martes 14 de julio de 2020
Política | Alberto Fernández | Vicentin |

Datos clave para entender los posibles escenarios para Vicentin

Luego del cambio de estrategia, Alberto Fernández decidió escuchar otras voces. Según el gobierno, lo que más le preocupa es la posibilidad de que la empresa termine en mano de alguna multinacional.

El Gobierno, con el presidente Alberto Fernández a la cabeza, y los directivos de la empresa Vicentin, ingresaron en una instancia de negociación para "rescatar" la compañía, agobiada por una deuda de más de 1.500 millones de dólares.

Si bien el jefe de Estado se mostró abierto a explorar alternativas a la expropiación de la empresa (una medida que los dueños de Vicentin rechazan), lo cierto es que el Gobierno considera que este es por ahora el único recurso jurídico que evitaría que la firma caiga en manos extranjeras.

La propuesta de Vicentin para evitar la expropiación, expuesta ayer por el CEO de la empresa Sergio Nardelli ante el presidente Fernández en Olivos, consiste en transferir el control de la compañia a YPF y a la Asociación de Cooperativas Argentinas.

El gobernador Omar Perotti (que no simpatiza con la idea de la expropiación) actuará de intermediario entre el Gobierno y la empresa.

Sin embargo, el Presidente, acompañado por la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, respondió que la propuesta resulta riesgosa porque no evitaría que el proceso de quiebra en la que está sometida la empresa derive en la adquisición de un consorcio extranjero que integra la lista de acreedores.

avellaneda8.jpg
La masiva protesta de principios de semana se trasladó hasta la ciudad de Reconquista, frente a las instalaciones del hotel en donde los integrantes de la comitiva interventora estaban alojados. 

La masiva protesta de principios de semana se trasladó hasta la ciudad de Reconquista, frente a las instalaciones del hotel en donde los integrantes de la comitiva interventora estaban alojados.

De todas maneras, Fernández no descartó como posibilidad que se conforme un holding mixto con todas las empresas vinculadas a Vicentin, capitales privados, el estado provincial y municipal, y que la administración recaiga en el Estado nacional. Las negociaciones continuarán hoy y la semana próxima.

En ellas, el gobernador Omar Perotti (que no simpatiza con la idea de la expropiación) actuará de intermediario entre el Gobierno y la empresa. El proyecto de expropiación, anunciado por el Presidente el lunes pasado, queda en suspenso, pero no fue descartado.

La mano de Ricardo Echegaray

La iniciativa, redactada por la senadora ultrakirchnerista Anabel Fernández Sagasti, habría sido ideada por el exjefe de la AFIP durante la gestión del kirchnerismo, Ricardo Echegaray.

En el oficialismo no todos comulgan con la expropiación de Vicentin, pero no lo hacen público. Entre ellos figura el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

En el oficialismo no todos comulgan con la expropiación de Vicentin, pero no lo hacen público.

Este cuerpo será el que definirá la suerte de la expropiación de la empresa, si es que el Gobierno decide enviar el proyecto de ley al Congreso.

Se descarta que la mayoría oficialista le dará media sanción. Sin embargo, en la Cámara baja el bloque oficialista está en minoría y necesitará de al menos 10 aliados opositores para alcanzar el quórum en la sesión.

En principio tendría los números, pero los márgenes son muy estrechos y Massa se lo advirtió al Presidente. El bloque de Juntos por el Cambio ya anticipó su rechazo y no descarta hacer causa común con el lavagnismo para evitar la posible expropiación de Vicentin.

Dejá tu comentario