior a raíz de la guerra entre Ucrania y Rusia y sus consecuencias geopolíticas.

“A eso se suma que en los últimos meses se agrega la demora en los pagos y su condicionamiento a la asignación por el Ministerio de Economía de la Nación de cuotas trimestrales presupuestarias. Estas se ven limitadas o demoradas por medidas de contención del gasto y reducción del déficit público”, describen los empresarios.

Las contratistas remarcan que “esta situación afecta el ritmo de obra por imposibilidad financiera para mantenerlo, con un atraso consecuente en la ejecución de los trabajos y en el cumplimiento de la curva contractual”.

Ante este escenario, la Cámara aseguró que realiza gestiones en todos los niveles del gobierno nacional, reclamando soluciones urgentes referidas a la readecuación del sistema de redeterminaciones “para que sea ágil y representativo”.

“Hemos advertido sobre la necesidad de adoptar medidas urgentes que mitiguen estas situaciones, porque se afectará fuertemente la ejecución de las obras”, sostienen y advierten que “no vemos probable una solución en tiempo oportuno” y deja en libertad para que las empresas “decidan y adopte las medidas que estimen prudente para preservar su continuidad”.

¿Cuál es la situación de la obra pública en Santa Fe?

En diálogo con AIRE, Verónica Eizmendi, presidenta de la delegación Santa Fe de la Cámara Argentina de la Construcción, aclaró que “las obras provinciales con respecto a los pagos están bien. No hay deuda de certificados ni redeterminaciones” y explicó que en la provincia el certificado y la redererminación se realizan en el mismo momento y se hace con el último índice de precios disponible.

Al igual que en el comunicado de la cámara a nivel nacional, Eizmendi precisó que “el problema es que con este contexto inflacionario tan grande no son representativos los índices y eso si influye en el ritmo de obra”.

“Las redeterminaciones están muy atrasadas. Hay obras con un atraso en las redeterminaciones de un año y no se puede sostener una obra de esa manera. Hay un riesgo alto si no se encuentra solución. Hay mucho desfasaje en la redeterminación y los índices no representan los aumentos reales”.

La titular de la delegación santafesina de la Cámara Argentina de la Construcción aseguró que el diálogo con el Ministerio de Infraestructura y de Economía de la provincia “es permanente” con el objetivo de encontrar una solución. “La solución definitiva sería cambiar la ley, pero ese es un proceso largo. Se trata de encontrar una solución provisoria y que las obras no se paren”, destacó. Al respecto, afirmó que “en este momento, no hay obras paradas en la provincia”.

Al ser consultada sobre las obras más afectadas por la situación, Eizmendi reveló que son los trabajos viales los que sufren las consecuencias. “En ese aspecto, el problema es el índice del gasoil que no acompaña. El valor del gasoil a granel, que siempre fue menor al del surtidor, ahora es al revés”.

Una situación similar sufren las obras eléctricas, pero con productos importados. “Aumentan hasta en dólares”, lamentan los empresarios. En cuanto a las obras del programa Casa Propia, "los índices en los que se basa el gobierno para hacer la redeterminación, tampoco es representativo".

“Estamos con la esperanza de encontrar una solución intermedia, estamos atentos y haciendo gestiones. Hay que solucionar si no se van a empezar a relentizar las obras. A ninguna empresa le conviene ni demorar ni parar ninguna obra porque eso tiene un costo extra. Vamos a hacer lo imposible para seguir”, remarcó.

La situación respecto a la obra pública nacional en Santa Fe viene siendo reconocida por el gobierno de la provincia. El pasado 6 de septiembre, el gobernador Omar Perotti fue consultado sobre si se mantiene el ritmo en la obra pública o se ralentizó. Al respecto, el mandatario santafesino dijo que "estamos con un proceso más lento. Lo que tenemos como ventaja es que esas obras iban con un ritmo que estaba por encima de la curva de ejecución. Las empresas iban más rápido que los tiempos establecidos”.

“Hoy, al estar en menor actividad, les permite seguir sosteniendo el período o el plazo de obra establecido", agregó.

El titular del Ejecutivo provincial señaló que "deseamos que las obras que están en marcha continúen. Vamos a analizar muy bien antes de iniciar nuevas obras, pero tratando de mantener en la provincia el ritmo de las existentes” y destacó que “la obra pública es fundamental por lo que genera en la ocupación y en la dinámica pública”.

Luz amarilla

Desde el Ministerio de Infraestructura de la provincia reconocieron a AIRE que el gobierno nacional “está con problemas con algunas empresas y obras, sobre todo en aquellas que no tienen redeterminación de precios. Ahí empieza a haber algunos conflictos por falta de precios de referencia, de materiales y la corrida del dólar”.

“Se dispararon los precios y se encarecieron mucho las obras. Además, hay programas de obras nacionales “que no contemplan redeterminación de precios”, explicaron desde el área.

De todos modos, desde la cartera aseguraron que “las obras nacionales en la provincia están aseguradas”, e informaron que hay contactos de Nación y de la Provincia con las empresas. “El contacto es permanente y se está atendiendo caso por caso. Algunos casos particulares que puedan justificar sobremanera la no continuidad de una obra o la relentización. Se está negociando o contemplando”.

Sin embargo, desde el gobierno destacaron que “por ahora no hay obras que estén paradas en Santa Fe, pero si con luces amarillas”.

¿Qué pasa con la industria en Santa Fe?

En oportunidad del Día de la Industria, AIRE entrevistó a Ivana Taborda, presidenta de UISF Joven, quien reconoció que "hay un antes y después desde junio", ya que hasta ese mes venían con una producción activa, con porcentajes positivos, pero ahora la realidad es otra. Aunque reparó en que hay un buen nivel de producción en la industria en general, y la metalúrgica en particular, las cuestiones son en este momento "imposible de imaginar". En este sentido, agregó que "es una realidad donde un día nos levantamos con una apreciación y otro día cambia de una manera que nos excede", al tiempo que señaló la dificultad para planificar a futuro.

"Es un contexto nacional y mundial complicado, pero los empresarios tenemos algo positivo, que es la resiliencia, y por eso seguimos apostando a la industria nacional. Si tenemos un Estado que promulgue el desarrollo productivo del país, la industria siempre va a dar sus réditos", aseguró.

Además, dijo que los mayores problemas que atraviesa la industria en este momento son la dificultad para poder conseguir materia prima que se importa del exterior y la falta de mano de obra calificada para trabajar, lo que afecta directamente a la capacidad de producir y de expandirse de cada empresa.