martes 27 de octubre de 2020
Política | Medios | Redes sociales |

Miriam Lewin sobre NODIO: "No queremos censurar ni prohibir a nadie"

La defensora del Público de Comunicación Audiovisual, Miriam Lewin, dio detalles del lanzamiento de Nodio, un nuevo observatorio dedicado a registrar, analizar y prevenir el caudal de informaciones y contenidos maliciosos y falsos en los medios de comunicación masivos.

La defensora del Público de Comunicación Audiovisual, Miriam Lewin, dio detalles del lanzamiento de Nodio, un nuevo observatorio dedicado a registrar, analizar y prevenir el caudal de informaciones y contenidos maliciosos y falsos en los medios de comunicación masivos. El observatorio tiene como objetivo garantizar a la ciudadanía la protección contra noticias que promueven la polarización social y la violencia.

“Nuestra labor en la defensoría está ligada a defender a las audiencias que acuden a nosotros. Para defenderlas y garantizar sus derechos teníamos que hacer algo con respecto a los discursos violentos y la desinformación que circula en las redes sociales y en los medios de comunicación” dijo Lewin.

Lewin explicó que en este observatorio no se recibirán denuncias ni reclamos sino que se va a construir un centro de estudios del fenómeno de noticias falsas y analizar casos reales promovidos en las redes sociales que se reproducen en los medios.

Miriam Lewin2.jpg
“Nuestra labor en la defensoría está ligada a defender a las audiencias que acuden a nosotros. Para defenderlas y garantizar sus derechos teníamos que hacer algo con respecto a los discursos violentos y la desinformación que circula en las redes sociales y en los medios de comunicación” dijo Lewin.

“Nuestra labor en la defensoría está ligada a defender a las audiencias que acuden a nosotros. Para defenderlas y garantizar sus derechos teníamos que hacer algo con respecto a los discursos violentos y la desinformación que circula en las redes sociales y en los medios de comunicación” dijo Lewin.

“En una reunión con la gente de Facebook nos contaron que el año pasado habían cerrado 6.500 cuentas que generaban discursos de odio. Muchas de esas cuentas donde circulaban mensajes violentos o falsos no pertenecían a personas reales”, contó la defensora del público.

“Nosotros no queremos censurar ni prohibir a nadie. La defensoría no tiene esa potestad. Lo que queremos es, en cooperación con las plataformas, universidades y organizaciones civiles, realizar acciones de concientización de esta problemática. Como lo indica Naciones Unidas, queremos realizar campañas de educación que promuevan la alfabetización mediática e informacional”, explicó Lewin.

“La idea es que haya más opinión, más libertad de expresión y más voces. Cuando una minoría es atacada o discriminada se llama a silencio, se retira de la discusión en la plaza pública y la democracia pierde”, completó.