menu
search
Política | violencia de género | Legislatura de la Provincia de Santa Fe |

Piden la declaración de la emergencia por violencia de género en el departamento San Martín

Un proyecto que busca declarar la emergencia por violencia de género en el departamento San Martín tiene estado parlamentario en ambas cámaras legislativas. Desde Mumalá advierten que "las políticas públicas son escasas, no alcanzan y no llegan al territorio".

Un proyecto que busca declarar la emergencia por situaciones de violencia de género en el departamento San Martín, tiene estado parlamentario en ambas cámaras de la Legislatura de Santa Fe. Se trata de una iniciativa impulsada por Mumalá (Mujeres de la Matria Latinoamericana) de Santa Fe. El proyecto tiene como fundamento un notorio incremento de casos de violencia de género y de abusos sexuales contra jóvenes, niñas y niños de ese sector del territorio santafesino.

En diálogo con AIRE, María José Zocchi, coordinadora provincial de Mumalá precisó que el proyecto responde a “algunas situaciones específicas que se dan en este territorio. Hace 11 años Mumala trabaja en la zona y en los últimos tiempos, sumado al femicidio sin resolver de Florencia Gómez, a la espera de juicio del femicidio de Verónica Soulé -se postergó tres veces-se suma el pedido en reiteradas oportunidades de una fiscalía especializada en género. Tenemos un solo fiscal para todo el departamento San Martín”.

Leer más ► Intento de femicidio en San Jorge: la víctima sigue en muy grave estado

“Las últimas situaciones fueron el caso de una chica que encontraron en la ruta, entre San Jorge y Sastre, con signos de abuso, y el femicidio suicida de Florencia Chávez”, añadió Zocchi. Florencia Chávez sufrió una doble situación de abuso sexual: primero por parte de su padrastro a los 14 años, Luego, volvió a sufrir abuso sexual y golpes. A los 19 años, se suicidó.

Según comentó la coordinadora provincial de Mumalá, a esas situaciones descritas se suma lo expresado por la defensora pública de San Martín, quien reconoció su preocupación por el aumento de las situaciones de violencia y abuso sexual. En la alcaidía de Sastre hay una situación de hacinamiento de presos: tiene capacidad para 12 y hasta hace un tiempo, había 39. “Casi el 80% son vinculados a causas de abuso o violencia de género”, destacó Zocchi.

“Sostenemos que la verdadera inseguridad en San Martín, no es la de las grandes ciudades (robos y violencia interpersonal), sino que hay un aumento considerable de situaciones de violencia y abusos sexuales a jóvenes, niños y niñas”, admitió la integrante de Mumalá.

Embed

Al ser consultada sobre algún tipo de medidas específicas para el departamento por parte del área de Género de la provincia, Zocchi indicó que “no hemos tenido novedades”. En ese sentido, desde Mumalá explicaron que “las áreas de género de los gobiernos locales cuentan con escasos recursos, y tiene que ver con la falta de recursos que gira la provincia”.

María José Zocchi sostuvo que ya se ha reclamado al gobierno provincial el fortalecimiento, mediante programas específicos, de las instituciones que trabajan en el territorio. “Las políticas públicas que se implementan son escasas, no alcanzan y no llegan al territorio”, aseguró.

Desde Mumalá se hicieron otros reclamos al área de Género de Santa Fe. “Para el acompañamiento de la víctima, no hay programa provincial”, indicaron. Según comentaron, existe el programa Acompañar, que es nacional, por el término de seis meses, y se tramita mediante municipios y comunas. “Las organizaciones no podemos tramitarlos”, lamentaron desde la organización.

Leer más ► A un año del femicidio de Florencia Gómez en San Jorge

“Otra de las cosas que pedimos es que funcionen los consejos consultivos, como venían funcionando, que se hacían por regiones, y pedimos el consejo consultivo del dpto. San Martín”, dijo Zocchi, quien, además, criticó: “es fundamental que haya articulación. Vemos superposición de instituciones y funcionarios que burocratiza”.

Otra de las críticas realizadas desde Mumala tiene que ver con la aplicación de la ley Micaela. “No alcanza una charlita y una capacitación de dos horas. No hay seguimiento sobre si la capacitación da los resultados esperados”, dijo Zocchi y recordó que “Florencia Chávez, al hacer la última denuncia por abuso sexual y golpes, estuvo tres horas para que la atiendan. La perspectiva de género y la capacitación, brillaron por su ausencia”.

“Nosotros como organizaciones autogestivas no damos abasto para sostener y acompañar, sin recursos, la cantidad de situaciones que nos llegan. Muchas veces nos vemos desbordadas”, admitieron desde Mumalá y lamentaron que “tampoco se cumple con el patrocinio gratuito para las víctimas y muchas veces no tienen con qué pagar un abogado. Son michas las situaciones que se van acumulando y con la situación económica se nota mucho más”.

PLACA NUMEROS-VIOLENCIA-DE-GENERO.jpg